Sport.es Menú

Leo Messi deberá abonar más de 35 millones de euros a Hacienda

Leo Messi deberá pagar más de 35 millones de euros para zanjar sus problemas con la Hacienda española. Según asegura 'La Vanguardia', ponerse al día con el fisco le podría llegar a costar a la estrella del Barça hasta 41 millones de euros una vez finalicen el proceso judicial y las inspecciones en las que está inmerso desde hace ya un año. Según el rotativo barcelonés se trataría de "una paz judicial y otra administrativa".

SPORT.es

Los inspectores de Hacienda, "los hombres de negro de Cristóbal Montoro", se apuntarían "un importante éxito de recaudación" al final del caso de Leo Messi, que se ha convertido en "uno de los más destacados de la campaña del fisco centrada en personajes públicos con elevados ingresos y en ocasiones poco escrupulosos con sus obligaciones tributarias", afirma 'La Vanguardia'.

Estos 41 millones se desglosarían en los 10 millones de declaración complementaria presentada apenas una semana después de ser denunciado en mayo del año pasado por la Fiscalía; la hipotética sanción que muy posiblemente le imponga la justicia si el caso se cierra con acuerdo y que podría elevar parcialmente la primera cifra, en varios millones más, entre 4 y 6, y los 25 millones (20 netos) que ha aportado como aval ante Hacienda por los ejercicios no prescritos y que no habían sido objeto de la inspección. La suma de estas tres partidas, tras determinados ajustes, arroja algo más de 35 millones por los últimos seis años fiscales, ya que no se incluye el 2013, cuyo cierre se producirá a finales de junio.

ÁMBITO JUDICIAL

En el ámbito judicial todo está pendiente de las negociaciones que los representantes legales del jugador mantienen con Hacienda y la Fiscalía para reducir el impacto penal y económico del caso.

Siempre según la información de 'La Vanguardia', las bases del acuerdo pasan por asumir la responsabilidad, en este caso por parte del padre del jugador, Jorge Horacio Messi, y el pago de las cantidades adeudadas al fisco en los años 2007 al 2009 más una sanción. La defensa del jugador, que encabeza el letrado Cristóbal Martell, alega que el futbolista no participaba en la gestión fiscal de sus ingresos y que la aceptación de la condena por parte del padre es un severo sacrificio. En suma, se trataría de acordar una sentencia condenatoria leve de conformidad que, muy probablemente, implicará un 60% de la cantidad aportada, es decir los seis millones. 

El Código Penal establece que una declaración complementaria y desembolsada, incluyendo intereses y posible sanción, que se presenta después de haberse iniciado la inspección o de ser denunciado por la Fiscalía, únicamente tendrá para el defraudador efectos atenuantes, pero no exculpatorios, y esto en el caso de que se presente en los dos meses posteriores a la denuncia. Además, para que esto ocurra se exige que el contribuyente "reconozca judicialmente los hechos" denunciados.

Las ventajas son de dos tipos: en primer lugar, se rebaja la posible pena, que en condiciones normales es de entre dos y seis años de prisión, en "uno o dos grados" y, además, reduce el porcentaje de la sanción económica impuesta, que en el caso máximo puede llegar a ser de hasta seis veces la cantidad defraudada, normalmente al 62,5%.

La denuncia de la Agencia Tributaria contra Leo Messi y su padre se centraba en que el jugador había cedido sus ingresos por derechos de imagen a sociedades ubicadas en paraísos fiscales. Esa cesión no estaba justificada por ningún tipo de actividad económica que esas sociedades estuvieran prestando, salvo si se considera como tal el hecho de que no pagasen ningún tipo de impuesto. La inspección cifró en 5,2 millones de euros las cuotas del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) defraudadas durante los años 2007, 2008 y 2009.

Al margen de los años denunciados por la Agencia Tributaria a la fiscalía, y que esta presentó en los jugados de Gavà, donde se instruye la causa, el jugador ha debido hacer frente a la puesta al día de los ejercicios posteriores, precisamente los de más proyección, tanto por los éxitos deportivos del Barça, como por la proyección internacional del jugador, lo que se ha traducido en más ingresos del club y también más ingresos de imagen y patrocinio. Son los años en los que Leo Messi se convirtió en el mejor jugador del mundo como testifican los cuatro Balones de Oro (2009 al 2012) consecutivos que se adjudicó. 

COMPLEMENTARIAS

En este caso, también se presentan declaraciones complementarias y el contribuyente puede pedir el aplazamiento del pago, con el correspondiente pago de intereses y, en su caso, el recargo que fije Hacienda por el retraso en la declaración, normalmente un 20% cuando ha transcurrido más de un año.

Para hacer frente a estas contingencias, los asesores del futbolista han negociado y obtenido avales de entidades financieras por 25 millones que han puesto a disposición de Hacienda. Este aval incluye un 25% de recargo que el fisco exige como garantía y que se puede recuperar al final del proceso administrativo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil