Sport.es
Sport.es Menú
Atlético Madrid

Atlético Madrid

1 - 0

Liga Santander 2017-2018. 22ª Jornada 04 de febrero Hora: 20:45h

Valencia

Valencia

Correa mantiene las esperanzas del Atlético

Un solitario tanto del argentino permite a los rojiblancos acercarse al Barcelona a nueve puntos

El Valencia no disparó entre los tres palos a lo largo de todo el encuentro

El Atleti no deja de creer y se sitúa a nueve puntos del Barça | LALIGA

Un misil teledirigido de Correa desde el vértice del área permite al Atlético recortar distancias en la tabla con el Barcelona, pero los rojiblancos continúan a nueve puntos del equipo de Valverde y mucho tendrán que nadar todavía para acercarse a la orilla del liderato.

Alba López

FICHA TÉCNICA

LaLiga

ATM

1-0

VAL

Atlético

Oblak; Vrsaljko, Savic (Giménez, 28'), Godín (Juanfran, 50'), Lucas; Correa, Saúl, Koke, Carrasco (Gabi, 61'); Griezmann, Diego Costa.

Valencia

Neto; Vezo, Gabriel Paulista, Garay, Gayá; Kondogbia, Parejo, Maksimovic (Carlos Soler, 65'), Lato (Rodrigo, 62'); Santi Mina, Zaza.

Goles

1-0 M 59 Correa.

Árbitro

Iglesias Villanueva (Galicia). TA: Gabi (74') / Gayá (92').

Campo

Wanda Metropolitano. 49.596 espectadores.

Se impusieron los colchoneros al Valencia en un duelo intenso pero desigualado, pues los che no consiguieron disparar entre los tres palos en todo el partido. Y si lo hicieron, no nos dimos cuenta.

Simeone alineó a su once más ofensivo para medirse al Valencia, con Koke Saúl en el doble pivote, Correa Carrasco en las alas, y Griezmann Diego Costa arriba. La propuesta del argentino le funcionó de maravilla al Atlético en el arranque, cuando los colchoneros monopolizaron la posesión de la pelota ante un Valencia inoperante que no dabla con la tecla para superar la presión que ejercían los rojiblancos sobre la salida de balón che.

Un no remate de Diego Costa tras una bonita jugada de Lucas por la izquierda fue el primer aviso serio del Atlético, que volaba de la mano de un Carrasco incisivo pero excesivamente individualista a la hora de encarar la meta rival. Volvieron a la carga los rojiblancos en una contra por mediación de Koke, pero Griezmann no acertó a controlar bien el pase filtrado del mediocentro. A renglón seguido era Saúl quien probaba fortuna con un disparo ajustado al palo desde el balcón del área que desviaba a córner Neto en una gran intervención.

Por aquel entonces, el partido ya estaba volcado enteramente sobre el área del Valencia, pero los blanquinegros no parecían incómodos en esa tesitura. Savic, lesionado por un pinchazo en el muslo izquierdo, se veía obligado a dejar su lugar en el campo a Giménez. La permuta, sin embargo, no varió la decoración del encuentro y minutos después el Atlético gozó de su ocasión más clara en un cabezazo a bocajarro de Diego Costa a la salida de un saque de esquina que desbarató Neto con una parada de época y llena de reflejos. Hasta ese momento, el Valencia apenas había ofrecido señales de vida en ataque. La prueba de ello es que no disparó entre los tres palos en toda la primera parte.

Un golpe de Savic con Neto tras el descanso en una acción fortuita obligó a Simeone a volver a mover sus fichas. En el camino el central uruguayo perdió algún diente y tuvo que ser sustituido por Juanfran. El cambio resituó a Lucas en el eje de la zaga colchonera y a Vrsaljko en el carril izquierdo.

A pesar de todo, el control siguió correspondiendo al Atlético en la reanudación. Tanto es así, que al cuarto de hora Correa ponía el Wanda patas arriba con un zapatazo desde la frontal del área al palo corto de la portería de Neto que se colaba por toda la escuadra. La respuesta inmediata de Simeone al gol fue retirar del rectángulo de juego a Carrasco en beneficio de Gabi para dotar de algo más de músculo a la medular rojiblanca, pero el tiro le salió por la culata al argentino, ya que cogió aire el Valencia y pudo irse hacia arriba en busca del tanto del empate.  Al contragople, no obstante, continuaba creando peligro el Atlético.

La entrada de Carlos Soler por Maksimovic dinamizó el juego valencianista, pero fue remar para acabar muriendo en la orilla en un final vertiginoso en el que los de Marcelino reclamaron la expulsión de Gabi, que ya tenía una amarilla, por un agarrón que sirvió para cortar una clarividente contra che.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil