Historia de la Eurocopa: 1968, la única Eurocopa de Italia

La 'Azzurra' de Valcareggi se llevó el trofeo ante su público y tras haber avanzado a la final con un lanzamiento de moneda ante la URSS

Además, fue la primera, y única, final que se decidió mediante un partido de desempate

Facchetti fue el capitán de la selección italiana en la Eurocopa de 1968
| sport

Alex Carazo

Por extraño que parezca para una selección que alberga en sus vitrinas nada más y nada menos que cuatro Mundiales, Italia solo ha logrado erigirse como campeón en una única edición de la Eurocopa en su historia. Una generación liderada por nombres como Facchetti, Rivera, Mazzola o Riva, y donde ya era titular un jovencísimo Dino Zoff, que dos años después alcanzarían la final del Mundial de México 1970.

Hace ya 53 años de la primera y única Eurocopa, hasta el momento, de la 'Azzurra', en una fase final celebrada precisamente en el país transalpino. El torneo tuvo tres sedes: Nápoles, Florencia y Roma, y presenció la única final de la historia que se tuvo que decidir con un partido de desempate.

Esa edición trajo consigo numerosos cambios e hitos para la historia. Para 1968, la UEFA cambió el formato e instauró un sistema de fase de grupos previa para clasificarse a cuartos de final. Organizó un total de ocho grupos: siete formados por cuatro selecciones, y uno de tres combinados. El único que no fue sorteo puro era el que ocupaban las cuatro selecciones británicas: Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales. La organización de la Eurocopa era incompatible con el Home Championship que disputaban en las islas, y la UEFA accedió a que el vencedor de ese torneo fuera el que se clasificara para los cuartos de final de la Euro.

Tras remontar en los cuartos de final ante Bulgaria, la Italia de Ferruccio Valcareggi empató a cero en semifinales contra la Unión Soviética. En aquella época todavía no existían los lanzamientos de penalti si se mantenía el empate al final de la prórroga, y el pase se decidió con un lanzamiento de moneda. La suerte estuvo de parte del legendario capitán de la 'Azzurra', Giacinto Facchetti, e Italia avanzó a la gran final ante Yugoslavia en el Olímpico de Roma.

Una aguerrida Yugoslavia se adelantó mediante su estrella, y máximo anotador de la fase final, Dragan Dzajic, pero Angelo Domenghini igualó para los italianos a falta de diez minutos con un lanzamiento de falta directa muy potente. El encuentro murió con el empate en el marcador, y la Eurocopa se debía decidir en un partido de desempate.

Hasta ese momento del torneo, Valcareggi no había podido contar con uno de los mejores delanteros de Europa en aquel momento, Luigi Riva, que actualmente sigue siendo el máximo goleador de la historia de la selección italiana. El delantero del Milan se lesionó en el último tramo de Serie A y llegó muy forzado a la Eurocopa. De hecho, si el torneo hubiera terminado en el primer partido de la final, no hubiera disputado ni un minuto.

No obstante, el destino quiso dar un papel protagonista a 'Gigi'. Abrió el marcador en el minuto 12 del partido de desempate, y dio la asistencia a Anastasi en el segundo y definitivo gol que dejaba el título en Italia. El único logrado hasta la fecha. La Eurocopa de consagración de una de las mejores generaciones del fútbol italiano.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil