Mourinho trata de arrebatar al Barça el fichaje de Yarmolenko

Yarmolenko dispara ante la oposición de Azpilicueta y Nacho
Yarmolenko dispara ante la oposición de Azpilicueta y Nacho  | sport

José Mourinho estuvo ayer en el Olímpico para ver in situ a Andryi Yarmolenko, figura del Dinamo de Kiev y uno de los futbolistas que está sondeando con detenimiento el FC Barcelona con vistas a la apertura del próximo mercado invernal.

Fernando Baquero

Yarmolenko, que puede moverse en cualquier posición de ataque, es un futbolista al que Mourinho sigue desde que era técnico del Real Madrid y no era raro ver a Aitor Karanka y a Rui Faria ‘espiando’ los movimientos del que está llamado a ser el sucesor de Andrei Shevchenko. Pero entonces no se decidió a dar el paso al considerarlo una apuesta arriesgada por la juventud del jugador.

Ante el interés del FC Barcelona, el técnico portugués ha movido pieza personalmente para tratar de adelantarse por un jugador que podría incorporar para tratar de poner freno a la crisis del Chelsea.

Mourinho, provocador como siempre, ni siquiera intentó esconderse. Se alojó en el Hotel Hilton, el mismo donde estaba la selección y la prensa españolas. No coló la excusa de que quiso estar cerca de Azpilizueta, Cesc y Pedro. Su intención era que le vieran y que se supiera que estaba de ‘caza’.

Su presa no era otra que Yarmolenko, al que el Dinamo de Kiev le ha puesto un precio no inferior a 20 millones de euros. Varios clubs de la Premier League, como el Everton o el Arsenal, se han acercado a su entorno para conocer su predisposición a salir de su país. Hasta ahora nadie ha tenido éxito.

Pero ya se sabe que cuando Mourinho se empeña en un futbolista no descansa hasta que lo consigue. Y por dinero no será con Roman Abramovich rascándose el bolsillo. 

No fue sin embargo el de ayer un partido que permitiera demasiado lucimiento a Yarmolenko. El delantero del Dinamo, zurdo cerrado, se movió a pierna cambiada por el lado derecho del ataque y dejó destellos de gran futbolista. Tras un primer tiempo en el que apenas pudo entrar en juego ante la mayor posesión de la selección española, el extremo despertó tras el descanso y fue un incordio para Azpilicueta. Tanto que Del Bosque dio entrada a Jordi Alba en el tramo final del partido para ayudarle en su marcaje. Yarmolenko dejó incluso detalles técnicos que hubiera firmado cualquier estrella del fútbol brasileño, especialmente durante el acoso final de Ucrania. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil