Sport.es Menú
FC Barcelona

FC Barcelona

4 - 0

LaLiga Santander 2019 - 2020, 8ª Jornada 06 de octubre Hora: 21:00h

Sevilla

Sevilla

La pólvora del Barça liquida al Sevilla y esquiva a Mateu

Tres goles en ocho minutos de Suárez, Arturo Vidal y Dembélé castigan a un Sevilla que perdonó el 0-1

Messi anotó de falta su primer tanto del curso y Mateu Lahoz dio la nota expulsando con roja directa a Araujo y Dembélé

Goleada balsámica con asterisco en el Camp Nou (4-0). Un Barça letal liquidó al Sevilla en ocho minutos mágicos después de que los hispalenses perdonaran varias ocasiones claras para adelantarse en el marcador. Suárez, de chilena, Arturo Vidal, Dembélé y Messi pusieron los goles en un encuentro que refuerza al chileno, al galo -pese a la expulsión- y también a Valverde, que apostó por los dos últimos como titulares contra pronóstico. El equipo llega al parón alcanzando la calma pero con la obligación de mejorar en el apartado defensivo, mientras que Mateu Lahoz, tardío protagonista de la noche, volvió a hacer de las suyas.

FCB

4-0

SFC

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Todibo (Araujo 74'), Piqué, Semedo, De Jong, Arthur (Busquets 65'), Arturo Vidal (Rakitic 69'), Dembélé, Messi y Luis Suárez

Sevilla FC

Vaclik, Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón, Fernando, Oliver Torres (Jordán 46'), Banega, Ocampos, Nolito (Munir 46') y De Jong (Chicharito 65')

Goles

1-0 M.27 Luis Suárez; 2-0 M.32 Arturo Vidal, 3-0 M.35 Dembélé y 4-0 M.78 Messi.

Árbitro

Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Reguilón (23'), Carriço (34'), Semedo (39'), Dembélé (53'), Luis Suárez (64'), Piqué (83'), Banega (90') y Busquets (90') y expulsó con roja directa a Araujo (88') y Dembélé (88').

Incidencias

Partido de la jornada 8 de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 82.351 espectadores

Presionado por el triunfo del Real Madrid y por los primeros 45 minutos nefastos ante el Inter, el conjunto azulgrana afrontaba el choque con un objetivo doble. Como dice el tópico, vencer y convencer. Además, el hecho de ser el último partido antes de un nuevo parón de selecciones obligaba al Barça a dejar buenas sensaciones para no arrastrar dudas durante dos semanas.

El choque ante los hispalenses debía servir a Griezmann para mejorar sus sensaciones y, de paso, empezar a engrasar su sociedad con Messi y Luis Suárez. No pudo ser, ya que Valverde sorprendió decantándose por Dembélé. Tanto o más inesperado resultó que Arturo Vidal entrara por Busquets, lo que desplazó a De Jong al piovte defensivo.  Los buenos minutos del chileno ante el Inter le valieron para disfrutar su primera titularidad de la temporada. Atrás, Todibo se estrenaba este curso en el Camp Nou –solo había disputado cuatro minutos en Getafe-.

El francés tuvo que intervenir varias veces en los primeros compases. Lo hizo con acierto tanto con balón como sin él, lo que le llevó a ser ovacionado por una grada consciente de la importancia de mimar a un jugador poco rodado.

Más habitual para la hinchada culé fue ver a Ter Stegen salvando a su equipo. Ocampos asistió a De Jong con un pase atrás y el remate del holandés en el primer palo lo desvió el teutón a córner con una magnífica intervención. Poco después, el delantero perdonó una ocasión clarísima al cruzar demasiado un balón muerto en el área pequeña.

Ni a la primera, ni a la segunda… ni a la tercera. Ocampos puso otro centro medido pero el ex del PSV cabeceó fuera de forma incomprensible. El castigo azulgrana a la indolencia visitante sería instantáneo. Y llegaría en ración triple, ilustrando a la perfección la diferencia entre los buenos y grandes equipos: la pegada.

En solo ocho minutos, el Barça liquidó el envite. Primero, Suárez firmó una obra maestra al marcar de chilena tras un centro de Semedo desde línea de fondo. Antes de que los de Lopetegui pudieran encajar el golpe, Arturo Vidal sacó a relucir su faceta de ariete y Dembélé se apuntó a la fiesta con un gol total: velocidad, regate y disparo. Partido sentenciado.

La segunda mitad no cambió la suerte del Sevilla. Nada más arrancar, Luuk de Jong envió un balón al poste -¡qué gafe, el del ‘19’!-. La réplica la puso Messi, que con un eslalon de los suyos obligó a Vaclik a emplearse a fondo. Minutos después, Dembélé falló el cuarto cuando ya se cantaba en la grada.

Con el encuentro resuelto y decaído de ritmo, faltaba solo el gol del mejor del mundo. Se hizo esperar, pero llegó. Leo transformó un lanzamiento de falta para inaugurar su cuenta particular de la temporada y lo celebró con ímpetu levantando el puño.

En los minutos finales, como de costumbre, Mateu Lahoz quiso su lamentable cuota de protagonismo. El colegiado echó con roja directa a Araujo por una discutible falta como último hombre y en las protestas de la jugada echó también a Dembélé con roja directa. Bochornoso numerito del valenciano para finiquitar una noche casi redonda en el Camp Nou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil