Christensen deja muchas dudas

Christensen deja muchas dudas

Andreas Christensen se marchó lesionado ante el Lille | TELEFÓNICA

El central, que jugará en el Barça el próximo curso, fue sustituido otra vez por Tuchel al descanso ante el Arsenal

Le regaló el 0-1 a Nketiah con una mala cesión atrás y se mostró muy poco fiable

Quizás por el nerviosismo de su fichaje por el Barça y por estar viviendo los últimos días en el Chelsea, Andreas Christensen está rindiendo muy por debajo del nivel que había mostrado hasta hace unas semanas.

El central danés, cuya incorporación todavía no se ha hecho oficial pero es conocida tanto en Barcelona como en Londres, fue titular en el derbi frente al Arsenal y, como sucediera ante el Madrid en Champions, relevado al descanso por Tuchel. El técnico germano, eso sí, aseguró tras el choque que el cambio lo había pedido el jugador, que no fue por decisión técnica.

En el once titular 'blue' también figuró otro futurible azulgrana, César Azpilicueta (marcó un gol). No fue en líneas generales una buena noche para el conjunto de Stamford Bridge, que cayó por 2-4 ante un rival directo y acumula dos derrotas en los últimos tres partidos de Premier. Más que el valor clasificatorio (sigue teniendo un colchón de cinco puntos respecto al quinto), la derrota fue un golpe duro de moral al tratarse de un Arsenal muy irregular y por ser un derbi londindense.

El futuro futbolista del FC Barcelona cometió un error garrafal que propició el 0-1 de Nketiah. El, que iba en carrera hacia su portería, quiso ceder atrás para su portero, Mendy, pero el balón se quedó muy corto y el delantero 'gunner' lo aprovechó para inaugurar el marcador.

Más allá de eso, el nórdico estuvo muy poco fiable. Tanto, que, como comentábamos, su técnico lo sustituyó al descanso por Thiago Silva.

TUCHEL LO 'VENDIÓ' CON VINICIUS

Ya frente al Madrid arreciaron las críticas sobre el defensa escandinavo, que, eso sí, vio cómo Tuchel lo 'vendía' ante Vinicius. Luego el propio entrenador alemán lo reconoció en rueda de prensa. En aquella ocasión, el danés actuó como central diestro en una defensa de tres y apenas recibió ayudas del carrilero (Reece James) y del centro del campo para frenar al brasileño.

Sin duda, no se están viendo con especial tranquilidad las actuaciones del central en el seno del FC Barcelona. Si a eso le sumamos que es un perfil de jugador que suele tener bastantes problemas físicos, los 'inputs' no son los mejores. Aun así, la confianza en que Xavi pueda sacar lo mejor de él y el usarlo en su demarcación correcta deberían ayudar a que su rendimiento incrementara.