Neymar da largas al PSG

NOTICIA SPORT

El brasileño no firmará la renovación hasta escuchar al Barça; su prioridad es regresar al Camp Nou

Joan Laporta espera el resultado de la auditoría para definir su apuesta deportiva

Neymar quiere escuchar al Barça antes de firmar la renovación con el PSG | Marta Fernández

Neymar lo tiene decidido: ganará tiempo, en pro de los intereses del Barça. Es absolutamente cierto que hay un principio de acuerdo entre el jugador y el PSG para ampliar su actual vínculo contractual hasta 2026, pero, según ha podido saber SPORT, el crack dilatará todo lo que pueda la firma . De esta forma, el de Mogi das Cruzes pretende regalar unas semanas preciosas al Barcelona para que pueda dar forma a una posible oferta. En ningún caso extenderá su relación con su actual club, sin antes haber oído el Barcelona.

El deseo del PSG es hacer pública la renovación de Neymar en este mes de abril, incluso, si es posible, antes de empezar las semifinales de la Champions contra el City, programada para el miércoles día 28. Una vez ambas partes ya han llegado a una entente, los dirigentes catarís quieren cerrar, cuanto antes, uno de los dos temas estructurales que tienen en abierto, el otro es la renovación de su otra estrella, Kylian Mbappé. 

En plena tormenta financiera por el covid-19, el PSG mantiene la ficha de Neymar, una de las más altas del fútbol mundial, y le premia con una prima por renovar. 

Neymar Jr. dilatará la redacción de los contratos, que son analizados por una batería de abogados y especialistas tributarios en Brasil y Francia. Y, posteriormente, se negará a estampar su firma hasta que el PSG no termine todos sus compromisos, tanto en la Champions, como en la Ligue 1, que esta temporada sorprendentemente aún no ha liquidado.

EL BARÇA ESPERA

El crack, que apretó lo indecible para volver al Camp Nou en el verano de 2019, sabe que su nombre vuelve a estar encima de la mesa del Barça que, a pesar de todas las restricciones financieras, busca este verano dar un salto de calidad deportivo para volver a luchar por la Champions en 2022. El ‘factor Neymar’ puede ser decisivo a la hora de empezar a hablar con Leo Messi sobre su renovación, como apuntó la semana atrás el exresponsable de la secretaría técnica en Sudamérica, André Cury, en una entrevista a SPORT. 

Joan Laporta debe afrontar los próximos meses una lucha contra el reloj, para reforzar la plantilla, en un efecto dominó, en que los movimientos principales dependerán de salidas que garanticen músculo financiero y abran espacio en la castigada masa salarial. Además, mientras el Barça siga vivo en la Liga, es imposible tomar decisiones radicales en que se vean implicados los futbolistas titulares.

Por todo ello, Neymar no presionará al Barça, ni tampoco se precipitará. Su posible fichaje es una de aquellas operaciones que dependería de las salidas de jugadores de calado que se produzcan en el sector ofensivo. 

Neymar padre, que es quien llevará el peso de la negociación, sabe que el escenario negociador ahora es muy diferente empezando por la situación institucional del Barcelona: ya que el talante de Laporta no se asemeja al de Bartomeu. Esta vez, no hay cuentas pendientes, ni tampoco antiguas rencillas, entre los protagonistas. Y, en segundo término, el escenario negociador es único porque está a un año de la finalización del contrato de Ney. 

Que nadie dude de que, si se establece un escenario que haga factible la vuelta de Neymar al Barça y su reencuentro futbolístico con Leo Messi, el brasileño pondrá lo necesario de su parte para que se materialice el acuerdo. En 2019, por ejemplo, aceptó una rebaja sustancial de su ficha en el PSG y aceptó cobrar los mismos emolumentos que le habrían correspondido en la temporada 2017-18 si no se hubiera ido a París. Y todo ello, sin la maldita pandemia que, en el ámbito futbolístico, ha diezmado la tesorería de todos los clubes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil