Inicio Ciclismo El día que Michael Rogers ganó con la bicicleta de un aficionado

El día que Michael Rogers ganó con la bicicleta de un aficionado

Michael Rogers bicicelta aficionado

Pocos se acordarán de lo que sucedió en el Tour Down Under de 2002. La carrera australiana, que recientemente se ha visto obligada a anunciar su cancelación para 2021, vivió uno de los momentos más divertidos y anecdóticos de la historia del ciclismo.

El protagonista de esta historia es nada más y nada menos que Michael Rogers.  El triple campeón del mundo de contrarreloj que por aquel entonces y con apenas 23 años ya apuntaba grandes cosas, vivió camino de Tanunda uno de los acontecimientos más relevantes de su dilatada carrera deportiva.

En plena disputa de la cuarta etapa, y con la carrera totalmente lanzada por delante, Rogers sufría una inoportuna avería en su bicicleta que le impedía seguir adelante.

Rogers, que se encontraba segundo en la general a tan solo 1 segundo del por entonces líder, el italiano Fabio Sacchi, veía como aparentemente se le esfumaban las opciones de ganar su primera gran carrera como profesional. Una carrera que se disputaba en su Australia natal y que había preparado con mucha dedicación.

El coche de equipo no llegaba y expectante al lado izquierdo de la calzada los segundos seguían pasando a la espera de que alguien le sustituyera la bicicleta para poder seguir en competición.

Afortunadamente para Michael y para su director deportivo, un aficionado decidió tomar cartas en el asunto y pasar a ser el gran protagonista del relato.

El espectador australiano que se encontraba viendo la competición a escasos metros de dónde se detuvo Rogers no se lo pensó dos veces y rápidamente le acercó su bicicleta para que pudiera seguir en competición.

Rogers, que no daba crédito a la situación, tampoco se lo pensó mucho y en apenas unos segundos se encontraba rodando de nuevo a gran velocidad.

El video adjunto recupera unas imágenes que quedaron guardadas en la retina de muchos aficionados a este deporte.

Lo sorprendente del caso es que lejos de ser un simple apaño, la amabilidad del espectador le permitió a Michael Rogers ganar la clasificación general de la carrera. Rogers remontó posiciones a toda velocidad e incluso fue capaz de terminar la etapa en segunda posición, apenas unos segundos detrás del también australiano Cadel Evans.

Los medios de comunicación asombrados con el notición no tardaron mucho en encontrar al espectador y rápidamente reunieron a los dos protagonistas en diferentes programas de televisión.

Cabe recordar que el Tour Down Under es la competición más importante del país oceánico y que Michael Rogers era por entonces la gran esperanza del ciclismo australiano.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad