Sport.es Menú
Leo Messi felicita a Rakitic en el gol que deja al Real Madrid fuera de la Liga

El Barça firma la caída del imperio blanco

OPINIÓN

J.Mª Casanovas

Mazazo a la Liga. El Barça deja KO al Madrid y suma doce puntos de ventaja. El título pinta blaugrana. El Bernabeu sigue siendo el campo fetiche para los de Valverde. El resultado es lo de menos, lo que contaban eran los puntos en juego. Basto un gol de Rakitic para desarbolar a un rival que vive la crónica de una muerte esperada. BenzemaBaleSergio RamosKroos y Modric ya no dan mas de si. Quieren pero no pueden. Lo intentan pero no les sale. Es el fin de una época que se ha acelerado con la marcha de Cristiano. El Barça firmó anoche la caída del imperio blanco.

En cuatro días el Real Madrid ha perdido dos títulos. Un correctivo muy duro que deja a Solari contra las cuerdas, sin futuro. La cara de Florentino era un poema. Ni milagro ni gesta. Otra derrota ante la bestia negra blaugrana. No fue un gran partido, solo destacó el coraje y el espíritu de lucha que pusieron todos los jugadores conscientes de lo mucho que se jugaban. Es patético pensar que Modric ha ganado el último Balón de Oro. Los años han menguado su resistencia física y su futbol se apaga a ojos vista. No llega a ser ni la sombra de Messi. El centro del campo madridista perdió la batalla, Arthur volvió a dar equilibrio y control bien apoyado en Rakitic que hace méritos para no ser moneda de cambio el próximo verano.

Era lógico que anoche los jugadores de Valverde acusaran el partido de Copa. No son máquinas y supieron dosificarse con inteligencia. Bastaba con un gol y con este objetivo centraron sus esfuerzos. En la segunda parte, Messi estuvo medio ausente. Estaba tocado pero quiso acabar el partido, eso explica que no acertara en un par de ocasiones para sentenciar el marcador. Dembele tampoco estuvo muy inspirado, pero así y todo eclipsó a Vinizius que soñará con la marca eficaz que le hizo Sergi Roberto. Con doce puntos de ventaja sobre el máximo rival, Valverde debe tomar medidas y reservas fuerzas para la Champions. Han puesto la autopista para ganar la Liga y solo es cuestión de mantener las ventajas. Ahora lo importante es el Lyon y el rival que toque en cuartos.

El Barça ha superado la semana de Madrid con dos victorias. Aquí paz y después gloria. Más no se puede pedir. Se ganaron unos días de vacaciones tras dejarse la piel en el campo. En cambio el Madrid esta bajo mínimos. Moralmente el equipo esta tan derrumbado que hasta el joven Ajax les puede dar un disgusto el miércoles. Los holandeses juegan sin miedo ni complejos. Si marcan un gol de entrada, los blancos las pueden pasar canutas. Su impotencia es manifiesta. Bale fue titular y cavo su tumba. Ni un chut a portería, ni una jugada de peligro, ni una sola acción de crack. Su traspaso el próximo verano a la Premier esta cantado. Kroos sufrió la humillación de ser sustituido por un canterano, Valverde. Marcelo no cuenta para nada. Isco tuvo diez minutos pero mas que un premio fueron un castigo.

El Barça esta donde quiere. Finalista de Copa, líder destaco de la Liga y con posibilidades en la Champions. El Madrid está en las antípodas. Sin posibilidad de ganar ningún título nacional, con pocas esperanzas en la Champions y con un equipo que se tiene que reconstruir con urgencia. Florentino igual no pegó ojo anoche. El panorama que tiene por delante asusta. Veremos si se atreve a traer a Mourinho. Los que opinan de él sus últimos jugadores, ya sea del Madrid, Chelsea o Manchester United es muy negativo. Los consideran un técnico caduco con un ego que le convierte en un entrenador insoportable.

PARTIDAZO DE PIQUE QUE SE CRECE CON LOS PITOS

Partidazo de Pique que fue el capitán general de la defensa. Volvió a escuchar la sinfonía blanca que tanto le gusta, pitos, señal inequívoca de que brilló a gran altura. A pesar de que en Madrid le han tomado el número, en el Bernabeu se crece como un gigante e impone su ley. Fue un coloso defendiendo el área de Ter Stegen demostrando carácter y genio.

Estamos tan acostumbrados a los futbolistas que hablan sin decir nada, que cuando encontramos un jugador que no se muerde la lengua, que rehúye los tópicos y las frases hechas, lo consideramos una excepción. Gerard Pique rompe moldes y marca diferencias. Valoramos su personalidad, valentía y criterio fuera del campo. Piensa lo que dice sin importarle las críticas ni el qué dirán. Con la madurez que dan los treinta años bien cumplidos, el capitán del Barça brilla al lado de Messi en el terreno de juego y es un ejecutivo de los negocios en los despachos. La visión de futuro que tiene del business del deporte le ha llevado a reinventar la Copa Davis y a introducirse en el mundo digital de los eSports.

Piqué es capaz de hablar de política después de golear al Madrid y de crear frases inolvidables para los culés: “Para mi, que me piten en el Bernabeu, es una sintonía.”  El futbolista que no oculta que un día le gustaría ser presidente del Barça, demostró anoche en el Bernabeu que esta en un momento de forma excepcional. Pique tiene la cabeza bien amueblada y la lengua afilada. Es una rara avis en el fútbol español, sus frases célebres son tan celebradas como sus goles. Habla en el campo y habla en las ruedas de prensa cuando tiene algo que decir.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil