Duplantis, Thompson y Wlodarczyk, los tres grandes protagonistas

El sueco reinó en la pértiga (6,02), la jamaicana hizo 'doblete' y la polaca pasa a la historia en martillo

En cuanto a los españoles, pasaron ronda con autoridad Katir en 5.000 y Asier Martínez en 110 vallas

Duplantis ganó su primer oro olímpico y rozó el récord mundial
Duplantis ganó su primer oro olímpico y rozó el récord mundial | AFP

Tras el enorme sobresalto que protagonizó en la mañana nipona el noruego Karsten Warholm con su récord mundial de otra galaxia en 400 metros vallas (45.94), uno de los grandes nombres propios de la tarde fue Armand Duplantis.

Con tan solo 21 años, el sueco añadió a sus múltiples récords mundiales y títulos universales y continentales su primer oro olímpico en salto con pértiga con un concurso limpio hasta que fue el único en franquear el listón situado a 6,02, seguido por un excelente estadounidense Christopher Nilsen (5,97) y del brasileño Thiago Braz, quien cedió su corona con 5,87.

'Mondo' Duplantis intentó batir una vez más su récord mundial y elevarlo a 6,19 metros, pero no pudo pese a que estuvo por encima en su primer intento. Solo pudo ser octavo el subcampeón en Río y oro cuatro años antes Renaud Lavillenie con solo 5,70, lastrado por una caída en el calentamiento que lo dejó muy maltrecho.

Duplantis demostró su grandeza consolando a Lavillenie

| AFP

Otra que hizo historia fue la polaca Anita Wlodarczyk, quien se impuso en la final de lanzamiento de martillo con su mejor marca del año (78,48) para convertirse en la primera atleta capaz de lograr tres oros olímpicos en la misma prueba tras los logrados el Londres y hace cinco años en Río. La secundarán en el podio la china la china Zheng Wang (77,03) y de la también polaca Malwyna Kopron (75,49).

¿Y qué decir de Elaine Thompson-Herah? La jamaicana reeditó su 'doblete' de hace cinco años con una espectacular victoria en el doble hectómetro con la segunda mejor marca de la historia (21.53), seguida por la namibia Christine Mboma (19 años) con un nuevo récord mundial sub'20 (21.81) y de la estadounidense Gabrielle Thomas (21.87) con Shelly-Ann Fraser cuarta y fuera del podio (21.94).

Elaine Thompson se reafirmó como la 'Usain Bolt femenina'

| AFP

Por cierto, que el exvelocista polaco Marcyn Urbas (un 'sub 20 segundos' en 200 metros) criticó con fuerza a Mboma y pidió "un análisis a fondo para ver si es una mujer. En este sentido, el exceso de testosterona la ha dejado fuera de la vuelta a la pista y por ello ha tenido que bajar al doble hectómetro, donde le afecta más su mala puesta en escena.

En 800 metros, exhibición 'a lo Rudisha' de Athing Mu, la estadounidense de tan solo 19 años que llegaba como líder del año y batió el récord de su país con unos magistrales 1:55.21, seguida por la británica Keely Hodgkinson (19 años) también con récord nacional (1:55.88) y a otra estadounidense, Raevyn Rogers (1:56.81).

Katir y Asier Martínez, excelentes

En cuanto a los españoles, la tarde empezó de la mejor manera posible con una sensacional actuación de Asier Martínez en las vallas altas al día siguiente de la enorme decepción que ha supuesto la baja por lesión del hispanocubano Orlando Ortega, actual subcampeón olímpico.

A sus 21 años, el navarro no empezó bien en su gran hándicap y exhibió una excelente progresión para imponerse en la segunda serie de 110 metros vallas con 13.32 (a una centésima de su mejor marca).

Asier Martínez no tiene límites con solo 21 años

| EFE

En la tercera maravilló el estadounidense Grant Holloway con 13.02, aún más favorito tras referida ausencia de Ortega y de la sorprendente de última hora del ruso Sergei Shubenkov. Si no se tuerce nada, el hombre más rápido de la historia en 60 vallas debe ganar bastante por debajo de 13 segundos.

También rindió a gran nivel en las semifinales de 5.000 metros el español de adopción Mohamed Katir, quien llega a los Juegos sin complejos como flamante poseedor de los récords nacionales de 1.500, 3.000 y 5.000 metros en un logro tan simpar como alucinante.

Con la clasificación más que asegurada, el muleño protagonizó la gran anécdota al ponerse a hablar con el keniano Paul Chelimo en la recta final y terminar imponiéndose entre risas en la segunda serie con 13:30.10 y asegurar que irá "a por todas en la final". La nómina de rivales con los Cheptegei, Kiplimo, Kimeli y los Chelimo (Paul y Oscar), pero Katir está muy fino. ¿Se puede soñar?

Katir podría dar una gran 'campanada' en los 5.000 metros

| EFE

Más pruebas

Las tres semifinales masculinas de 200 metros también ofrecieron espectáculo en una prueba en la que el canadiense André de Grasse podría impedir un 'triplete' estadounidense. El medallista de bronce en el hectómetro y bronce en 200 en Río se impuso en la tercera serie en la que llegó caminando con un sideral récord de Canadá (19.73).

La otra sensación de las 'semis' fue Erriyon Knighton, el estadounidense de 17 años que ha borrado de las listas los récords mundiales de Usain Bolt en categorías inferiores con un 'tiempazo', 20.02. También brillaron sus compatriotas Kenneth Bednarek (19.83) y un Noah Lyles que se dejó ir demasiado (19.99).

Knighton, el 'niño prodigio' de la velocidad

| AFP

Y en la clasificación de lanzamiento de peso, el estadounidense Ryan Crouser demostró por qué es el poseedor del récord mundial lanzando la bola a 22,03 metros sin apenas despeinarse. Sus principales rivales serán su compatriota Joe Kovacs (20.93) y el neozelandés Ryan Walsh (21,49 a la tercera tras 'pelearse' con un juez teniendo toda la razón). De todas formas, él está a otro nivel.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil