Sergiño Dest enamora a Koeman con el nuevo sistema

El técnico holandés cree que el dibujo de dos carrileros explota al máximo las virtudes del holandés

El ex del Ajax va a más y Koeman lo considera titularísimo en la derecha

El palo de Sergiño Dest ante el PSG | MEDIAPRO

El Barça no deja de crecer en lo que va de temporada y eso es gracias a que prácticamente todos los jugadores vienen dibujando una curva ascendente en su rendimiento. Uno de los que está yendo claramente a más es Sergiño Dest, cuyas prestaciones se han multiplicado con el nuevo sistema de tres centrales y dos carrileros. Koeman está encantado con el nivel que está ofreciendo el ex del Ajax, que en la nueva demarcación puede ayudar aún más al equipo con su intensidad y capacidad de hacer kilómetros.

El técnico holandés fue uno de los que más insistió para la contratación de Dest, a quien considera el lateral para muchos años en el conjunto azulgrana. Sin embargo, el proceso de adaptación y alguna que otra lesión hicieron que el estadounidense no pudiera desplegar su mejor versión. Sergiño siempre ha sido titularísimo para Koeman pero Ronald le pidió pulir varios errores, algunos relacionados con la toma de decisiones en el último tercio de campo y otras, vinculadas a su concentración. El carrilero recogió el guante y, además, su mejora ha coincidido con el cambio de sistema (3-5-2 o 3-4-3), que personalmente beneficia al ex del Ajax a la hora de mostrar sus grandes virtudes: verticalidad, despliegue, intensidad y también calidad.

El nuevo dibujo táctico hace que Sergiño ayude en las dos áreas pero también en la zona del centro del campo imprimiendo presión e intensidad, una de las carencias que tenía el equipo en los últimos meses. Además de aparecer en ataque con profundidad y de ayudar atrás ante los contragolpes del rival, jugar con dos carrileros profundos hace que el Barça suba su presión más arriba y, por consiguiente, pueda recuperar más cerca del área rival. Ahí, el despliegue de Dest -también el de Jordi Alba- está teniendo parte de 'culpa', al igual que la determinación de Pedri y los hombres de arriba a ser más agresivos en la presión.

El jugador americano sabe que tiene la total confianza de Koeman y sigue trabajando para pulir detalles y elevar sus números en ataque. Su margen de mejora es brutal pero en el club no hay ninguna duda de que es el perfil de jugador que necesitaba el equipo en el lateral derecho, donde desde que se marchó Dani Alves no había un 'propietario' claro de dicha demarcación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil