Sport.es Menú

Marc Cucurella: quería ser como Puyol y no por su melena

Sepa porqué desde pequeño Marc siempre ha llevado así su cabello

¿Ha jugado alguna vez en el Espanyol?

 Cucurella completó una gran jugada que sirvió al Eibar para adelantarse ante el Real Madrid | LALIGA

Recuperamos a continuación el artículo que escribimos en julio de 2014 contando quién era Marc Cucurella. Tenía entonces solo 16 años y estaba a punto de comenzar a entrenar con el juvenil B del Barça.

Josep Capdevila

Cualquiera que vea por primera vez a Marc Cucurella (Alella, 22 de julio de 1998) con esa maravilla de melena que es la envidia de todos aquellos a los que ya no les queda ni un pelo ni de listo ni de tonto, puede pensar que es algo que se ha copiado de Carles Puyol o David Luiz. Pero no. Y es curioso, porque, en efecto, el propio Marc ha reconocido en más de una ocasión que tanto el ya exjugador del FC Barcelona como el nuevo fichaje del PSG son sus dos referencias futbolísticas. Pero esa melena es una cuestión simplemente estética al gusto de Patricia, la madre. Y si alguien no se lo cree, que mire al pequeño de la familia, Lucas, y verá que luce ya una buena melena.

Cucurella, con Aleà y Dani Morer en su primer año de juveniles | sport

Marc es una bendición para cualquier comentarista de radio o televisión, porque con su melena es fácilmente distinguible. Pero Marc es mucho más que una imagen. Es un jugador muy completo, un lateral izquierdo consciente que, como defensa, lo más importante es eso, defender. Y en eso se esmera lo máximo posible. A partir de ahí, sus extraordinarias condiciones físicas le permiten subir y bajar su banda las veces que sea necesario pero teniendo claro que lo vital es mantener la posición.

Marc Cucurella empezó a jugar a los 4 años en el equipo de fútbol sala de su Alella natal. Pero, Òscar,  su padre vio que allí había planta de buen jugador y decidió llevarle a hacer una prueba al Espanyol. Y, por supuesto, se lo quedaron. Allí estuvo hasta el infantil A, cuando el FC Barcelona fue y les fichó de una tacada a él, Carles Torrents y Carles Pérez. A partir de ahí ha ido progresando hasta convertirse en titular indiscutible en el cadete A de Quique Alvarez y en la selección española sub 16. En ese cadete A, uno de los equipos con más calidad en el fútbol base del Barça esta pasada temporada, fue una pieza importante, cuajando unas buenas actuaciones. En la Ciutat Esportiva se recuerda especialmente el partido contra el Nàstic, cuando con 0-0 en el marcador, Marc marcó el gol de la victoria en el último minuto.

Como decíamos, aunque no tenga nada que ver con su melena, sus referencias en un campo de fútbol son Carles Puyol y David Luiz. Admira de manera especial al hasta esta temporada capitán del FC Barcelona, porque representa los mismos valores que él quiere para sí mismo: ese espíritu de lucha, esa entrega constante y dejar todo lo que tiene, hasta su última gota de sudor en el terreno de juego.

Ahora, como cualquier chico de su edad, disfruta de unas más que merecidas vacaciones escolares y futbolísticas, pero, eso si, sin perder el buen estado de forma. Porque Marc sabe que esta próxima temporada, ya como jugador del juvenil B de García Pimienta, el nivel de exigencia será aún mayor que el vivido hasta ahora. Y habrá que estar al cien por cien para no tener ninguna sorpresa y seguir siendo un referente en la defensa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil