El Barça activa ya la operación lateral izquierdo

El Barça activa ya la operación lateral izquierdo

Gayá explota y carga contra el árbitro del Barça-Valencia | MOVISTAR

El objetivo prioritario para junio es firmar a un zurdo y a un delantero centro goleador

El club, muy atento a las conversaciones por la rneovación de Gayà

El director del área de fútbol internacional del Barça, Jordi Cruyff, admitió que el club había buscado un lateral zurdo de nivel para este mercado de enero, pero que no habían encontrado el perfil de un especialista rodado a buen precio por lo que han dejado esta operación para junio. El club blaugrana tiene muy claro que se trata de una posición estratégica y van a buscar a un lateral que pueda pasar por encima de Jordi Alba en la titularidad. Y no escatimarán esfuerzos. Mientras el lateral diestro ya está destinado a Azpilicueta, en la izquierda el Barça tiene previsto realizar una inversión y tienen claros los objetivos. Se trabajará desde ya para intentar traer al elegido en las mejores condiciones posibles.

No hay duda que el candidato número uno para la posición es Gayà. El valencianista es casi una obsesión para el área deportiva al tratarse de un recambio natural de Jordi Alba, por condiciones deportivas. El principal problema, y así se lo ha comunicado el propio futbolista al Barça, es que su prioridad es renovar por el Valencia antes que escuchar cualquier oferta. El lateral che tiene prevista una reunión con su club a principios de febrero y en el Camp Nou están muy pendientes de lo que pueda suceder. Si Gayà no llegara a un acuerdo, el Barça se lanzaría ya con todo ya que expira contrato en el 2023 y el Valencia no tendría más remedio que vender. En el Barça entienden que al club valencianista no le iría mal este traspaso para cuadrar cuentas pero están a la espera de acontecimientos. Es cierto que las posiciones entre Valencia y Gayà se han acercado y su continuidad estaría más cercana, pero no es segura.

La segunda opción que tiene encima de la mesa el Barça es Grimaldo, un futbolista que fue sondeado para venir ya este mes de enero en calidad de cedido pero el Benfica no le dejó salir. Era traspaso o nada. Xavi Hernández conoce a la perfección al excanterano y sabe que ha crecido muchísimo. Lo pudo comprobar en directo en el duelo de la Champions ante los lusos y su situación contractual le hace ser apetecible. Acaba, como Gayà, en el 2023 pero en este caso no tiene intención alguna de renovar por lo que el Benfica deberá venderle sí o sí este verano. Además, el club lisboeta tiene en cartera a varios jóvenes blaugrana que podrían abaratar la operación.

La idea del Barça es dejar solucionado este tema del lateral zurdo lo antes posible porque son conscientes de que el mercado ofrece muy pocas opciones de garantías y hay mucha demanda en el fútbol europeo. Cuanto antes dejen atado al objetivo, mejor. Y ahora, una vez acabado el mercado de enero, es una de las prioridades junto a Haaland y las renovaciones de Araújo y Gavi.

Temas