El Slavia de Praga niega una presunta expresión racista de Kudela

Gerrard, tras el partido, pidió explicaciones a Trpisovsky, técnico checo, y apoyó a su jugador

El partido se saldó con dos expulsiones y tuvo una segunda parte muy sucia

Peter Olayinka aventajó al Slavia de Praga en la eliminatoria | MEDIAPRO

EFE

El Slavia Praga ha negado categóricamente que su jugador, Ondrej Kudela, le dijera una expresión racista al futbolista del Rangers Glen Kamara durante el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga Europa.

El futbolista del conjunto checo, que logró su clasificación para los cuartos de final tras vencer por 0-2 en Ibrox, se acercó a su rival y le dijo algo al oído. Kamara, muy molesto, reaccionó de forma airada y denunció al colegiado y a sus compañeros que le había recibido un comentario racista.

"El Slavia rechaza contundentemente la repugnante acusación a uno de sus capitanes, Ondrej Kudela, de comportamiento racista. Los fundadores del Slavia decidieron unos colores, entre los que el blanco significa 'la pureza del pensamiento deportivo y la lucha justa, donde el adversario no es el enemigo sino un adversario respetado'. Hoy Slavia es un club multicultural, que se basa en el respeto por el oponente y el respeto mutuo de personas de todas las culturas. Condenamos el racismo en cualquier forma", asegura.

Kudela negó también que hubiera hecho un comentario racista: "Le dije, eres un puto tío", en reacción, según el club, a las fuertes entradas que estaba protagonizando el Rangers, que acabó con nueve hombres. Incluso el guardameta del conjunto checo, Ondrej Kolar, tuvo que ser sustituido tras recibir de Kemar Roofe una patada en la cara que necesitó más de diez puntos de sutura.

"Rechazo por completo el racismo", aseveró el futbolista del conjunto checo, que desveló que tras el encuentro le costó entrar al vestuario al equipo y fue "cobardemente golpeado" con puñetazos en la cara por Kamara en presencia del entrenador Steven Gerrard. Los representantes de la UEFA, que estuvieron presentes personalmente en todo el incidente, "también se vieron sorprendidos" según el jugador, que necesitó la protección de la policía escocesa para llegar al hotel.

Steven Gerrard, técnico del Rangers, tras pedir explicaciones a su colega del Slavia, Jindrich Tripisovsky, en el césped, manifestó ante los medios que le parecía decepcionante que el Slavia defendiera la postura del jugador. "Me siento enojado. Conozco a Glen y confío en él al 100%. El jugador del Slavia ha causado esto y algo debe decidirse rápidamente, pero eso está por encima de mí. Pero pase lo que pase, estoy junto a Glen", dijo.

"Ni siquiera tengo ganas de hablar de fútbol en este momento. Ahora le toca a la UEFA y solo espero que no se esconda debajo de la alfombra. Creo que lo que quiero que pase, y lo que pasará, será diferente", añadió.

Estos incidentes serán abordados por el Comité de Control y Disciplina de la UEFA una vez reciba todos los informes pertinentes.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil