La crisis de Evergrande salpica al fútbol chino: El gigante del Guangzhou, en peligro

HISTORIA SPORT

El exequipo de Paulinho, en riesgo de quiebra por el colapso de su principal patrocinador y dueño

El campeón de la Superliga china la pasada temporada, el Jiangsu FC se declaró en quiebra y el equipo se disolvió

Paulinho celebra un gol con sus compañeros en el Guangzhou Evergrande
Paulinho celebra un gol con sus compañeros en el Guangzhou Evergrande | AFP

El Guangzhou FC (anteriormente conocido como Guangzhou Evergrande) ha dominado el fútbol chino sin casi oposición en la última década. Grandes inversiones, fichajes estrella... pocas cosas pararon al gigante, que ha conquistado ocho ligas (siete de ellas consecutivas) y dos Champions asiáticas en los últimos diez años.

Pocas, excepto una crisis de la empresa que le patrocina y posee, la inmobiliaria Evergrande Group, con negocios en sectores tan diversos como los coches eléctricos y el agua envasada. Una de las grandes crisis que se avecinan de la historia de China.

Esta temporada, y siguiendo la nueva normativa de la Superliga china, el club quitó el nombre de su patrocinador de su 'naming' principal para pasar a conocerse como Guangzhou FC. El Evergrande Group ha estado detrás del Guangzhou FC desde 2010 con una gran inversión, y ahora, está cerca del colapso, como la empresa matriz.

Lucas Barrios, Darío Conca, Alessandro Diamanti, Alberto Gilardino, Paulinho, Jackson Martinez... son solo algunos nombres de que emprendieron rumbo a la ciudad de Cantón, con una población de más de 15 millones de habitantes, y algunos de ellos se colaron incluso en la lista de los mejores pagados del mundo.

En banquillo también ha tenido a estrellas. Marcello Lippi, Luiz Felipe Scolari, Fabio Cannavaro... Este último, actual técnico, podría ser despedido en las próximas horas según informa la prensa china, en una de las primeras decisiones para reducir gastos.

A nivel comercial, el Guangzhou consiguió llevar a China al Real Madrid para un amistoso de pretemporada, y preparaba convenios con los mejores clubes del mundo. Con el Barça, se fraguó la compraventa de Paulinho entre 2017 y 2019. El pasado año, preparaba el proyecto del estadio más grande del mundo. Las pérdidas habían ido aumentando a lo largo de los años, pero el Covid ha acabado de explotar la burbuja.

La delicada situación financiera del grupo Evergrande se deba a que posee una deuda que asciende a 300.000 millones de dólares (256.000 millones de euros), y su valor en bolsa se ha desplomado más de un 40% en el último mes y más de un 80% desde que comenzó el año.

Según los informes, el club no puede pagar las altas fichas desde hace ya algo más de un mes, y ha pedido ayuda al Gobierno para poder salir adelante.

En paralelo, el campeón de la Superliga china la pasada temporada, el Jiangsu FC (antes Jiangsu Suning) se declaró en quiebra junto con Suning Appliance Group Co y el equipo se disolvió. Por ahora, el presidente Xi Jinping, gran seguidor futbolístico, ha intentado nacionalizaciones de futbolistas, entrenadores como Lippi y Canavaro para la selección, y hasta aperturas a nuevos negocios. Aun así, queda claro que se avecinan tiempos difíciles para el fútbol chino.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil