Ancelotti, con piel de camaleón

El italiano no ha dado al Real Madrid un estilo propio en su segunda etapa en el banquillo madridista

La consigna es adaptarse a cada partido en función del rival

Carlo Ancelotti no tiene un plan definido para el Real Madrid
Carlo Ancelotti no tiene un plan definido para el Real Madrid | JAVI FERRANDIZ

Sport.es

A pesar de la victoria, la semifinal de la Supercopa de España contra el Barça dejó muchas dudas sobre el juego del Real Madrid. El conjunto madridista se llevó el gato al agua en la prórroga castigando al contraataque a un equipo blaugrana que fue dueño de la posesión. El veterano técnico lidió con las críticas tirando de ironía después de conquistar el primer título de la temporada.

Y es que Ancelotti ha decidido basar su segunda etapa en el banquillo del Real Madrid con un estilo camaleónico, sin señas de identidad y basado en el estilo del rival. El técnico italiano no descarta ninguna forma de jugar y la consigna es acoplarse a cada partido. A modo de ejemplo, tras conocerse el emparejamiento con el PSG en los octavos de final de la Champions League ya avanzó su intención de ceder el balón a los parisinos, tal y como hizo con el Barça en Arabia Saudí.

El Real Madrid es letal jugando al contraataque, con lanzadores como Kroos, Alaba, Modric o Casemiro y galgos como Vinicius y Rodrygo. A ello se suma la inteligencia táctica de Benzema. Un conjunto de piezas que permiten jugar con vértigo.

Y es que para Ancelotti, la posesión no tiene sentido sin verticalidad. Precisamente, porque puede propiciar las contras del rival. Y esa es la consigna que aplica también cuando el partido le obliga a ser protagonista.

El italiano deja en sus tres centrocampistas la interpretación del juego. Ellos marcan la pauta en el repliegue, en la presió o en la posesión, según demande el partido. Modric, Casemiro y Kroos son fijos. Y si no han jugado más de la mitad de los partidos (15 de 30) por la lesión de Kroos, que le tuvo en el dique seco los primeros ocho partidos de la temporada.

Asignatura pendiente

La única asignatura pendiente en el libreto de Ancelotti es desencallar los partidos ante rivales defensivos. Prueba de ello es que seis de los siete partidos que no ha ganado esta temporada ha sido contra equipos de perfil bajo. En la Champions League, contra el Sheriff (1-2) y en La Liga Santander, contra Levante (3-3), Espanyol (2-1), Osasuna (0-0), Cádiz (0-0) y Getafe (1-0).

De los diez primeros clasificados en el torneo doméstico solo ha cedido un empate contra el Villarreal (0-0). El resto de enfrentamientos los ha saldado con victoria ante Betis, Valencia (2), Rayo Vallecano, Barça, Real Sociedad y Athletic (2). También en la fase de grupos de la Champions League doblegó al Inter en los dos partidos.

Ancelotti no tiene definido un plan contra defensas cerradas. Sus esquemas son inamovibles, con Benzema, Vinicius como fijos y Asensio y Rodrygo alternando esa tercera posición de ataque que estaba reservada para Bale, otro futbolista de vértigo.

Pese a estrellarse una y otra vez contra rivales ultradefensivos, el italiano no ha probado ni una sola vez con un '9' de referencia como podría ser Jovic. Ese es el talón de Aquiles del camaleónico Ancelotti.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil