Sport.es Menú

El Barça golpea primero

Leo Messi, con Luis Suárez al fondo, celebra su gol del triunfo en el Barça-Atlético
Leo Messi, con Luis Suárez al fondo, celebra su gol del triunfo en el Barça-Atlético | sport

El Barça tardó en hacerlo, pero golpeó primero y envió de regreso a Madrid al Atlético seriamente tocado; el gol de Messi, remachando su propio fallo al lanzar un penalti en el minuto 84, es de oro de cara al choque del Vicente Calderón.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

COPA DEL REY

FC BARCELONA

1-0

ATLÉTICO MADRID

FC BARCELONA

Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic (Xavi, 76'), Iniesta (c) (Bartra, 87'); Messi, Suárez y Neymar.

ATLÉTICO MADRID

Oblak; Juanfran, Godín, Miranda, Siqueira; Mario, Gabi (c) (Raúl Giménez 87'), Koke, Arda; Griezmann (Raúl García, 65') y Fernando Torres (Mandzukic, 46').

GOL

1-0, Min. 84, Messi. Penalti de Juanfran sobre Busquets que lanza Messi. Oblak rechaza en primera instancia pero el balón le cae a Messi que remacha a la red.

ÁRBITRO

José Luis González González (Comité Castellano-Leonés). Asistido en las bandas por José M. Sánchez Santos (Comité Castellano-Leonés) y Jon Núñez Fernández (Comité Vasco). Cuarto árbitro, Fernando Román Román (Comité Castellano-Leonés). Tarjetas amarillas a Juanfran (45') por una patada a Neymar; a Luis Suárez (78') por protestar una acción; a Mascherano (79') por protestar una acción a Miranda (82') por moverse en la Barrera; a Gabi (87') por protestar; y Godín (90+1) por una falta sobre Messi.

INCIDENCIAS

Camp Nou, 62.225 espectadores. En los prolegómenos, se guardó un minuto de silencio en memoria de Jaume Descals Sanmartí, recientemente fallecido y que ostentaba la condición de socio número 1 del FC Barcelona.

Más allá del espléndido resultado, lo mejor del duelo desde el punto de vista barcelonista fue que supo imponer su estilo en la primera mitad y adaptarse en la segunda a la forma que le gusta a los rojiblancos para vencer.

Mientras que Luis Enrique alineó en el Barça el once que todo el mundo esperaba, con el único cambio de Ter Stegen por Bravo en la meta, Simeone jugó un poco más con su equipo: Mandzukic se quedó en el banquillo dejando las puntas para Torres y Griezmann y mantuvo a Gabi en el centro del campo. Como sucedió en el duelo de la Liga, el Barça arrancó con la misma intensidad que entonces. 

Un detalle fundamental porque el Atlético quiso ser más ambicioso en esta ocasión. Sin embargo, se encontró con un Leo Messi en estado de gracia y en plena sintonía con un un equipo que parece haber encontrado su identidad. 

Raktic, Busquets e Iniesta administraron el balón con velocidad y sin perderle la cara a los contundentes centrocampistas rojiblancos. El croata se encontró muy cómodo en un choque en el que saltaban chispas, con su combinación de fuerza y técnica, suministrando valiosos balones en el área rival. Y el intento del Cholo de encerrar en la banda derecha a Leo acabó dejando en evidencia a Siqueira y liberando a los demás delanteros.

TRES MUY CLARAS

A los cuatro minutos de juego llegó la primera oportunidad clara del Barça. Neymar recibió el balón tras un cambio de orientación de Messi, se acomodó el esférico para armar la diestra y lanzó un zambombazo al que respondió Oblak con una espléndida 'mano', despejando a córner.

Las tres estrellas blaugrana dispusieron de una clara ocasión cada uno para marcar pues a la del brasileño, siguió una de Leo Messi a los 12 minutos. Tras una magnífica combinación entre Alves y Rakitic, el genio de Rosario gambeteó en el área para armar el cañoncito pero el disparo salió inesperadamente alto.

Sería Luis Suárez el que de nuevo tendría en el punto de mira a Oblak en el minuto 35 tras una nueva asistencia de Rakitic espléndida, un globo al primer toque por encima de la defensa; pero el uruguayo envió su remate con la zurda por encima de la portería.

LA RÉPLICA DEL ATLÉTICO

Tras un primer cuarto de hora de mayor dominio barcelonista, el choque se equilibró. El Atlético consiguió forzar alguna falta lateral y alguna salida al contragolpe que complicó la vida de la zaga y de Ter Stegen. Las apariciones de Arda Turan por la izquierda silenciaron al Camp Nou en más de una ocasión.

Gerard Piqué tuvo que rectificar en un par de ocasiones, pero su aportación por alto, achicando balones, y con dos cortes providenciales ante Torres en el pico del área (32') y birlándole ¡de tacón! el esférico a Griezmann cuando ya encaraba la portería (39') resultaron determinantes. El propio Griezmann (35') había rematado de cabeza, aunque forzado y sin poder orientar correctamente su intento.

EL CHOLO MUEVE FICHA

Quizás por eso Diego Simeone fue el primero en mover ficha y tras el descanso dejó en la caseta a Torres para incorporar a Mario Mandzukic. Además, pareció que la 'jaula' sobre Leo Messi estaba más ajustada pues el argentino centró su posición mientras Rakitic se abría hacia la banda derecha. 

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron de tanteo; jugados con mucha intensidad por ambos equipos pero con menos fútbol. Con el Atlético un poco más cómodo en defensa pero con menos salida al contragolpe; y con el Barça dominando y jugando en campo rival pero sin acertar con el último pase.

La falta de gol y la tensión llevó a que el juego se fuera embarullando, con entradas muy feas por ambas partes. Incluso Messi le dejó un 'recado' a Miranda; y Godín y Luis Suárez, pese a ser amigos y compañeros en Uruguay, intercambiaron las tarjetas de visita.

De nuevo Simeone dio un relevo en el once, esta vez más conservador al retirar a Griezmann para incorporar a Raúl García (65'). La única variante del Barça fue devolver a Messi a una posición más cerca de la banda hasta que se decidió a incorporar a Xavi Hernández por Rakitic (76').

ESTALLA EL CAMP NOU

La cosa se complicó cuando Luis Suárez se encaró con el árbitro por no señalar unas claras manos de Mario Suárez en el balcón del área (80'). El Camp Nou era una caldera cuando llegó la jugada decisiva; una falta Siqueira sobre Messi en la frontal del área que el propio Leo lanzó. En la jugada posterior, Juanfran cometió un penalti de libro sobre Busquets.

Leo Messi fue el encargado de lanzarlo y, aunque Oblak detuvo su disparo en primera instancia, el rechace le cayó al '10' blaugrana que entonces sí, no perdonó el 1-0 (84').

La recta final tan abierto y alocada como el resto del partido, con una llegada de Messi tras un error de Godín que Oblak neutralizó de milagro; y con una aparición de Siqueira en la frontal blaugrana que no tuvo consecuencias.

El 1-0 es un excelente resultado para el Barça que encadena su segunda victoria ante el Atlético después de seis choques sin ganar en la pasada temporada. Y lo que es más importante para el equipo de Luis Enrique: imponiéndose en un segundo tiempo jugado al estilo que le gusta a los de Simeone.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil