Xavi medita algún cambio en el Barça para la Champions

El técnico buscará revitalizar el equipo y algún futbolista menos habitual podría tener entrada para dar frescura

Los recuperados sumarán minutos para seguir con su evolución

El Barça prepara el partido de Champions tras su agónica victoria en Liga

EFE

L. Miguelsanz

L. Miguelsanz

El cuerpo técnico blaugrana es el primero que tiene claro que el nivel de juego no ha sido el esperado en los últimos partidos. Las bajas han sido vitales, sobre todo arriba y en el centro del campo, pero mientras que ante el Madrid se compitió bien, ante la Real Sociedad se generaron muchas dudas. La ansiedad pudo con algunos futbolistas y el equipo firmó el peor partido en mucho tiempo de esta nueva era. El Barça ahora tiene dos partidos propicios -Shakhtar y Alavés- y podrían darse algunos cambios para dar descansos y para probar a futbolistas con menos mi nutos y que la pasada temporada rindieron bien.

Xavi tiene claro que lo prioritario es cerrar ya la clasificación para la Champions. Una victoria consumaría el pase a octavos y prácticamente daría la primera plaza del grupo a los blaugrana, algo clave para evitar cruces fuertes en octavos en la medida de lo posible. La clasificación está encarrilada, pero debe cerrarse por lo que las variaciones serán muy controladas.

El grueso del once titular parece que sí estará sobre el terreno de juego aunque hay muchos jugadores que llevan demasiados minutos acumulados como Joao Félix, Cancelo o Balde. Es muy probable que jugadores como Marcos Alonso, que tuvo un rendimiento muy regular la pasada temporada y que lanza buenos centros por banda izquierda, pueda tener minutos. Otro de los que se presume como tiulares es Christensen, que descansó ante la Real Sociedad pero que viene siendo utilizado por su fiabilidad en este tipo de partidos.

Otro de los que podía tener minutos es Oriol Romeu. Gundogan va alternando la posición de interior con la de pivote a la espera de recuperar a Frenkie de Jong, pero el ex del Girona suele jugar el cincuenta por ciento de los partidos con un rendimiento óptimo. Está entrando en las rotaciones y tiene la plena confianza del cuerpo técnico.

El entrenador blaugrana también quiere seguir rodando a los jugadores lesionados con un plan claro para que vayan cogiendo ritmo justo antes del parón de selecciones. Lewandowski, que jugó 60 minutos ante la Real Sociedad, podría ampliar su participación mientras que Raphinha podría salir de inicio o ante el Shakhtar o ante el Alavés. Con Pedri se va a tener algo más de cuidado aunque en los minutos que jugó en San Sebastián se le vio muy fresco y suelto, por lo que parece totalmente restablecido de su lesión.

Las sensaciones ante la Real Sociedad no fueron buenas, pero el resultado sí permite continuar en la pelea por la Liga. El pequeño bache de juego llega con el equipo firmando buenos registros, por lo que son plenamente optimistas. Lo que sí se tiene muy claro es que los equipos van sabiéndole jugar al Barça y hay muchos problemas para crear juego ofensivo. Y eso crea cierta tensión durante los encuentros por la falta de participación de los delanteros. En estos dos partidos, el Barça va a tener opciones de recuperar sensaciones y realizar alguna prueba que otra, aunque queda claro que el resultado manda y que es clave sacar dos buenos resultados para finiquitar el grupo europeo y seguir en la estela de los líderes de la Liga.

El calendario se va a empinar a partir de ahora con la visita al campo del Rayo Vallecano y los enfrentamientos ante Atlético de Madrid y Girona, dos grandes rivales directos en el campeonato. En el cuerpo técnico confían en tener ya a todos los jugadores al cien por cien en estos partidos para dar la medida y recuperar sensaciones. Hay la convicción de que si se llega bien a finales de año y con opciones en todas las competiciones, el equipo va a dar un paso al frente en el tramo decisivo de la temporada.