Sport.es Menú

Sus mejores frases: entre la figura y la parodia

Las imitaciones de Nuñez contribuyeron a humanizarlo y a popularizar algunas de sus expresiones

El tono sentido de sus declaraciones y un lenguaje único definen un universo reconocible

Josep Lluís Núñez dejó como presidente del Barça varios momentos para el recuerdo | ZML

Hace 18 años que Núñez dejó de ser presidente del Barcelona, pero algunas de sus frases más célebres permanecen en el imaginario colectivo culé. Han contribuido a ello imitaciones míticas, de Arus a Latre, pasando por Manel Fuentes, que han diluido la frontera entre la persona y el personaje.

Todos ellos humanizaron la figura de Núñez a partir de sus tics más recurrentes: la austeridad, el sentido paternalista con ‘el soci’ y una emoción a flor de piel que daba mucho juego televisivo.

Su tono tremendista era tan llamativo como un lenguaje personalísimo que incluía castellanismos (“quicir”, “se’m ha dit”, “pulutant”...) y expresiones que configuraban un universo propio. 

Sus apariciones en la prensa, además, eran habituales y siempre regalaba titulares. Sobre todo en la época de Cruyff, donde el cruce de declaraciones entre ellos alimentó una dualidad con mucha tradición en la historia de club.

"Uno de mis éxitos más importantes como presidente fue hacer rentable a Cruyff”

El carácter irreductible de Cruyff chocaba con el inmobilismo de Núñez. Los dos convivíanan en el club pero se observaban con desconfianza. A los dos les gustaba mandar y que las cosas se hicieran a su manera. El magnetismo que despertaba Johan contribuyó a la sensación de incomprensión que invadía a Núñez muy a menudo. 

De ahí que de vez en cuando sus intervenciones terminasen en lágrimas. En general Núñez sentía que no se le valoraba suficiente su aportación al club.  Y terminó tremendamente dolido con Johan.

“Yo he intentado ayudarlo... pero él me ha ayudado muy poco”, fue una de esa frases lapidarias con las que cerró la etapa del holandés en el banquillo. Son muchas las frases que el culé recuerda -y todavía imita- de uno de los personajes más presentes en la iconografía del barcelonismo. 

Estas son algunas de sus frases más célebres:

"No puedo tener a un profesional que gana 300 millones y vende apartamentos en Andorra los fines de semana"

"Estuvimos comiendo unos ‘sandvitxos’ y hubo amenazas hasta a los difuntos"

"Hacemos una oferta a esta ciudad olímpica que lleva el nombre de nuestro club"

"Se han puesto ‘llambordins’ en todos los elementos comunes del exterior del estadio"

"Lo primero que les decimos a los fichajes es que no se  paseen por el entorno del Camp Nou"

"Pablo Ornaque, un hombre que es curioso, fan del Espanyol, pero una gran persona..."

"El president de la Generalitat quiere dominar el país; yo quiero hacer país"

"Estos fichajes que usted me dice los podría hacer la portera de mi casa".   

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil