La asignatura pendiente que Xavi quiere aprobar en el 2022

La asignatura pendiente que Xavi quiere aprobar en el 2022

El central uruguayo valoró muy positivamente el trabajo del equipo en el Sánchez Pizjuán | FCB

El equipo encaja tantos goles como marca y necesita el doble de ocasiones para conseguirlos

Las lesiones han condicionado la evolución del equipo que solo ha logrado hasta ahora dos porterías a cero en ocho encuentros

Muchos técnicos aseguran que un equipo se construye (o reconstruye) desde la defensa, y sin duda esta es una de las asignaturas que Xavi Hernández se está apresurando a aprobar desde que se puso al frente del banquillo del Barça. Su equipo progresa adecuadamente en la mayor parte de los aspectos, como se vio en el empate contra el Sevilla (1-1): solo Ronald Araujo acertó con la meta rival.

Sólo faltó suerte o puntería

En el Sánchez Pizjuán solo faltó un poco más de suerte o puntería -no hay que olvidar el balón al poste de Ousmane Dembélé-. Pero también habría bastado con un mejor ajuste defensivo en la jugada del tanto sevillista: El 1-0 llegó prácticamente en el único disparo bien dirigido de los 5 que intentó el conjunto andaluz.

Más allá de que el concepto defensivo se diseña y trabaja a nivel colectivo, incluyendo a toda la plantilla y a todas las líneas del equipo, Xavi se ha visto condicionado por las lesiones. Prácticamente todos los defensas de la plantilla, titulares y suplentes, han pasado o están en la enfermería.

El técnico egarense elogió el trabajo del equipo en el duelo frente al Sevilla, aunque lamentó la falta de puntería en los metros finales | FCB

Esta situación se ha combinado con que Marc-André Ter Stegen ha tenido hasta ahora una campaña algo discreta, lejos de sus momentos estelares, debido a que arrancó la temporada penalizado por la fase de recuperación de la operación de rodilla del pasado verano.

El balance de los 8 partidos de Xavi al frente del Barça

El caso es que en los ocho encuentros que Xavi ha dirigido hasta ahora, el Barça solo ha logrado mantener su portería a cero en 2 ocasiones:

  • 20/11 · Liga · Barça-Espanyol · 1-0 · 12 disparos en contra, 16 a favor
  • 23/11 · Champions · Barça-Benfica · 0-0 · 7 disparos en contra, 14 a favor
  • 27/11 · Liga · Villarreal-Barça · 1-3 · 14 disparos en contra, 12 a favor
  • 04/12 · Liga · Barça-Betis · 0-1 · 8 disparos en contra, 12 a favor
  • 08/12 · Champions · Bayern-Barça · 3-0 · 10 disparos en contra, 7 a favor
  • 12/12 · Liga · Osasuna-Barça · 2-2 · 8 disparos en contra, 10 a favor
  • 18/12 · Liga · Barça-Elche · 3-2 · 5 disparos en contra, 19 a favor
  • 21/12 · Liga · Sevilla-Barça · 1-1 · 5 disparos en contra, 23 a favor

El dato no es peor que el cosechado por el equipo cuando estaba a las órdenes de Ronald Koeman y Sergi Barjuán (3 porterías a cero en 16 partidos). Pero el técnico vallesano y su staff son conscientes de que para remontar el vuelo su equipo necesita más pólvora en ataque, pero también más solidez en defensa.

El doble para marcar igual

Las cifras son concluyentes y corroboran esta impresión. En esos ocho partidos, el Barça ha necesitado chutar 113 veces para marcar 10 goles a favor (todos en la Liga, sin pólvora en Europa) y en cambio ha encajado otros 10 (3 de ellos ante el Bayern en la Champions) con solo 69 disparos recibidos.

Es decir, el equipo de Xavi Hernández está necesitando generar el doble de ocasiones que sus rivales. De ahí que sea urgente el regreso de muchos de los lesionados (Ansu, Memphis...) y la llegada de algún refuerzo de peso en el mercado de invierno, como Ferran Torres (Manchester City) o Aubameyang.