¿Cómo planifica la temporada y los picos de forma un ciclista profesional?

¿Cómo planifica la temporada y los picos de forma un ciclista profesional?

Compartir

Kilómetros, kilómetros y más kilómetros. Eso es lo que hacen, o al menos eso es lo que creemos que hacen los ciclistas profesionales durante, prácticamente, todo el año. Sin embargo, en los últimos años la cosa ha cambiado mucho en este sentido y cada vez resulta más clara la idea de que más kilómetros no se traducen siempre en mejores resultados.

Hace 10-15 años los profesionales acababan las temporadas con muchos más kilómetros que ahora y corredores cómo Eduardo Chozas (comentarista de Eurosport) comentan que sumaban años con 40.000 kilómetros, cuando ahora algunos terminan la temporada con apenas 25.000. Aún más exagerado era lo que sucedía en toda la escuela rusa-soviética. Corredores del este como Ugrumov o Tonkov eran auténticas máquinas y robots encima de la bici, lo que les hacía terminar temporadas con 45.000 km. La mayoría de días realizaban entrenamientos de doble sector (matinal y vespertino).

¿Quieres saber cuántos kilómetros hace al año un ciclista profesional? No te pierdas este articulo

Actualmente, los análisis de rendimiento (caso de test FTP) y las medidas fisiológicas son tan exactas y precisas que cada vez queda más clara la importancia de llegar “fresco” a las citas importantes. De aquí que preparar bien una temporada con los diferentes picos de forma pueda llegar a ser tan complicado.

Corredores y directores se reúnen a principios de año para determinar calendario y competiciones. Las decisiones tomadas en estas reuniones serán claves para el futuro del equipo durante toda la temporada. Las cosas cambian y el ciclismo también cambia. De este modo, los periodos de base y acondicionamiento a principios de años siguen siendo vitales para la temporada pero se reducen en volumen y horas de trabajo. Claro ejemplo de ello son los “training camp” de los equipos. Actualmente algunos equipos y corredores llegan a ellos con apenas 1.000 kilómetros en las piernas, cuando antes se llegaba tranquilamente con 5.000 o 6000. Otro aspecto importante que ha sufrido cambios en los últimos años son los picos de forma de los corredores, que indirectamente también se podrían traducir en días de competición.

training camp ciclismo
Los training camp de los equipos que se realizan a principio de temporada cada vez integran más disciplinas deportivas. Foto / Team Etixx Quick Step 2017

Hoy en día, salvo en casos extraños se acostumbran a programar dos picos de forma claros para todos los corredores, si bien durante el año por diferentes motivos estructurales de los equipos la cosa acostumbra a sufrir variaciones, especialmente en caso de lesión de algún corredor importante.

Los ciclistas empiezan a competir unas dos semanas antes del pico de forma y terminan alargando el periodo competitivo unas dos semanas más después de llegar al máximo de su forma. La cosa se puede alargar un poco más en caso de tener en las piernas ya una gran vuelta de tres semanas.

Otro tema que se ha modificado con el paso del tiempo es el tema del descanso y de la recuperación. Antes los corredores corrían de febrero a octubre y terminaban las temporadas con 120 días de competición. Actualmente muchos corredores paran completamente una semana o 10 días después de terminar su primer pico de forma. Claro ejemplo lo podemos ver el año pasado con Joe Dombrowski (Education First) quien tras realizar el Giro de Italia a gran nivel (tres barras azules de mayo) descansó una semana saliendo a rodar suave únicamente tres días para luego afrontar el Tour de Suiza aprovechando la forma del Giro. Tras esta competición realizó un descanso completo de 10 días para afrontar la segunda parte de la temporada. Algo muy similar es lo que sucede con los corredores que hacen las clásicas de primavera y luego quieren coger un segundo pico de forma para el Tour o para la Vuelta y el Mundial.

entrenamiento ciclista profesional
En el gráfico podemos ver como después de las tres semanas del Giro de Italia Dombrowski se toma un pequeño descanso para participar en el Tour de suiza y luego descansar completamente durante unos 10 dias

Evidentemente todo esto son “teorías” puesto que corredores como Alejandro Valverde o Peter Sagan están en forma prácticamente durante todo el año. Pero vamos a dejar el análisis de estos “rara avis” para otro día.

Los famosos “mesociclos” también están sufriendo importantes variaciones en los últimos años. Los periodos de carga acostumbran a ser de dos semanas por una de descarga, mientras que hace unos años eran tres de carga por uno de descarga.

Año tras año se afianza más la idea de priorizar la calidad frente a la cantidad. Claro ejemplo de ello es la también conocida y famosa “planificación inversa” del equipo Sky. El equipo británico nos ha acercado a las “marginal gains” o “ganancias marginales” lo que se traduciría como la suma de pequeños factores entendiendo que cualquier detalle es importante. Richie Porte es un buen ejemplo. El australiano realiza natación durante todo el año y él mismo confiesa que durante el invierno toca lo justo la bicicleta y se centra en la natación que le permite desconectar y variar de deporte además de obtener ganancias en su V02 max y en sus niveles aeróbicos.

Por otro lado, otros corredores hacen senderismo durante buena parte del invierno para empezar a trabajar aeróbicamente y para desconectar y no saturarse mentalmente de tanta bicicleta.

Así pues como vemos temporada tras temporada se empieza a instaurar la idea de que no se puede estar en forma durante todo el año y que “para construir, primero hay que destruir”.


Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad