Sport.es Menú

El Olímpico de Roma no fue mágico esta vez para el Barça

Los jugadores del FC Barcelona celebran el gol de Luis Suárez en presencia de Szczesny
Los jugadores del FC Barcelona celebran el gol de Luis Suárez en presencia de Szczesny | sport

El FC Barcelona campeón de Europa tuvo un estreno en la Champions 2015-16 sufrido y desafortunado, con goles inesperados y lesiones desgraciadas que ayudaron a capear el temporal a una Roma muy defensiva.

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS LEAGUE

AS ROMA

1-1

FC BARCELONA

AS Roma

Szczesny (De Sanctis, 48'); Florenzi (Torosidis, 84'), Manolas, Rüdiger, Digne: De Rossi (c), Nainggolan, Keita; Falque (Iturbe, 81'), Dzeko y Salah.

FC Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic (Rafinha, 61'; Mascherano 65'), Iniesta (c); Messi, Suárez y Neymar.

Goles

0-1, Min. 21, Luis Suárez. Rakitic recibe en el área y dispara; el rebote sobre Rüdiger llega Luis Suárez que remata de cabeza. 1-1, Min. 31, Florenzi. El jugador romanista ve adelantado a Ter Stegen y desde el centro del campo dispara a puerta y supera al sorprendido Ter Stegen.

Árbitro

Björn Kuipers (Holanda). Asistido en las bandas por Sander Van Roekel y Erwin Zeinstra. Cuarto Árbitro Charles Schaap. Mostró tarjetas amarillas a Nainggolan (63') por una entrada sobre Rafinha; y a Piqué (75') por un agarrón a Dzeko.

Incidencias

Estadio Olímpico de Roma, 57.836 espectadores.

Si alguno tenía dudas sobre la dificultad que supone revalidar el título, el equipo de Rudi García se apresuró a recordárselo a los blaugrana que, no obstante el 1-1, jugaron un buen partido. 

Luis Enrique Martínez dejó poco margen para las sorpresas en el once inicial y solo en la línea defensiva presentó variaciones incorporando a Piqué y Mathieu al eje. Más variaciones incorporó Rudi García que tenía una baja tan importante como la de Miralem Pjanic

El efecto de la apuesta del equipo 'giallorosso' por un centro del campo más físico se pudo comprobar muy pronto cuando a los dos minutos de juego De Rossi hizo una dura falta sobre Luis Suárez en el mediocampo digna de tarjeta.

El Barça impuso su ritmo y su estilo de juego desde el principio con un control casi absoluto del esférico. Iniesta y Busquets manejaron el balón a su gusto y Neymar pero sobre todo Messi aparecieron por los espacios de la vulnerable defensa italiana.

LLEGAN LAS OCASIONES

En el minuto 4' llegó el primer disparo, un trallazo de Messi desde la frontal que salió alto por muy poco, y en el 9' el segundo tras un remate de cabeza de Luis Suárez. El conjunto blaugrana empezó a carburar y tras una jugada colectiva impresionante Leo envió su disparo alto de nuevo (11').

La réplica de la Roma había sido clara aunque poco ambiciosa, hasta el momento: salir desde atrás buscando rápidos contragolpes; Salah y Dzeko lo probaron pero Alba y Mathieu estuvieron atentos.

La recompensa del Barça llegó pronto con el 0-1 en el minuto 21', en parte por la insistencia del Barça y en parte, por la vulnerabilidad defensiva de la Roma; y sobre todo, por el olfato de cazagoles de Luis Suárez.

Rakitic recibió en el área, disparó y tras tocar el balón en Rüdiger este salio despedido. El uruguayo apareció en el segundo palo para rematar de cabeza a la red con Szczesny vencido.

El arreón del campeón de Europa pudo tener nueva recompensa poco después (24'), cuando el meta de la Roma enganchó el pie de Suárez en el área pero el árbitro Bjöbn Kuipers no quiso señalar el claro penalti.

OTRO GOL DESDE 40 METROS

Pero cuando mejor estaba jugando el Barça, encajó otro gol desde el medio campo (1-1, 31') similar al que ya encajó Ter Stegen en el partido de ida de la Supercopa de España frente al Athletic Club

En esta ocasión fue Florenzi quien, escorado sobre la banda derecha del ataque y pisando la del centro del campo, vio adelantado al meta alemán y disparó a portería superándolo, como ya sucedió en San Mamés con San José.

El Barça intentó rehacerse del golpe y siguió dominando el juego hasta el descanso y volvió a rondar el gol en un slalom de Messi desde la derecha del área que acabó con un zurdazo a bocajarro que Szczesny sacó con el cuerpo (38').

La Roma, envalentonada por las momentáneas dudas defensivas del Barça, forzó dos contragolpes de Salah y de Nainggolan, este último (43') con un peligroso chut al que replicó Ter Stegen. Esta vez sí, el meta blaugrana acertó a abortar el peligro.

El Barça no había sabido sacar rédito a su posesión del balón (70%) y arrancó el segundo tiempo con un empate que no hacía justicia a sus méritos. De ahí que Luis Enrique mantuviera la apuesta por los mismos jugadores.

ALTO PRECIO

Rápidamente llegaron las ocasiones para los blaugrana, con una conexión Neymar-Messi que el argentino culminó con un disparo y un remate forzado de Luis Suárez.

Szczesny respondió bien pero acabó pagando un alto precio pues se lesionó en su duelo con Suárez y tuvo que ser reemplazado por el veterano Morgan de Sanctis (48').

Tampoco al Barcelona le salió gratis el viaje a Roma. La historia del partido era la misma, dominio barcelonista frente a una Roma muy replegada, a la espera de un nuevo golpe de suerte.

Luis Enrique se decidió a tocar el equipo pero sin variar el dibujo pues Rafinha suplió a Rakitic a los 61 minutos y se situó en su misma posición en el interior derecho.

Sin embargo, el brasileño tuvo la desgracia de recibir una dura entrada de Nainggolan dos minutos después y que le llevó a ser sustituido por Mascherano en el minuto 65'.

REINICIARSE

Ahora sí que el retoque de Luis Enrique tuvo más efectos pese a que el dibujo parecía el mismo pues 'el Jefesito' se situó como medio centro y Busquets de interior derecho. Para colmo, Mascherano calentó el Estadio Olímpico en su primera acción al derribar al mismo Nainggolan dentro del área (67'). Fueron minutos en los que el Barça no tuvo el ritmo de circulación de balón del principio pero mantuvo su dominio pues el equipo de Rudi Garcia seguía encerrado atrás.

Pese a todo, la única propuesta ofensiva de la Roma fue un disparo muy desviado de Florenzi mientras que el Barça trenzó una jugada del tridente con disparo de Neymar que la defensa envió a córner (76') y sobre todo con una acción espectacular de Leo Messi (77'). El astro de Rosario 'pinchó' el balón en el área y lanzó un cañonazo que escupió el larguero de la portería. 

El Barça forzó la máquina y Andrés Iniesta rompió la defensa por la izquierda del área para obligar con su disparo a De Sanctis a desviar con apuros a córner. Rudi García decidió mover el banquillo y Juan Manuel Iturbe reemplazó a Iago Falque y Torosidis a un exhausto Florenzi para afrontar la recta final.

Los blaugrana redoblaron esfuerzos en los cinco minutos extra que descontó el árbitro forzando dos córners por los renates de Neymar y Piqué, pero sin fortuna una vez más. Jordi Alba tuvo un remate forzado en el último instante pero Di Sanctis desvió una vez más a córner (90'+5').

Al final, los dos favoritos del grupo igualaron (1-1) y el Bayern Leverkusen se convirtió en el sorprendente primer líder del grupo tras derrotar 4-2 al BATE Borisov. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil