La renovación de Dembélé se enfría

Su agente sigue dando largas a una negociación en firme

Su suplencia en la final de Copa puede abrir una brecha definitiva

La renovación de Dembélé, prioridad para el Barça | sport

Ousmane Dembélé fue uno de los nombres propios de la final de Copa ante el Athletic. Koeman decidió sacrificarle en su esquema de dos puntas y priorizó la titularidad de Griezmann en una apuesta que acabó por salirle bien. La suplencia sorprendió ante el buen nivel de forma del francés y la realidad es que cada día que pasa parece que su renovación se hace más complicada a pesar de los guiños que ha recibido el futbolista por parte de Ronald Koeman y Joan Laporta. No hay nada finiquitado, pero la realidad es que las negociaciones no avanzan y su futuro cada vez está más complicado.

El Barça ha realizado diversas llamadas al entorno de Dembélé para que se sienten a negociar una renovación por tres temporadas. El jugador galo acaba contrato en el 2022 y el club no quiere que se vaya el próximo verano con la carta de libertad bajo el brazo tras haber realizado una inversión de más de 100 millones de euros. El entorno del futbolista va ganando tiempo y en el club asumen que quieren llegar hasta el verano sin hablar, algo que dejaría al club en una situación difícil.

Los gestos del jugador, mucho más integrado en la plantilla, parecían indicar que su deseo era seguir en el Barça. Se siente muy a gusto en Barcelona, pero también sabe que aquí no se le pagará como en otras partes. Y más si sale libre. Su gran argumento para quedarse era deportivo, pero la suplencia en la final de Copa es un auténtico torpedo a sus expectativas.

La estrategia del nuevo director de fútbol, Mateu Alemany, es clara. Van a forzar la máquina para que Dembélé y su entorno se definan antes de finalizar la temporada. Si Dembélé no responde afirmativamente a la oferta de renovación, el club le pondrá sí o sí en el mercado y pretendientes no van a faltar. Y esperan que Dembélé se avenga a salir porque, de lo contrario, se generaría un auténtico problema. Ahora la importante es que el francés se centre en la Liga porque su concurso será muy importante y, paralelamente, su entorno hable con el club. Hoy por hoy está más difícil que siga.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil