El Celta, posible destino para Riqui Puig

El Celta, posible destino para Riqui Puig

Xavi Hernández asegura que cuenta con Riqui Puig, un futbolista con un talento innato | FCB

Los vigueses buscan sustituto para Denis Suárez y piensan en el blaugrana

El de Matadepera ya sabe que debe salir este verano

Xavi y la dirección deportiva del Barça preparan una profunda renovación en la plantilla. Uno de los afectados es Riqui Puig. El de Matadepera apenas ha jugado con el egarense en el banquillo. Solo 525 minutos en toda la temporada. Solo tres partidos como titular con Xavi.

La dirección deportiva ya sabe que debe buscarle una salida al centrocampista de la cantera. Y el jugador, que se resistió a salir los dos últimos veranos cuando Ronald Koeman le advirtió que tendría pocos minutos, también conoce las intenciones del club. "Me sabe mal la situación de Riqui. Yo le hice debutar, pero debe entender que es joven y debe jugar", decía ayer Gerard López, seleccionador catalán que incluyó al blaugrana en la lista de convocados para el amistoso contra Jamaica del 25 de mayo. Y parece que Riqui Puig ahora sí que buscará una salida. ¿Dónde?

El Celta aparece como un serio candidato para ser el destino del centrocampista catalán. Los vigueses buscan un sustituto para Denis Suárez y se han fijado en Riqui Puig. Denis es fijo para Eduardo Coudet, pero el presidente del Celta, Carlos Mouriño, ya ha advertido al jugador que o deja la agencia que le representa, de la que es socio, o en verano será traspasado. Y si no quiere salir, irá a la grada. Es la decisión que tomó después de que dicha agencia se llevase al canterano vigués, Bryan Bugarín al Real Madrid.

DIFERENTES OPCIONES

Riqui Puig gusta a Coudet y habrá que ver como se desarrollan las negociaciones entre las tres partes. El de Matadepera tiene contrato con el Barça hasta el 30 de junio del 2023, por lo que el jugador debería ser traspasado, aspirando el club blaugrana a percibir algo más de cinco millones de euros. La ficha del vallesano siempre será un obstáculo. Pero existe otra opción. Es la de renovar a Riqui Puig y que salga cedido. El Barça liberaría una ficha para las nuevas incorporaciones, se ahorraría un sueldo y continuaría teniendo controlado a un jugador que siempre ha gustado mucho al presidente, Joan Laporta.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil