A Xavi solo le vale ganar el derbi

El técnico azulgrana ha logrado la reacción tanto en Liga como en Champions, pero el 'Tourmalet' todavía no ha terminado

Una derrota contra el Girona sería nefasta, pues quedarían los rojiblancos a 7 puntos, y posiblemente, también el Real Madrid

Xavi se mostró orgulloso tras el partido ante el Atlético: "Hemos visto quizá el mejor partido de la temporada"

PERFORM

German Bona

German Bona

Xavi Hernández vivió una de sus horas más bajas como ténico del FC Barcelona tras el pobre empate (1-1) en Vallecas que ya venía, desde la segunda parte del clásico, precedido de malos partidos, como el de Hamburgo ante el Shakhtar en la Champions.

El horizonte no se presentaba nada alentador, con el Tourmalet por delante y tres etapas consecutivas de 'alta montaña' en Montjuïc: Oporto, Atlético de Madrid y Girona.

Ha sido en este momento cuando el equipo dirigido por Xavi ha sacado su orgullo, ha recuperado el buen fútbol y ha conseguido revertir una situación que era muy complicada.

La victoria por 2-1 ante los portugueses permitió clasificarse de manera virtual -tendría que ocurrir cosas surrealistas en la última jornada- como

primeros de grupo de la Champions League, con la ventaja que conlleva de cara al sorteo de los octavos de final.

Resumen, goles y highlights del FC Barcelona 2 - 1 Porto de la Jornada 5 de la Fase de Grupos de la Champions League

TELEFONICA

Y el pasado domingo, gran partido coral frente al Atlético de Madrid, con un hipermotivado Joao Félix para cumplir su particular venganza. Gol del

portugués, 1-0 y otro 'match ball' salvado.

Sin margen de error en la Liga

Pero no sirve de nada quedarse aquí y a Xavi solo le vale ganar el derbi catalán de este domingo. Y es que la clasificación no permite el mínimo tropiezo, el Barça no tiene, en puntos, el margen que sí se pueden permitir Girona y Real Madrid.

Rojiblancos y madridistas suman cuatro puntos más que los de Xavi Hernández, así que es fácil imaginar las nefastas consecuencias para las aspiraciones ligueras de todo lo que no signifique sumar una victoria en Montjuïc en el apasionante derbi.

Ceder dos puntos con un empate supondría que el Girona saldría del Lluís Companys manteniendo 4 de ventaja y que el Real Madrid -que el sábado visita al Betis- se podría ir a 7. Y perder los 3 significaría echar por la borda la reacción de los últimos partidos.

Xavi se ha mantenido firme

Xavi Hernández ha conseguido que el Barça vuelva a ser reconocible y lo ha hecho sin perder la compostura, mostrando un buen conocimiento del entorno gracias a su larga trayectoria como azulgrana y retocando aspectos futbolísticos y también, mentales. El equipo que doblegó al Atlético se mostró muy confiado en sus posibilidades y convencido de la victoria.

Un aspecto clave es que Pedri ya ha recuperado su mejor nivel tras la lesión y que ya puede volver a contar con Frenkie de Jong. La ‘sala de máquinas’ se ha fortalecido y para el técnico egarense es un aspecto clave, pues es donde se origina el fútbol del equipo.

Xavi ha salvado, sin duda, un momento muy delicado, pero falta ponerle la rúbrica y para ello, es imprescindible que no se escape ningún punto en Liga en lo que resta de año,

En la Champìons, la visita al Amberes es prácticamente intrascendente, pero ante Girona este domingo, y después en la ‘guerra’ de Mestalla, y lógicamente, ante el Almería para despedir 2023, no puede fallar.

Los retos de Xavi con la plantilla

Xavi tiene varios retos inmediatos con sus futbolistas. El primero es conseguir que Joao Félix mantenga el altísimo nivel exhibido ante el Atlético, aunque no tenga la motivación de medirse a su exequipo.

También que Iñaki Peña se afiance en la meta en ausencia de Ter Stegen. De momento, le han ido bien las cosas y está aprovechando la oportunidad, pero también llegará alguna jugada y ahí tendrá que estar Xavi, dándole al alicantino toda su confianza.

Y quizás el objetivo más pendiente es el de la recuperación goleadora de Lewandowski. Aunque no ha dejado de marcar, el polaco sigue sin firmar los números de la pasada temporada, aunque ante los colchoneros ya encontró Xavi la manera de que le sirvieran más balones.