El Maestro y el Discípulo, frente a frente

El Maestro y el Discípulo, frente a frente

Busquets, el pulmón del Barça | Perform

Busquets se verá las caras en el Wanda Metropolitano con su 'alter ego' en el Atlético

Rodri es el perfil más parecido al centrocampista catalán que existe hoy en día en el mundo del fútbol

Vicente del Bosque dijo en su momento que si pudiera elegir reencarnarse en un jugador actual sería Sergio Busquets. Elegancia, sentido táctico, inteligencia extrema sobre el terreno, elegancia, el hijo mayor de Carlos Busquets lleva años siendo la envidia de la mayoría de clubes europeos, que ansían un perfil de futbolista así en sus respectivas salas de máquinas. A pesar de que aún tiene cuerda (tiene 30 años), en el Barça hace tiempo que preocupa, y bastante, el hecho de no tener una alternativa de un mismo corte para poder darle descanso a Sergio sin que el equipo lo note en demasía.

Se ha intentado, pero ni Álex Song en su momento, ni reinventos como Sergi Roberto o Rakitic después, han funcionado positivamente en la búsqueda de esa variante de garantías. Con el paso de los meses, cada vez parece más claro que el futbolista que tiene un perfil y unas características más parecidas a ‘Busi’ no se encontraba más allá de las fronteras del estado español. De hecho, estaba a menos de 300 kilómetros de distancia, en un pueblo de apenas 50.000 habitantes.

En el Villarreal Rodrigo Hernández despuntaba la campaña pasada ejerciendo como centrocampista defensivo. Se le veían las primeras maneras: mucha madurez pese a sus 21 años escasos de edad, una frialdad impropia a la hora de tratar el balón y lidiar con la presión de los rivales y un enorme sentido táctico. Pero el Atlético de Madrid ni siquiera dejó pestañear a los posibles clubes que estuvieran atentos a las evoluciones del futbolista madrileño. En el mes de diciembre dejó atado al centrocampista y nada más terminar la temporada confirmó la compra de sus servicios por 20 millones de euros. 20, si. Más de 70 ‘kilos’ se está pidiendo hoy en día por De Jong.

Madurando a pasos agigantados

El tiempo no ha hecho sino darle completamente la razón al conjunto colchonero apostando tan pronto por Rodrigo. Un jugador, que, todo sea dicho y aclarado, se marchó cinco años atrás de la cantera rojiblanca al no ver ningún tipo de posibilidad de progresión. Actualmente es una gozada ver a Rodri en cada partido. Es prácticamente como ver a una extensión de Sergio Busquets. Es inevitable pensar en el enorme trabajo y el gran futuro que tendría en can Barça. Ocho años más joven que ‘Busi’, sería el relevo más natural. Pero este sábado, el Wanda Metropolitano, se verán las caras Maestro y Discípulo.

SPORT ya comentó en diciembre de 2017 que el madrileño era pretendido por el Barça. Pero en los despachos gana el más hábil y el más intuitivo. Intuición es la que le sobra a Rodrigo Hernández sobre el verde. Y personalidad. Y, por si fuera poco, también tiene llegada. En ese aspecto sí que tiene pinta de que será mejor que ‘Busi’. Va bien por arriba (el gol a la salida de un córner frente al Athletic de hace unos días así lo atestigua) y con su 1,91m de altura es una auténtica amenaza. Busquets solo hay y habrá uno, pero Rodris, mal le pese al Barça y a sus ‘scouters’, no saldrán tampoco más.