El Barça sigue vivo... con suspense

Un gol de Piqué en la primera parte fue suficiente para conseguir los primeros tres puntos en la Champions

Los azulgranas no dieron síntomas de mejoría y mostraron un juego muy pobre

Las mejores imágenes de la victoria del Barça ante el Dinamo de Kiev | Telefónica

Victoria importantísima la que consiguió el Barça ante el Dinamo de Kiev (1-0). Los de Ronald Koeman sumaron los tres puntos gracias a un gol de Gerard Piqué aunque las sensaciones de los azulgranas no fueron buenas en ningún momento. ¿Lo mejor del partido? Seguir vivos en Champions y la afición.

FICHA TÉCNICA

Champions League

FCB

1-0

DIN

FC Barcelona

Ter Stegen, Mingueza (Coutinho 46'), Piqué, Lenglet, Alba; Frenkie de Jong, Busquets, Gavi (Sergi Roberto 70'); Dest, Luuk de Jong (Ansu 46') y Memphis (Agüero 75')

Dinamo de Kiev

Bushchan; Kedziora, Syrota, Zabarny, Mykolenko; Sydorchuk, Shaparenko, Tsygankov, Buyalskiy, De Pena, Supryaha

Goles

1-0 Piqué, min 36.

Árbitro

Amarilla a Dest.

Incidencias

Partido correspondiente a la fase de grupos de la Champions disputado en el Camp Nou ante 45.968 espectadores

Pocos lo esperaban pero Luuk de Jong no falló a su cita con la titularidad en Champions. Presente en las derrotas ante Bayern y Benfica, Koeman volvió a apostar por él. El plan parecía claro. 4-3-3. Extremos abiertos. Bombardeo de balones al área. Se vieron rápido las intenciones del técnico holandés. En los primeros diez minutos, Jordi Alba ya había puesto cuatro centros. El más peligroso fue el primero. Dest remató fuera. Muy espeso el juego de los azulgranas que no lograban perforar el muro ucraniano. El peligro siempre llegaba con centros. La tuvo Luuk por partida doble. No acertó ni con la cabeza ni con el pie. Este segundo fue el primer remate entre palos tras 200 minutos en competición europea. Dramático. En la otra área, los de Lucescu estuvieron a un paso de marcar tras un despiste de la defensa azulgrana. 

A Koeman no le gustaba lo que estaba viendo y, a falta de diez minutos para el descanso, mandó calentar a Ansu Fati. La salida del banquillo del canterano animó al Camp Nou, que padecía el espeso juego de su equipo. La afición no fue la única que despertó. El duende de Ansu llegó a sus compañeros ya que en la siguiente jugada llegó el gol. Enésimo centro de Jordi Alba y Piqué, el mejor nueve del equipo, remataba de volea al fondo de la red. Tenía que ser el central el que abría la lata. Se besaba el escudo Piqué. Eso fue lo mejor de los primeros 45 minutos.

Al descanso, Koeman movió piezas. Entraban Ansu Fati y Coutinho en el lugar de Mingueza y Luuk de Jong. Dest, al lateral. Conectaban rápido Memphis y Ansu. Se le veía necesitado de cómplices al holandés. Suyas fueron las ocasiones más claras. Ansu presionaba al guardameta y le arrebataba el balón pero, tras asistencia de Memphis, mandaba su disparo de media volea desviado. En su siguiente conexión, Ansu conectaba con Coutinho pero el brasileño tampoco apuntaba bien. 

LA AFICIÓN SÍ ESTUVO A LA ALTURA

Pasaban los minutos y lo mejor seguía siendo la afición del Camp Nou. Los casi 46.000 aficionados que acudieron al estadio se dejaron el alma para levantar a un equipo que no daba señales de vida. Pocos creerían que el Barça necesitaba la victoria para seguir vivo en Champions. Salía el Kun. 20 minutos para él. Otra ovación de “Kun, Kun, Kun”. Pero tampoco el argentino pudo ayudar al equipo a mostrar una mejor versión. Hubo pitos en el Camp Nou. Más por impotencia y desesperación que por otra cosa. Al Barça ya le iba bien que pasaran los minutos y al Dinamo también. Esperaban su oportunidad los de Lucescu. Por suerte para los azulgranas, no la tuvieron. El Barça suma sus primeros tres puntos en Champions pero necesita mejorar su juego si quiere optar a la clasificación para los octavos de final.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil