Sport.es Menú

El Barça ya chuta fuera de casa

El equipo de Valverde volvió a ganar a domicilio más de cinco meses después

El Barça recuperó la intensidad, la seriedad defensiva y por fin se decidió por disparar a puerta

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

GET

0-2

FCB

Getafe

David Soria; Damián, Djene, Bruno, Nyom (Kenedy, 46'); Jason, Maksimovic, Arambarri, Cucurella; Ángel y Mata (Jorge Molina, 58').

Barça

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Junior; Sergio Busquets (Rakitic, 79'), De Jong, Arthur; Carles Pérez (Todibo, 86'), Luis Suárez y Griezmann (Semedo, 75').

Goles

0-1 M.41 Luis Suárez; 0-2 M.49 Junior.

Árbitro

Gil Manzano (extremeño). Expulsó a Lenglet por doble tarjeta amarilla (46' y 83'). Amonestó a Bruno (35')., Busquets (43'), Kenedy (63'), Sergi Roberto (76') y Cucurella (93').

Incidencias

Coliseum Alfonso Pérez.

De Sant Jordi... a San Wenceslao. Del 23 de abril al 28 de septiembre. Más de cinco meses y siete partidos de decepción para volver a lograr un triunfo a domicilio. El Barça por fin ganó fuera y lo hizo en un feudo complicado como es del Getafe, y aunque empezó a medio gas, acabó firmando un partido solvente, intenso cuando lo requirió y, sobre todo, chutó a puerta, algo que brilló por su ausencia en Granada. Y es que sin disparar es imposible ganar. El día que faltó el Dios del fútbol, Leo Messi, y la gran sensación, Ansu Fati, el equipo dio el paso al frente. Ya era hora.

Dembélé. Otra vez. No hay manera. Ernesto Valverde se llevó al francés a Getafe, pero se quedó en la grada por unas molestias musculares, nada nuevo en verdad. Las sufrió en el último entrenamiento previo al partido, pero a buen seguro que condicionó la alineación de un 'Txingurri' que durante la semana ya había perdido a Messi y Ansu Fati. Así que el tridente que debñia encargarse de cortar por lo sano la mala racha a domicilio fue el formado por Carles Pérez, Griezmann y Luis Suárez. Por lo demás, sin sorpresas, con la duda ya instaurada en el barcelonismo de quién ocupa el lateral derecho. Esta vez le tocó a Sergi Roberto. 

Mejor intención, igual espesura

Ir a Getafe es ir a sufrir, a encontrarte a un rival que no te deja espacios y te exige la máxima intensidad. No es una sorpresa para nadie. Si a esto le añades jugar a la hora de la siesta y que te falta el mejor futbolista, que además resulta ser el mejor del mundo, el cóctel de ingredientes no es nada halagüeño. Así que tuvo que tener la primera el conjunto 'azulón' para que despertara el Barça. Ángel recibió desde la derecha y chutó muy fuerte, pero alto. Fue en el 9', y un minuto después, Carles Pérez le hizo un nuedo en las piernas a Nyom, encaró puerta en diagonal y puso a prueba a David Soria. En un partido con las marcas tan ajustadas, cualquier ocasión es oro puro.

No valió porque se pitó fuera de juego, por cierto muy dudoso, pero Luis Suárez no acertó minutos después en el uno contra uno. Sintomático. El Barça, aunque a ráfagas, buscó tener el control del juego, pero las contras del Getafe siempre son muy peligrosas. Menos mal que ahí estuvo Ter Stegen, para agigantarse ante Ángel tras recibir de Mata. Muy bien el alemán.

Por momentos, el partido fue compicado de digerir, por otros, parecía activarse con el intercambio de golpes. De nuevo Luis Suárez fue protagonista, chutó raso y ajustado al palo tras una brillantísima acción de De Jong y el pase de Griezmann, y de nuevo, posición incorrecta del uruguayo.

Suárez resurge con Ter Stegen de asistente...

Y así fueron pasando los minutos, con un equipo muy inseguro atrás que dejó crecer al Getafe. Menos mal del 'cooling break' cuando mejor estaban los locales. Y aunque no se puede asegurar, siendo honestos, que el Barça regresara con un mayor empuje, los de Ernesto Valverde se fueron a vestuarios con ventaja en el marcador. El resurgir a domicilio de Luis Suárez tuvo un asistente imprevisto. Marc-André Ter Stegen lo vio claro, blocó en la salida y envió fuerte un balón teledirigido y con el nombre del 'pistolero' como destinatario. David Soria dudó en la salida y el uruguayo resolvió con mucha clase. Vaselina imparable.

...y Junior se reivindica 

No le había salido nada en el primer tiempo, se cargó de faltas y en ataque  protagonizó hasta alguna acción cómica, pero fue empezar el segundo tiempo y ver la luz Junior Firpo. Su fe le hizo aparecer y aprovecharse del defectuoso rechace de David Soria al disparo de un insistente Carles Pérez. El dominicano le dio con la derecha, su pierna menos buena, y el efecto diabólico hizo el resto. 0-2 para el Barça casi sin comerlo ni beberlo, pero eso sí, con intensidad y la intención de chutar, lo que había faltado hasta ahora en los desplazamientos.

El gol fue un subidón a la moral de un Barça que se liberó de un corsé, el de los partidos como visitante, que pesaba demasiado. Lo que antes costaba un horror ya era más llevadero, el equipo mantuvo su versión más seria en defensa y arriba tuvo oportunidades para sentenciar. A falta de un cuarto de hora, Valverde sacó a Griezmann del terreno de juego. El francés luchó y lo dio todo, pero tuvo poca presencia en las acciones de ataque.

Entró Semedo y adelantó su posición Sergi Roberto. Se trató ya de dejar que pasaran los minutos y lograr un triunfo para no descolgarse de la cabeza de la clasificación. También fue el turno de Rakitic para dar descanso a Busquets.

Roja a Lenglet

El Barça terminó el partido con diez por la dole amonestación a Lenglet, que se lo pudo ahorrar. Pero nada cambió, los de Valverde mantuvieron el tipo pese a una clara ocasión de Portillo, y se hicieron con un  triunfo balsámico. Y ahora, a pensar en el Inter y en la Champions.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil