El Arsenal, el gran rival en la lucha por Rubén Neves

El Arsenal, el gran rival en la lucha por Rubén Neves

Rubén Neves envió el balón a la escuadra | sport.es

El club londinense sigue insistiendo en el fichaje del portugués, el objetivo número uno del Barça para el mediocentro

El técnico, Mikel Arteta, quiere reforzar la posición y quiere al centrocampista de los Wolves

Si en el pasado verano, el FC Barcelona le ha tocado 'pelearse' con el Chelsea para conseguir el fichaje de Koundé o Raphinha, saliendo vencedor en las dos operaciones, el club azulgrana podría estar a punto de iniciar una nueva disputa con otro equipo de Londres, el Arsenal, por la incorporación de Rubén Neves, centrocampista del Wolverhampton.

El portugués es el objetivo número uno del Barça para reforzar la posición de mediocentro, que quedará coja con la marcha de Sergio Busquets, que finaliza su contrato a final de temporada. La dirección deportiva azulgrana ya intentó su fichaje el pasado verano pero las altas exigencias del club inglés hicieron imposible su incorporación. Además, en ese momento el Barça priorizó otros jugadores y posiciones. No quedaba dinero para el mediocentro y era una posición bien cubierta con el capitán, Nico, De Jong y Pjanic, antes de su partida.

El Barça lo tiene como prioridad porque acaba contrato en el 2024 y los Wolves estarán obligados a rebajar sus altas pretensiones del pasado verano. Pidieron entre 50 y 60 millones de euros por Neves, unas cantidades que el club azulgrana ni quería ni estaba dispuesto a pagar. El Arsenal también pujó por él porque el centrocampista portugués es muy del agrado del técnico, Mikel Arteta, pero se encontró también con la negativa de los Wolves a negociar. Los londinenses volverán a la carga porque, como el Barça, saben perfectamente que el Wolverhampton está obligado a negociar un traspaso porque Neves no tiene intención de renovar su contrato.

Con el nuevo escenario, habrá que ver cuál de los dos equipos presenta una oferta más atractiva y en este sentido el mediocentro portugués prioriza venir a Barcelona y dejar la liga inglesa, donde cree que ya puede haber acabado un ciclo. Entiende, además, que jugar en el Camp Nou sería dar un paso adelante en su carrera porque pese a unos últimos años malos en Europa, el Barça sigue siendo más grande que el Arsenal.