pau

El reencuentro más deseado

OPINIÓN

Nacho Solozabal

Una noticia inesperada. En muchas ocasiones se había rumoreado, nunca nada serio, que Pau Gasol podría “colgar las botas” en el Barça. Al final, los deseos de todos se han hecho realidad. Más allá del ‘bombazo’ que representa su fichaje, hemos de valorar lo que podrá dar el jugador al Barça. El punto de partida será contrastar cómo se ha recuperado de su lesión en el pie. Saras, valedor del fichaje, deberá ver si Pau puede mantener un buen ritmo de juego en los entrenamientos y ello no repercute en más problemas físicos o recaídas. Una vez superado este primer test, Pau puede ser una pieza importante para el grupo.

Es cierto que lleva tiempo sin competir, pero su enorme calidad y experiencia puede suplir esta inactividad. Tal vez no será ya un jugador referente en la pista, pero sí que puede ser un gran complemento. El Barça espera de él que ejerza de revulsivo en situaciones concretas. Por descontado que vuelve al Barça con muchas ganas e ilusión, algo que a buen seguro contagiará a sus compañeros. No tiene la Euroliga entre sus éxitos, por lo que su reconocida ambición por ganarlo todo puede acercar un poco más el título al Palau. Por otra parte, seguro que a todos los rivales de los blaugranas, tanto en la ACB como en Europa, les habrá entrado un cierto miedo escénico con la incorporación de una estrella como Gasol. Sin duda, Pau necesitará algo de tiempo para acoplarse a sus nuevos compañeros. Pero está acostumbrado a convivir con los constantes cambios de equipo. Le deseo lo mejor.

EL BARÇA LO ACOGE CON ILUSIÓN

El fichaje de Pau se produce en un escenario muy especial. No sé quién ha dado el primer paso, pero la entente estaba cantada. Es evidente que en estos momentos el Barça está en un gran momento de forma y el vestuario está cohesionado. Pero no es menos cierto que el poder contar con un jugador como Gasol no es una ocasión que se produzca todos los días. Además, la buena relación entre el Club y el jugador se ha mantenido siempre. Tampoco podemos olvidar que Pau quiere participar en los próximos Juegos Olímpicos y para ello necesita convencerse de que estará preparado para este reto.

El Barça no podía obviar el deseo del jugador y, en consecuencia, ha hecho bien en acogerlo en estos momentos tan especiales para él. Ahora sólo cabe esperar que su puesta a punto sea positiva y Saras le saque el máximo rendimiento. Es evidente que, si Pau juega, otros hombres tendrán menos minutos. Es la lógica de un equipo profesional de máximo nivel, y no debe provocar ningún problema en el vestuario. Por fin se produce el reencuentro. Los aficionados aún no se lo acaban de creer. Lástima que no lo podrán disfrutar en el Palau. Pero todos ellos están encantados de volverlo a tener en el Barça.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil