La multa de la RFEF al Barça por el incidente ante el Atlético

En la circular del comité de competición se detalla que se aplica el artículo 133 por la presencia del miembro del staff de Xavi Edu Polo en la zona de vestuarios

Se trata más de una advertencia que de un castigo significativo por el asunto con el asistente

¡Rajada monumental hacia los árbitros! "La imagen de los árbitros tan lamentable, es tan patética..."

EL CHIRINGUITO

SPORT.es

SPORT.es

Veredicto de la RFEF tras el incidente acaecido tras el FC Barcelona-Atlético de Madrid que contamos en SPORT. El Comité de Competición, en su habitual circular tras las jornada de Liga, ha detallado cuál es la sanción que recibe el club azulgrana por el altercado en el que el colegiado Sánchez Martínez mencionaba al miembro del staff del FC Barcelona Edu Polo.

"Multa por Incumplimiento de órdenes, instrucciones, acuerdos u obligaciones reglamentarias. Visto el apartado 6 del acta arbitral del referido partido, en el que se recoge una incidencia acaecida una vez finalizado el partido y en el túnel de vestuario, se recuerda que la presencia de cualquier persona en vestuarios, ajena a las que establece la Disposición General ndécima de las Normas Reguladoras y Bases de Competición, supone el incumplimiento de uno de los deberes de organización de los partidos. Por tanto, los hechos recogidos en el referido apartado son subsumibles en el tipo previsto en el artículo 133 del Código Disciplinario de la RFEF, procediendo la imposición de multa al FC Barcelona. (Artículo: 133)", dice el punto referido al duelo en Montjuïc.

HASTA 602 EUROS

Si nos vamos a ese artículo 133 nos topamos con que la multa económica es de hasta 602 euros. Además, respecto a la amarilla de Xavi Hernández se especifica que es una "amonestación por formular o realizar observaciones, gestos o reparos al/a la árbitro/a principal, a los/as asistentes/as y al/a la cuarto/a (Artículo: 118.1 c))".

Sánchez Martínez, en una de las acciones polémicas del Barça-Atlético

Sánchez Martínez, en una de las acciones polémicas del Barça-Atlético / AFP

En el staff del Barça ya sorprendió que el línier 1, Raúl Cabañero, se quedara en la puerta de la caseta barcelonista en el descanso. Algo inusual en los arbitros, que normalmente se dirigen a su propio vestuario directamente. Cabañero hizo lo mismo al final del encuentro. El asistente se percató que había malestar en el equipo local, pese a la victoria, y en vez de ir hacia su dependencia, se quedó por si podía escuchar algún comentario. Tal y como contamos en SPORT.