Sport.es Menú

El Atlético se hunde en San Mamés y tira media Liga

El cuadro colchonero vuelve a perder en su semana negra y prácticamente le 'regala' la Liga al Barça

Willams y Kodro rompieron un partido mónotono, con mucha intensidad, poco ritmo y con escasas ocasiones de gol

El Atlético pierde en San Mamés y deja escapar al Barça | LALIGA

Este Atlético de Madrid se hunde. No hay otra explicación. El cuadro de Simeone va totalmente a la deriva y ha tirado dos competiciones en apenas unos días. Ni Champions ni Liga. Turín y San Mamés han sido las tumbas de un Atlético que seguirá compitiendo pero que ha malbaratado todas sus opciones de títulos. Williams y Kenan Kodro sentenciaron en un partido que tenía toda la pinta de acabar en tablas pero que, por suerte, despertó en los minutos finales.

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

ATH

2-0

ATM

Athletic

Oblak; Juanfran (Correa, 80'), Giménez, Godín, Saúl; Koke, Rodrigo, Thomas; Griezmann, Morata y Diego Costa.

Atlético de Madrid

Iago Herrerín; De Marcos, Yeray, Unai Núñez, Yuri; Dani García, San José; Ibai Gómez (Lekue, 91'), Raúl García (Kodro, 85'), Muniain (Córdoba, 71'); Williams.

Goles

1-0 M. 73 Williams, 2-0 M. 85 Kodro.

Árbitro

Jaime Latre (aragonés). T.A.: Raúl García (37'), Rodrigo (45'), San José (77'), Yeray (82').

Incidencias

San Mamés (39.659 espectadores). Partido correspondiente a la jornada 28 de la Liga Santander.

Pintaba bien el partido en un inicio. Levantarse de esa siesta que tan bien sienta después de comer y ver fútbol en San Mamés. ¿Hay algo mejor a media tarde? Pues quizás la respuesta sea esta: seguir durmiendo. Athletic y Atlético de Madrid prometían tanto espectáculo que finalmente se quedaron en teloneros. Y es que tanto leones como colchoneros nos brindaron un arranque de partido en el que no pasó nada más allá de los aviones que sobrevolaban el feudo vasco. 

Ibai Gómez, con un disparo que malbarató Oblak con un paradón ‘made in Oblak’, fue el único que quiso saber qué era aquello que había a un lado y otro del terreno de juego y que intentó hacer algo diferente en una primera mitad más pensada para escucharla mientras acabas de rematar la siesta que para vibrar con ella. Tampoco era de extrañar ese guión de encuentro.

Miedo a perder

Chocar dos estilos tan parecidos suele tener como consecuencia un partido tan igualado que solo pequeños detalles pueden desnivelar la balanza. Unos detalles que tardaron y mucho en llegar. El Athletic le dio toda la iniciativa al Atlético de Madrid en el arranque, sabedor de que las contras lideradas por Williams podían hacerle mucho daño al rival. El cuadro vasco se asentó bien en su campo y no pasó apuros. Tampoco las pasó el Atlético de Madrid, pero las sensaciones no fueron las mismas.

Todavía con el recuerdo de Turín en mente, los del Cholo Simeone se mostraron demasiado contemplativos teniendo en cuenta lo que se jugaban. El partido se estaba convirtiendo en una guerra de guerrillas en la que solo se jugaba en los flancos, donde se desataron las hostilidades. No había áreas en un claro mensaje: había miedo a perder. Y cuando sucede eso lo mejor es darse una tregua. Y eso hicieron. Simeone y Garitano tuvieron tiempo para reescribir el guión y los aficionados, para beber algo y desquitarse de un sabor tremendamente amargo.

En la reaudación, el encuentro se endulzó. Athletic y Atlético desenterraron sus hachas de guerra y decidieron ir al ataque. Sin grandes ocasiones, ambos conjuntos empezaron a saber lo que era el sabor del área rival y pusieron en problemas tanto a Oblak como Herrerín. No obstante, esto solo lo podía ganar un detalle. Y ese detalle llegó en forma de error. Giménez se durmió en el borde del área y Córdoba lo aprovechó para asistir a un Williams que anotó a placer. Godín, Oblak, Simeone… Todos ellos se quedaron helados.

Tras el tanto, los rojiblancos se fueron claramente a por el empate pero se llevaron un nuevo revés. Kodro, en la primera pelota que tocó, hizo bueno un pase dentro del área de Ibai Gómez para noquear al Atlético de Madrid. Los colchoneros fueron con todo a intentar rascar algo en los últimos minutos y Morata tuvo opciones para recortar distancias. No obstante, 2-0, derrota y prácticamente un título menos. Semana negra para el Atlético de Madrid. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil