Tiago Nunes: "Veo en Vanderson el potencial que tenía Alves"

Tiago Nunes: "Veo en Vanderson el potencial que tenía Alves"

El técnico Tiago Nunes sabe lo que es entrenar a Vanderson
El técnico Tiago Nunes sabe lo que es entrenar a Vanderson | ATHLETICO PARANAENSE

Durante su etapa en el Gremio el técnico entrenó al lateral del Mónaco que sigue el Barça

Hablamos con Nunes de la evolución de Raphinha, Vinicius, Rodrygo y Antony

Tiago Nunes (42 años, Santa Maria, Brasil) tiene fama en su país de ser un gran conocedor del juego. Un entrenador "muy táctico" que ya sabe lo que es estar al mando del Corinthians, Athletico Paranaense o Gremio. En Brasil ha dirigido a jugadores como Lodi, Douglas Costa, Bruno Guimaraes y Vanderson, uno de los laterales derechos que el Barça sigue desde hace meses.

Nos atiende desde Brasil, donde son cinco horas menos, por teléfono con un sorprendente español. "Yo hablo un poco de portuñol", contesta entre risas. "Mezclo un poco de español y portugués. En junio estuve 20 días en España y tuve tiempo de entrenarlo". Nunes pasó por Barcelona, Vigo y Madrid, donde visitó a Nick Arcuri, agente que comparte con Rodrygo, uno de los jugadores de moda de LaLiga.

Ahora mismo está sin equipo y sueña con entrenar en Europa a largo plazo. De momento su objetivo es volver a entrenar en Sudamérica pero no en Brasil. "El fútbol brasileño ahora mismo está loco. Un entrenador solo tiene un plazo de cuatro meses y te sacan en cinco partidos". Hablamos con él de los grandes nombres del fútbol brasileño del momento.

El impacto de Rodrygo está marcando los últimos partidos del Madrid, ¿te sorprende el nivel que tiene con 21 años?

Mira, yo conocí a Rodrygo cuando estaba en el Santos y era un prodigio. Empezó muy temprano: con 16 años estaba jugando en el primer equipo y ya hacía cosas en el campo de jugador veterano. Pero, en ese momento, no podías saber qué nivel podía alcanzar en el futuro. Tampoco puedo decir que me sorprenda: ¿lleva tres años en Europa ¿no? Con ese gran potencial técnico que tiene, entrenando con los mejores diariamente, es algo natural. Creo que está alcanzando un gran momento de madurez y va a ir a más.

¿Qué aspecto de su juego crees que lo hace especial?

La capacidad de jugar en espacios cortos con gran calidad técnica. Tiene el uno contra uno pero también el entendimiento del espacio. Sabe atacar los espacios en el momento adecuado. Es un jugador que tiene una lectura muy buena de sus compañeros. Cuando juegas con jugadores del nivel de Modric, Benzema y Kroos, no tienes tiempo para pensar; tienes que ir un paso por delante y él lo tiene.

Otro brasileño que se ha consolidado es Vinicius. Una explosión que ha pasado sobre todo por mejorar el remate, ¿qué venía de serie y qué ha mejorado?

Lo que el tenía de fábrica es su calidad individual: el uno contra uno, la gambeta y los goles, todo eso nació con él. Es la característica del delantero brasileño y es lo que le llevó al Madrid. Pero al mismo tiempo nunca fue un jugador disciplinado tácticamente, siempre fue un jugador instintivo, que hacía su juego y tardó un tiempo en adaptarse. Creo que el gran mérito suyo ha sido la paciencia y saber resistir. Como he dicho con Rodrygo, en un club como el Madrid, con la calidad que hay, si no logras adaptarte, estás fuera.

Pero durante muchos meses su remate no funcionaba, parecía que se iba a quedar en solo un regateador...

¡Pero en Brasil ya marcaba goles! Creo que la parte del remate está conectada con la adaptación. Ocurre muchas veces. El remate tiene que ver con la calidad técnica, claro, pero también con los tiempos de la jugada, la madurez y la tranquilidad para hacer este tipo de movimientos. Si estás más adaptado piensas menos y todo sale con más naturalidad.

Estos días en España se ha hablado mucho del baile de Vinicius ¿te parece una falta de respeto o una polémica inflada?

Yo creo que siempre tenemos que entender dónde estamos. Comprender la cultura del país donde estamos para también tener límites con las cosas. Claro que como brasileño no veo ningún mal en bailar. Nosotros somos un pueblo que bailamos para todo: hay carnaval, hay las fiestas regionales... hay muchas cosas especialmente ahora. Especialmente Vini Junior, que es un carioca y el pueblo carioca baila mucho. Creo que hay una generación de jugadores que ha perdido un poco el límite de las cosas. Es la generación tiktok. Pero pasa a nivel mundial. Yo soy de una generación un poco más antigua: para mí tienes que respetar donde estás y tener mucho cuidado con las palabras para no salir mal parado. Pero también se junta un tema complicado: ha habido un tema de racismo con el baile de Vinicius. Yo vi que en un programa de televisión en España un periodista tuvo que disculparse. Es algo que está muy presente en Brasil, de lo que se habla diariamente, y son cosas inaceptables. El baile también ha pasado a ser una expresión de rebeldía contra eso: de voy a hacerlo para protestar contra el racismo.

El Barça finalmente fichó este verano a Raphinha, aunque había otro extremo como Antony en el mercado, ¿cuál encaja más en el Barça de Xavi?

Me lo pones muy difícil. Son dos grandísimos jugadores. Raphinha es un jugador más vertical, que tiene la capacidad de hacer goles también. Pero Antony tiene más calidad para los espacios cortos y más desequilibrio. Yo creo que el Barça podría jugar con los dos juntos [sonríe]. Uno en cada extremo tranquilamente porque va a tener todo: la velocidad, el juego de combinación y la gambeta.

Raphinha parece un brasileño un poco atípico...

Porque salió muy temprano de Brasil, se fue a Portugal, después Francia... su principal formación en la comprensión del juego fue en Europa y son escuelas distintas. Es algo que se nota y le ayudó mucho para jugar en Europa.

Otro nombre: Vanderson, lateral derecho del Mónaco que interesa al Barça y que has entrenando. Por aquí han pasado laterales como Emerson Royal, fuertes a campo abierto, pero con dificultades sin espacios ¿crees que encaja en el Barça de Xavi?

Vanderson tiene calidad para esto. Pienso en la comparación con Alves, porque Dani fue uno de los grandes. Pero Dani es un jugador que jugaba por la banda, pero también muchas veces era un centrocampista. Venderson tiene calidad para eso y mucha fuerza física para atacar el espacio, pero tiene que ser educado para el estilo Barça. Porque es vertical, tiene mucha fuerza, tiene goles, tiene potencial. Le veo el mismo potencial que a Dani Alves, pero necesita adaptación. Además que es un jugador un poco cerrado.

¿Tiene un carácter más cerrado?

No es como Alves. Dani es un tipo que hace bromas todo el tiempo. Vanderson también es muy competitivo, pero tiene otro temperamento y hay que ver cómo se adaptaría. Pero es muy muy competitivo; a veces demasiado [sonríe]. No le gusta perder nunca y ha visto unas cuantas rojas. El juego del Barça es muy especial y necesitaría tiempo. Pero en este Barça, que es el mejor de las últimas temporadas, sería más sencillo que los últimos años.

¿Qué jugador de los que ha entrenado le ha impresionado más?

Bruno Guimarães sin ninguna duda. Es un centrocampista muy completo que que parece tener cuatro ojos. Juega con una cámara encima de la cabeza, tiene una visión de 360 grados. Me acuerdo, cuando lo tenía en el Paranaense, que en el Benfica me preguntaron si tenía nivel y les dije que no, que tenía nivel para jugar en el Barça, el Madrid y en Marte si quería. Pero no lo ficharon y se fue primero a Francia y luego a Inglaterra.