Inicio Noticias & Blog El huracán Katir llega al 5.000 con la 3ª marca del año...

El huracán Katir llega al 5.000 con la 3ª marca del año (12’50″79)

Parece un milagro pero es real como la vida misma. Supera a auténticas estrellas como Cheptegei, Kiplimo, Barega, Edris…, que también están inscritos en las semifinales del 5.000 en las que debutará mañana (13’16 horas)  

¿Todo bien, Gabi? -le pregunto.

Gabi Lorente es el entrenador de Mohamed Katir, que mañana, por fin, debutará en las semifinales de 5.000 metros (13’16 horas) de los JJOO de Tokio.

– Todo perfecto – contesta Gabi desde Murcia-. He hablado con Katir y ha entrenado muy bien estos días previos y se ha adaptado sin problema al clima y al horario.

– Está en buen momento de forma -añade.

A los 23 años, Katir es ése atleta que ha entrado como un huracán en nuestras vidas y que ofrece unas posibilidades casi inverosímiles. 

Pero esta es nuestra primera gran oportunidad para enamorarnos de él, para que nos levante de los asientos.

Necesitamos ese golpe de emoción a su lado y nada más oportuno que este verano.

Katir es ese atleta que ha sorprendido a todos, hasta a su entrenador que imaginaba que sus JJOO serían los de París 2024, pero pueden ser los de Tokio.

Ahora mismo, sus credenciales son como murallas chinas y sus marcas puro veneno.

Si las mantiene podría hasta ser una de las figuras de los JJOO como El Bakkali o como Hassan.

Veamos:

Katir llega con la 3ª marca del año (12’50’79) sólo superado por el bronce de los JJOO de Río de Janeiro, Hagos Gebrhiwet (12’49″02) y Mohamed Ahmed (12’50″02), tercero en el último Mundial de Doha.

Katir, sin embargo, supera claramente a auténticas estrellas como Cheptegei (12’54″69), Kiplimo (12’55″60), Edris (13’04″69) o al mismo Barega que acaba de proclamarse campeón olímpico de 10.000 y que este año no ha bajado de 13’00 en 5.000 (13’02″47).

De todo eso es difícil aislarse.

Es más, crea una inquietud que no veas. 

Pero no es garantía suficiente: una carrera táctica como las que se vivirán en los JJOO es otra historia que no tiene nada que ver.

No sólo hay que correr. También hay que saber correr.

¿Sabrá, Katir?

¿Cómo contestar a esa pregunta en una carrera que no se ha corrido nunca? 

En la referencia más contundente que tenemos, el 3.000 del Europeo de pista cubierta de este año en febrero, no supo hacerlo: cuarto clasificado.

Pero también es verdad que de ese Katir a este hay una diferencia enorme.

De entrada una cosa sí está clara: Katir es el más inexperto de todos los aspirantes.

Por el contrario, parece ser que es un tipo frío como el hielo, según él y según su entrenador que le conoce mejor que nosotros.

– ¿Loco de la colina? No, no para nada. Tiene las ideas muy claras.

Sabe cuando debe correr (3’28 en 1.500, 7’27” en 3.000 lisos y 12’50” en 5.000) y cuando no.

–  A lo mejor sus tiempos en los entrenamientos no llaman mucho la atención -explica Gabi Lorente-. Podría hablar de 6 km en altitud a 2’48” o de 8 km a 2’50”, de 500 a 1’09” o 1’10” o de 400 a 55″… Son tiempos que quizá no parezcan excesivos. Pero es que nosotros jugamos sobre todo con la recuperación. Katir recupera muy poco y eso es lo que hace buenos los entrenos.

Son las reglas de juego de un tipo que nos invita a soñar sin cobardía y a llenar esta noche la nevera de ilusiones en estos JJOO.

Pero necesitamos que salga vivo de las semifinales.

Mañana sabremos.

Él no está asustado. Al contrario. Se trata de un poeta que hasta ahora se ha mostrado muy discreto en sus declaraciones. No le hemos escuchado presumir de nada más que del campo con el que se siente tan identificado.

Si hoy es el día o no ya se verá. Pero difícilmente Mohamed Katir se dejará impresionar por el currículum de los demás ni por el escenario.

Es la primera condición para subir al podio.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad