Sport.es Menú

El equipo de Setién: Cruyffismo, método, discrepancia y coaching

Su segundo Eder Sarabia tiene mucho peso en los entrenamientos y es una persona de sangre caliente

El entrenador de porteros, Jon Pascua, es un gran motivador y apasionando de la psicología

 El Barça grabó en vídeo cómo el nuevo entrenador llegaba a su primer entreno culé | FCB

"Quique es una persona muy segura de sí misma, que tiene muy claro lo que quiere, pero que delega mucho. Él siempre dice que quiere rodearse de gente mejor que él. Y eso nos hace tener mucha responsabilidad". Eder Sarabia, el segundo de Setién, definía así la dinámica de trabajo del cuerpo técnico en una charla con 'Ecos del balón'.

Leo Messi

Su vínculo con Setién viene de lejos. De muy lejos. Porque con solo ocho años Eder se acostumbró a ver a su padre Manu Sarabia compartir equipo con Quique Setién en el Logroñés. Entonces no se imaginaba que terminaría compartiendo equipo con su hijo Eder, pero en los banquillos.

Su ahora segundo entrenador forma parte de esos técnicos que vieron truncado su sueño de llegar a la élite como futbolistas. Hay muchos entrenadores que encontraron en su particular fracaso como jugadores el motor para triunfar como técnicos. 

La comparación con su padre

Como futbolista sufrió la comparación con su padre. Jugaba de extremo izquierda o como mediapunta. Era zurdo como su padre. Tenía talento pero, cuenta Manu, que le faltó hambre y fiebre competitiva para llegar al máximo nivel. No tardó en darse cuenta que si quería cumplir su sueño tenía que escoger otro camino. Y con 23 años ya tenía en la cabeza ser entrenador.

Fue en su etapa como técnico del juvenil del Villarreal cuando llamó la atención de Quique Setién. El ahora entrenador del Barça encontró similitudes en el estilo de aquel Villarreal y su Lugo. "Fue salir él de Lugo y decirme: 'ponte a ver Las Palmas, que nos vamos para allá". Desde entonces Eder es un fijo en el cuerpo técnico de Setién.

Nada extraño, porque ambos comparten una idea básica sobre el fútbol: es más fácil convencer al futbolista si tiene la pelota. "Para mí jugar bien es sacar el máximo rendimiento a los futbolistas que tienes. Y cuando se asocian jugadores como Joaquin, Barta o Felipe son felices", explicaba en 'Ecos del balón'. 

Setién con Riqui Puig, en la sesión de esta mañana | FCB

Setién se siente cómodo con colaboradores que sean capaces de llevarle la contraria

Eder es un tipo vehemente, que se ha ganado la fama de ser el nervio del cuerpo técnico de Setién, tras protagonizar varias expulsiones. Él es junto al gallego Fran Soto, preparador físico pero también con experiencia como entrenador, el núcleo duro de Setién. 

Un cuerpo técnico, donde cuenta Sarabia, se valora la discrepancia, aunque comparten una misma idea de juego.  "Si yo fuera primer entrenador no me gustaría tener un segundo que me dijera lo guapo que soy y lo bien que lo hago. Para eso tengo a mi madre y no a un segundo", aseguraba Eder Sarabia. "Es mucho más fácil enganchar al jugador desde la pelota y a partir de ahí convencer a los jugadores de que hagan cosas más sacrificadas. Es bueno partir de una misma idea pero que haya discrepancias".

Sarabia tiene mucho peso en la preparación de los entrenamientos. También en la ejecución, donde a menudo Setién está en una segundo plano para verlo todo con más perspectiva. Así cuando interviene a los jugadores les llega más el mensaje.

En la toma de decisiones fuera de los partidos Setién es más de llevarse el trabajo a casa que de tomar decisiones al momento. Una vez le ha dado vueltas lo consulta con Sarabia y Fran Soto, que a pesar de ser el preparador físico también interviene como un entrenador más. 

El gallego llegó a entrenar en Regional Preferente y tendrá un papel importante para tratar de mejor la puesta a punto de la plantilla. La condición física ha sido en los últimos tiempos una de las asignaturas pendientes del equipo.

Jon Pascua

Jon Pascua, un entrenador de porteros especial

Otro de las caras nuevas es el preparador de porteros, Jon Pascua, un tipo intenso, con una imagen potente (un gran número de tatuajes cubre su cuerpo) con un gran interés por la psicología y los aspectos motivacionales de la profesión. 

Pascua, exentrenador de porteros de Betis, selección de Filipinas, Mamelodi Sundowns y Athletic, cumple con ese perfil de coach, cada vez más frecuente en el fútbol de élite. 

"El éxito no se logra con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización". Con esa frase del artista Jean-Pierre Sergent presenta su metodología. Setién llega con los suyos para recuperar el método

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil