Vidal-Inter: el posible retorno a la Serie A del 'King Arturo'

Durante cuatro temporadas, Arturo Vidal desplegó su fútbol directo y vertical junto a Pirlo y Pogba en la Juventus

Se ciñó la corona de 'King Arturo' como el vértice ofensivo del mediocampo de la 'Vecchia Signora'

 Arturo Vidal cayó en las provocaciones del jugador del Nápoles y acabó expulsado | Mediapro

Si se cierra el traspaso de Arturo Vidal al Inter de Milán como parte de la operación de Lautaro Martínez al FC Barcelona, podrá desplegar su mezcla de potencia y verticalidad, que ya fue un valor añadido para la Juventus entre los años 2011 y 2015.

Arturo Vidal

El chileno regresará al campeonato en el que expresó mejor su fútbol, la Serie A. Criado en el Colo Colo, especialista en el Bayer Leverkusen, el Bayern Múnich o el propio Barça, fue en la Juventus donde el explosivo centrocampista se ciñó con todo derecho la corona de ‘King Arturo’.

Vidal llegó a Turín en la campaña 2011-12, al mismo tiempo que una leyenda como Andrea Pirlo, al que el Milan había dejado escapar de manera inexplicable. Jugadores complementarios -Andrea ‘il metrónomo’, Arturo una bala de ida y vuelta- revolucionaron el centro del campo bianconero en el último ejercicio de Alessandro Del Piero, abanderado del club pioamontés. 

Éxito a la primera

En esa primera campaña, el internacional chileno sumó el primero de sus cuatro ‘Scudetto’ consecutivos. Un año memorable para él, aunque lo más importante es que fue el prolegómeno de otros tres cursos fantásticos, convertido en la cúspide del rombo del centro del campo de la Juventus. Pirlo ordenaba y mandaba a sus espaldas y él ejecutaba su juego directo, capaz de atacar y defender sin muestras de desfallecimiento. 

La fórmula se perfeccionó a partir del curso 2012-13, con la llegada de Paul Pogba. El francés, con apenas veinte años, ya hacía gala de su mezcla de poderío físico y futbolístico de largo recorrido. Vidal se reafirmó como el cuarto hombre del centro del campo y el tercer atacante en aparecer en el área rival.

'El Rey' tuvo el valor añadido de marcar el simbólico 1-0 frente al Palermo que otorgaba a su club un nuevo título liguero. Además de erigirse en el máximo goleador juventino en la Serie A (diez goles y diez asistencias) fue elegido como el mejor futbolista del torneo.

Andrea Pirlo (izquierda) y Arturo Vidal (derecha), antes de la final de la Champions 2014/2015 entre Juventus y Barça | EFE

La fórmula se afianzó en la campaña 2013-14, con el tercer título de Liga consecutivo y una nueva Supercoppa. Arturo aportó 11 goles y 5 asistencias en una liga récord para los piamonteses (102 puntos) tras descargar parte de la responsabilidad goleadora en Carlos Tévez (19 dianas) o Fernando Llorente (16).

Allegri por Conte 

Antonio Conte dejó el Juventus Stadium y la llegada de Massimiliano Allegri hacía presagiar que, esta vez sí, en el curso 201415 se cumpliría el sueño europeo. Vidal se mantuvo como pieza indispensable del centro del campo.

Allegri, un técnico con vocación ofensiva, supo explotar una vez más su fútbol directo, con su despliegue defensivo y sus asaltos vertiginosos sobre la portería rival. Suyo fue el tanto de la victoria frente a la Sampdoria para sentenciar el cuarto ‘Scudetto’ consecutivo, camino del primer doblete desde 1995 al vencer en la Coppa a la Lazio. 

Solo un equipo fue capaz de frenar esa temporada a Arturo y sus compañeros: el Barça de la MSN que el 6 de junio los derrotó en la final de la Champions en Berlín (1-3) adjudicándose el ansiado triplete. Fue el epílogo para Vidal que se iría al Bayern a cambio de 40 millones.

Jugador número 12 con Valverde y Setién

Arturo Vidal es un jugador importante para los técnicos del Barça y querido en el vestuario y la grada del Camp Nou, pero no ha podido pasar de la condición de ‘jugador número 12’.

Ya en el arranque de su primer ejercicio, el 2018-19, Vidal se lamentó porque Ernesto Valverde lo alternaba en el once inicial con Arthur Melo, en función del matiz estilístico que el Txingurri quisiera imprimir al equipo.

Fue el segundo jugador más convocado (58) y el quinto más utilizado (53 partidos), pero en minutos de juego cayó hasta la duodécima plaza (2.744 minutos) aportando 3 goles y 7 asistencias.

La historia se repite en la campaña 2019-20. Fue suplente con Valverde hasta la séptima jornada de la Liga y sufrió otro periodo de banquillo poco antes del cese de Ernesto.

Parecía que con la llegada de Quique Setién, el chileno era ‘carne de banquillo’. En realidad, ha mantenido el mismo papel. Quizás se deba a las lesiones, pero incluso ha sido titular en partidos trascendentales como el clásico del Bernabéu (2-0). En este ejercicio, es el sexto más convocado (36), el séptimo en partidos jugados (31)... pero el duodécimo en minutos (1.414). Lleva 6 goles y 3 asistencias.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil