La tercera reunión con Dembélé será decisiva

La tercera reunión con Dembélé será decisiva

Aubameyang: Espero con todo el corazón que Dembélé se quede | MOVISTAR

El Barça trabaja intensamente en buscar la fórmula para encajar su contrato en el 'Fair Play' financiero

El club presentará una nueva propuesta en breve en un encuentro presencial en el que se espera avanzar significativamente

Moussa Sissoko, agente de Dembélé, se reunió en Marraquech a principios de abril. La segunda se produjo a finales del mismo mes y, en ella, también participaron el secretario técnico, Jordi Cruyff, y el vicepresidente deportivo, Rafa Yuste. En los dos encuentros se sentaron las bases de una negociación que tendrá una tercera reunión presencial en la que tanto el club como el representante esperan avanzar de forma significativa.

Sigue habiendo diferencias sustanciales entre lo que ofrece el club a nivel económico y lo que pide el jugador, que tiene ofertas muy importantes de grandes de Europa. Sin embargo, la voluntad de todas las partes es llegar a un acuerdo, por lo que no escatimarán esfuerzos, por uno y otro lado, para que así sea. La sintonía es muy buena y los malos rollos han quedado olvidados. De hecho, entre las dos reuniones y antes de la tercera, los contactos son frecuentes, con intercambio de mensajes y llamadas en las que se siguen apuntando fórmulas para llegar a un punto de acuerdo.

La prueba de la buena voluntad existente es que el propio Sissoko es quien traslada ideas con las que concretar todo aquello que se está hablado. El problema, más allá de las diferencias económicas están en cómo encajar, por parte del club, el nuevo contrato sin que afecte al 'Fair Play' financiero. La idea es que las variables, que serán muy importantes, puedan no ser registradas como salario a nivel contable. Ahí está la clave.

Por otro lado, el Barça necesita activar alguna de las ya famosas palancas para poder ofrecer una cifra concreta, tanto en lo que al salario base se refiere como a las variables. La imaginación y la creatividad están siendo muy importantes en los despachos de la dirección deportiva porque los números mandan. Y ahí también tienen un aliado en la figura de Sissoko, que está ayudando a encontrar las fórmulas necesarias para llegar a un acuerdo. Las limitaciones son enormes y el encaje de bolillos, imprescindible.

En todo caso, la tercera reunión, que debe producirse dentro de los próximos quince días, ya con los números claros y negro sobre blanco, debería servir para sentar las bases de un acuerdo por el que todos están batallando. Dembélé está dispuesto a renunciar a salarios más altos para seguir en el Barça, aunque será obligatorio llegar a un punto de equilibrio en el que todas las partes salgan beneficiadas y, sobre todo, satisfechas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil