Con el tridente en Sevilla

Griezmann y Dembélé serán los acompañantes de Messi en un once inicial muy definido por culpa de las bajas

Umtiti y Lenglet formarán la pareja de centrales y Mingueza volverá a jugar de lateral

El Barça se ejercita por última vez antes del partido ante el Sevilla | FCB

Jordi Carné

Ronald Koeman afronta la ida de las semifinales de la Copa del Rey con un margen de maniobra prácticamente nulo. Las bajas por lesión de Sergiño Dest, Martin Braithwaite y Miralem Pjanic, que este martes se añadieron a una enfermería culé en la que ya se encontraban Ansu Fati, Gerard Piqué, Ronald Araujo, Philippe Coutinho y Sergi Roberto, impedirán al técnico del Barça tener demasiadas opciones a la hora de confeccionar un once inicial que, por la transcendencia del partido y la dificultad del rival, el Sevilla, tendrá que ser tan competitivo como sea posible. En el vestuario culé se considera que la Copa del Rey es uno de los principales objetivos de la temporada, también el más asequible, y por consiguiente la visita al Sánchez Pizjuán se presupone transcendental.

Salvo sorpresa mayúscula, Ter Stegen volverá a ser el encargado de defender la portería. Koeman ya dejó claro en los cuartos de final contra el Granada que no aprovechará el torneo del KO para dar minutos y oportunidades a Neto. En defensa tampoco hay demasiadas dudas: Umtiti y Lenglet formarán la pareja de centrales y Mingueza y Jordi Alba ocuparán el lateral derecho e izquierdo, respectivamente. Busquets, Pedri y De Jong parten como grandes favoritos a ocupar el medio del campo, mientras que las posiciones ofensivas están reservadas para Messi, Griezmann y Dembélé.

El argentino estará respaldado por los dos futbolistas franceses, que traviesan su mejor momento desde que visten la elástica azulgrana. Aunque ambos tienen que mejorar en la toma de decisiones, el exjugador del Atlético empieza a ser transcendente en el área rival y el extremo aporta un desequilibrio que el equipo agradece sobremanera. Francisco Trincao, que se redimió en el Benito Villamarín con un latigazo que concedió el triunfo al Barça frente al Betis, será un buen recurso para Koeman de cara a la segunda mitad.

Fondo de armario lleno de canteranos

La Masia tendrá un papel muy importante en Sevilla. En principio, sólo cuatro futbolistas formados en las categorías inferiores del Barça –Mingueza, Jordi Alba, Busquets y Messi– estarán en el once inicial, pero hasta cinco jugadores de la casa podrían salir desde el banquillo. Iñaki Peña, Riqui Puig, Konrad, Ilaix Moriba y Álex Collado tendrán minutos si Koeman lo considera oportuno y si las circunstancias del partido lo permiten. El técnico holandés ha demostrado muchas veces que confía mucho en la gente joven, a la que no únicamente le reserva los minutos intranscendentes. Ejemplos como los de Araujo o Mingueza dejan muy claro al resto de los canteranos que, después de mucho tiempo, la confianza en el filial no es papel mojado.

La previa del Sevilla - FC Barcelona de semifinales de la Copa del Rey

| SPORT

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil