Sport.es Menú

Messi y Neymar neutralizan el bombardeo del 'Submarino amarillo'

Messi y Neymar lideraron la remontada del Barça
Messi y Neymar lideraron la remontada del Barça | sport

El Barça supo hacer frente este domingo al frío y al horario tardío que, una vez más, resultaron unos factores decisivos para que el Camp Nou presentase una discreta entrada. Solo 60.005 espectadores asistieron a un duelo que, a priori, se presentaba más que atractivo ante un valiente Villarreal.

Alfonso Callejas

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

FC Barcelona

3-2

Villarreal CF

FC Barcelona

Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Mathieu, min.71), Rafinha (Rakitic, min.88), Iniesta; Messi, Suárez (Pedro, min.78) y Neymar.

Villarreal CF

Asenjo, Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Bruno, Pina (Trigueros, min.76), Jonathan dos Santos (Moi Gómez, min.84), Cheryshev; Vietto y Giovani (Uche, min.89).

Goles

0-1, min.30: Cheryshev. 1-1, min.45: Neymar. 1-2, min.52: Vietto. 2-2, min.54: Rafinha. 3-2, m.56: Messi.

Árbitro

Vicandi Garrido (Colegio vasco). Mostró tarjeta amarilla a Bruno (min. 23), Jonathan dos Santos (min.41) y a Rafinha (min.64).

Incidencias

Asistieron al encuentro 60.005 espectadores en partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de Primera División disputado en el Camp Nou.

Con los únicos cambios de Bravo por Ter Stegen en la portería y de Rafinha por Rakitic en el centro del campo, Luis Enrique salía con todo para evitar que el ‘submarino amarillo’ hiciera de las suyas bajo el liderazgo de los hermanos Dos Santos, que volvían juntos a la que fuera su casa. 

MESSI Y SUÁREZ, CARA Y CRUZ

Los azulgranas arrancaron el duelo con toda una declaración de intenciones al llevar el peso del juego. Leo Messi fue el primero en ponerse el mono de trabajo para espolear a sus compañeros con algunas acciones de crack, regateando en apenas una baldosa.

Diferentes eran las sensaciones en Luis Suárez aunque el uruguayo dispuso de buenas ocasiones para abrir la lata. Primero, tras una buena asistencia al espacio de Iniesta -que por momentos recordó su mejor versión- y segundo, tras un pase de Alves en paralelo a la frontal del área. Su disparo obligó a Asenjo a sacar una gran mano poco ortodoxa. 

Cumplido el primer cuarto de hora de juego Cheryshev empezaba a hacer diabluras por el extremo izquierdo del ataque ‘amarillo’. El canterano del Real Madrid obligaba a Dani Alves a tener un ojo puesto en la retaguardia ante su gran velocidad. En la otra área Suárez seguía marcado por el infortunio y desaprovecharía un nuevo balón dividido al mandar el balón fuera fregando la cruceta.

CHERYSHEV DA EL PRIMER GOLPE

El Barça controlaba el partido pero la ‘pegada’ no hacía acto de presencia y en ese contexto llegaría el mazazo del ‘submarino amarillo’. Cumplida la media hora de juego y apenas cinco minutos después de un providencial corte de Piqué a GiovaniCheryshev conseguía adelantar a los castellonenses en una jugada cargada de fortuna. Un despeje forzado de Mascherano lo recogió Mario para disparar de forma deficiente y su tiro lo ‘cazó’ Cheryshev para desviar el balón al fondo de las mallas con algo de suerte, haciendo inútil la estirada de Bravo.

El Villarreal se sintió cómodo tras el gol del joven futbolista ruso y los de Luis Enrique empezaban a tener problemas para generar nuevas ocasiones. Una volea a las nubes de Dani Alves tras una jugada de estrategia a balón parado comandada por Messi fue el escaso botín antes de que Vietto volviera a avisar tras una peligrosa contra. 

NEYMAR-PIQUÉ, HÉROE Y VILLANO

El partido se abocaba al descanso pero Leo Messi se encargaría de cambiar el guión del partido. El ‘10’ volvió a aparecer con una rápida penetración por el extremo derecho, cedió el balón a Rafinha para que el canterano disparase con rosca al palo largo y obligase a Asenjo a sacar una buena mano. Fue entonces cuando emergió la figura del Neymar más oportunista para enviar el balón al fondo de la red. 

El gol de ‘Ney’ despejaba el panorama de cara a la segunda mitad. El Barça ya estaba avisado y conocía los peligros de los hombres de Marcelino García Toral. Sin embargo, la sorpresa volvería a saltar en el Camp Nou con un nuevo mazazo, esta vez en las botas de Vietto. El joven punta argentino se encargaría de materializar una gran jugada conducida por Giovani dos Santos. El mayor de los hermanos mexicanos aprovechó un error de bulto de un desafortunado Piqué en un mal control para escaparse a la carrera, recortar sobre el ‘tackle’ del propio central y poner el balón atrás para que Vietto fusilase a un Busquets que buscaba el milagro bajo palos.

REMONTADA EN TIEMPO RÉCORD

El Camp Nou asistía perplejo a un partido que empezaba a complicarse a su equipo. Pocos podían imaginar la arrolladora reacción que el equipo iba a llevar a cabo bajo el liderazgo de Leo Messi. En el 53’, apenas tres minutos después del gol de Vietto, llegaría el tanto del empate. Una buena acción de Suárez penetrando por la izquierda acabó con un forzado pase atrás que Messi cabeceó sobre Víctor RuizRafinha, muy atento, llegó desde segunda línea para volear con violencia y hacer subir el empate al marcador. 

Lo mejor aún estaba por llegar. Apenas dos minutos después llegaría el golazo de la noche para culminar cinco minutos de auténtica locura. Alba y Suárez bascularían el juego desde la banda izquierda hacia el eje del ataque para que Messi controlase el esférico en la frontal y cruzase el balón al palo largo, haciendo inútil el vuelo de Asenjo. Un auténtico varapalo para un Villarreal que minutos atrás se las prometía muy felices.

SIN SENTENCIA; CON ROTACIONES

El Barça había conseguido hacer los deberes en tiempo récord y la grada del Camp Nou no dudaba en agasajar a su alumno más aventajado. Los cánticos a favor de Leo Messi resonaban en el coliseo azulgrana. La última media hora no traería grandes novedades. Los azulgranas no conseguirían sentenciar el partido con un nuevo gol pese a que dispuso de algunas buenas ocasiones en las botas de Neymar, incluida una marcada por un más que posible penalti de Asenjo sobre el brasileño.

Ante el peligro exhibido por el Villarreal, que sirvió como gran toma de contacto en vistas al doble duelo de semifinales de Copa, Luis Enrique abogó por reforzar la parcela defensiva al dar descanso a Busquets y reforzar el eje de la zaga dando entrada a Mathieu. En los últimos minutos Pedro y Rakitic también tendrían sus minutos para dar descanso a Suárez y Rafinha, respectivamente. El hispano-brasileño firmó uno de sus mejores partidos como azulgrana y acabó lastimado con un golpe en el ojo y el labio partido. Un ejemplo de entrega y de sacrificio para demostrar a Luis Enrique que de aquí a final de temporada todos quieren estar ‘enchufados’. El Barça sigue creyendo en esta Liga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil