El día que Lewandowski decidió fichar por el Barça

El día que Lewandowski decidió fichar por el Barça

El gesto de Messi con Lewandowsk | PERFORM

El delantero polaco vivió con gran decepción no ganar el Balón de Oro en las ediciones de 2020 y 2021

El delantero del Bayern Múnich sintió la convicción en noviembre de 2021 de que para ganar el galardón debía abandonar el Bayern

Si Robert Lewandowski tuviera que poner una fecha al momento en el que decidió que debía dejar el Bayern de Múnich y su futuro se empezó a encaminar hacia el vestuario del Camp Nou, es muy posible que escogiera el 29 de noviembre de 2021. Aquella tarde, en París, durante la entrega del Balón de Oro a Leo Messi, el delantero polaco vivió unos momentos agridulces que le ayudaron a despejar algunas incógnitas.

El entorno es la platea y el escenario del Theatre du Chatelet de la capital francesa, durante la gala anual de entrega de los premios de France Football. Lewandowski sube al escenario a recoger un galardón especialmente creado para él, Delantero del Año 2021. Un reconocimiento a su excepcional campaña (41 goles en 29 partidos de la Bundesliga)... y que la organización había creado de manera express para otorgar cierto protagonismo al delantero del Bayern.

Porque la realidad es que Robert había quedado en segundo lugar en las votaciones por el Balón de Oro y el ganador del máximo reconocimiento era, una vez más, el indiscutible rey de la reciente era futbolística, Leo Messi. El propio Leo admitió poco después desde el estrado, con su séptimo Balón de Oro bajo el brazo, que Lewandowski se había merecido ganar el exento Balón de Oro 2020, y solicitó a la organización que pusiera remedio, de alguna forma, a la injusticia del año anterior. De hecho, Robert sí que ha conquistado las dos últimas ediciones del The Best, el premio que otorga la FIFA y que hace unos años se 'divorció' del Balón de Oro.

Tiranteces con el Bayern Múnich

Para entonces, el ariete polaco ya tenía ciertas tiranteces con el Bayern de Múnich, pues consideraba que los responsables de su club no le habían hecho una oferta económica a la altura de sus expectativas para la renovación de un contrato que expira el 30 de junio de 2023.

La guinda a esa sensación poco reconocimiento en su propia casa fueron las vibraciones que recibió, sentado en la platea del teatro Chatelet. Robert tuvo la convicción de que siendo jugador del Bayern Múnich nunca conquistaría el Balón de Oro, por extraordinaria que fuera su hoja de servicios -como era el caso ese año- o por mucho que el club bávaro, uno de los históricos del fútbol mundial y en aquellos momentos de nuevo campeón de Europa y del mundo.

Consciente de que el impacto mediático del Bayern a nivel mundial no es el mismo que el de otros grandes de Europa, y descontento con las cifras que manejaba para prolongar su contrato, Lewandowski empezó a estudiar seriamente las alternativas para proseguir su carrera deportiva y las propuestas que le llegaron.

La Liga por delante de la Premier y el PSG

En los últimos meses, Robert decidió dejar de lado, en principio, las oportunidades que le llegaron desde la Premier League. Tampoco se mostró excesivamente entusiasmado con los devaneaos del PSG, en alerta ante la posible marcha de Kylian Mbappé. Igualmente, dejó de lado la opción de recalar en el Santiago Bernabéu pues el Real Madrid ya cuenta con Karim Benzema y Robert tenía claro que Mbappé se vestirá de blanco la próxima campaña.

El FC Barcelona se convirtió en una opción prioritaria pues supone jugar en una de las Ligas con más cartel, como es la española, y en uno de los grandes del fútbol mundial que en estos momentos intenta reflotar económica y deportivamente. Lewandowski podría ser el una de las grandes referencias del nuevo proyecto de uno de los clubes más mediáticos del mundo y exprimir su últimos años de fútbol al máximo nivel en un equipo necesitado de repetir los éxitos de la pasada década. En el aspecto personal, tanto el delantero polaco como su familia conocen y disfrutan de la cultura y costumbres españolas y mediterráneas en sus vacaciones en las Islas Baleares y no tendrían problemas para adptarse a una ciudad como Barcelona.

A partir de ahí, se abrió la puerta a una operación que es complicada, por los condicionantes económicos y las dificultades que puede poner el Bayern de Múnich, pero que para Barça y Lewandowski es una primera opción.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil