El Gobierno aprobará los estatutos de la liga femenina a finales de febrero

El Gobierno aprobará los estatutos de la liga femenina a finales de febrero

Un partido la Liga Iberdrola entre el Barcelona y el Eibar.
| QUIQUE GARCÍA

El CSD pretende convocar a futbolistas, clubes e instituciones para potenciar la imagen de acuerdo

"Queremos una foto en la que esté todo el mundo", explican las fuentes gubernamentales

El Consejo Superior de Deportes prevé convocar a finales de este mes la comisión directiva que aprobará de una vez por todas los estatutos que regularán la primera liga profesional del fútbol femenino español.

Una cita a priori de carácter burocrático y administrativo que el Gobierno de Pedro Sánchez prevé sacar de su ámbito natural, los despachos del CSD, para convertirla en un gran acto. El objetivo es visibilizar la transversalidad del acuerdo con una imagen de unidad de los agentes implicados.

"Queremos una foto en la que esté todo el mundo", explican las fuentes gubernamentales consultadas por El Periódico de España, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico. La idea es invitar a jugadoras, entrenadoras y presidentes o representantes de clubes y de instituciones vinculadas al fútbol femenino a una gran foto de familia que refleje la importancia histórica de este hito.

Tras Pekín

La previsión del Gobierno es realizar esta convocatoria una vez finalicen los Juegos Olímpicos de Invierno, que se disputan en Pekín hasta el 20 de octubre, con el objetivo de que estos dos eventos no se resten protagonismo entre sí.

"Una vez alcanzado el acuerdo entre clubes, que ha sido lo difícil, no corre excesiva prisa la aprobación formal de los estatutos, dado que entrarán en la práctica en vigor de cara a la próxima temporada. Es mejor esperar al momento adecuado", argumentan desde el Gobierno para explicar la tranquilidad en completar el proceso.

La citación definitiva queda también a la espera de la reestructuración de la agenda pública del presidente del CSD, José Manuel Franco. La máxima autoridad política del deporte español dio positivo por Covid-19 la semana pasada y ha tenido que aplazar varios compromisos presenciales, además de cancelar su viaje a Pekín para arropar a los olímpicos españoles.

Meses de espera

Se cerrará de este modo un proceso iniciado el 15 de junio del año pasado, cuando la propia comisión directiva del CSD aprobó la profesionalización de la Primera Iberdrola, convirtiéndola en la cuarta liga profesional de España tras las masculinas Primera y Segunda de fútbol y ACB de baloncesto.

El CSD, como siguiente paso, reclamó a los 16 clubes que disputaban esta temporada la competición que pusieran sobre su mesa una única propuesta de Estatutos. 12 de esas entidades pactaron un texto, mientras que Barcelona, Real Madrid y Athletic presentaron una propuesta alternativa conjunta y el Madrid CFF se mantuvo al margen.

Esos 12 clubes, bajo el paraguas de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, reivindicaron que representaban una mayoría muy cualificada (75%) y que, por tanto, su propuesta debía ser la que imperara. El CSD, sin embargo, exigió unanimidad e instó a los 16 clubes a ponerse de acuerdo.

"No podemos permitir que la nube tóxica que envuelve al fútbol masculino se traslade al femenino. Si este proyecto nace herido, acabará siendo malo para todos. Nuestra obligación, ajenos a todo tipo de presiones, es buscar el consenso", defendía el CSD durante los largos meses de confrontación entre clubes.

Informe de la RFEF

Los 16 clubes alcanzaron un acuerdo definitivo sobre el texto de los estatutos después de las fiestas navideñas, tras meses de desencuentros y con cesiones a los tres clubes díscolos en materia de comercialización de activos. Una vez que el CSD recibió la propuesta, inició los trámites para solicitar un informe no vinculante a la RFEF, remitido la semana pasada.

La institución que preside Luis Rubiales, que sigue asumiendo durante esta temporada de transición la organización de la Primera Iberdrola, ha formulado varias objeciones al texto pactado por los clubes. Desde la RFEF prefieren no dar detalles concretos sobre el contenido de sus discrepancias por respeto al destinatario del informe, el CSD.

Una vez aprobados los estatutos, la tarea prioritaria será crear una nueva institución que gestione la competición, a imagen de LaLiga, y nombrar un presidente. La voluntad del Gobierno, expresada públicamente por el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, es que la nueva liga sea presidida por una mujer.

Nuevo convenio

Culminado este proceso, se abrirán otros dos de suma importancia para la competición. Uno de ellos es la negociación de un nuevo convenio colectivo con los sindicatos (con Futpro como nueva central mayoritaria), que reemplace al pactado en el verano de 2020.

La inyección de 31 millones de euros comprometida por el CSD facilitará una mejora de las condiciones de las futbolistas, cuyo salario mínimo actual es de 16.000 euros anuales brutos, con una parcialidad del 75%. En la práctica, eso implica un sueldo de 12.000 euros, inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

El otro asunto urgente que se podrá abordar en breve será la venta de los derechos televisivos de la competición que termine con el semi apagón que vive la Primera Iberdrola durante esta temporada de transición.

En la actualidad, solo se puede ver un partido por jornada en televisión convencional (por Teledeporte), gracias al acuerdo alcanzado por la RFEF con RTVE, al que solo se adhirieron Barça, Athletic, Real Madrid, Alavés y Madrid CFF.

Temas