Inicio Noticias & Blog Cómo evitar rozaduras al estrenar zapatillas nuevas 

Cómo evitar rozaduras al estrenar zapatillas nuevas 

Cuantos km duran unas zapatillas de running

Los modelos de zapatillas de running existentes en el mercado actual están pensados para que se adapten al pie como si de un guante se tratase. Solo se necesita encontrar el modelo más adecuado a las propias necesidades. Sin embargo, las prisas por estrenar zapatilla sí que pueden causar malas pasadas y hacer que aparezcan ampollas. Para poder domarlas, poco a poco, y sin problemas, solo hay que seguir una serie de consejos

A la hora de adquirir unas zapatillas de running es necesario tomarse el tiempo que haga falta en el punto de venta para hacer una buena adquisición. Hay que asegurarse de que el modelo es el más adecuado para las características del pie del deportista y el uso que se le va a dar.  Es esencialmente importante comprobar que la zapatilla se adapta a la perfección a la morfología del pie, evitando comprar un calzado demasiado justo o demasiado grande.

Sin embargo, y aunque se haga una excelente elección, en los primeros usos pueden aparecer las molestas ampollas. Un problema demasiado habitual que, sin embargo, puede evitarse.

Consejos para evitar ampollas al estrenar zapatillas

 

Por muy cómodas que sean unas zapatillas deportivas, por muy buena que sea la elección que se haya hecho, hay que seguir unas recomendaciones básicas para evitar la aparición de ampollas

Domar la zapatilla en casa

Aunque se tengan muchas ganas de estrenarlas, no es una buena idea hacerlo un día de entreno o, menos aún, en una competición. Lo mejor que se puede hacer es ir usándola poco a poco mientras se está en casa. De este modo, si se nota algún lugar donde hace más fricción, se puede utilizar algún producto para ablandarla o incluso utilizar apósitos que evitan la aparición de ampollas en las primeras puestas.

Caminar antes de correr

Caminar, ya sea por casa o por la calle, es lo primero que se debe hacer antes de ir a un entrenamiento con unas zapatillas nuevas. Se recomienda al menos una semana caminando media hora al día, de manera que se propicie una progresiva adecuación al pie.

¿Qué hacer si aun así salen ampollas?

En algunos casos, aun siguiendo todas estas recomendaciones, las rozaduras y ampollas acaban apareciendo. Puede deberse a distintas circunstancias, una piel demasiado sensible, seca y mal hidratada, o un calzado en exceso rígido y duro.

Para proteger la zona afectada por la fricción, se crea una bolsa llena de líquido que sirve para proteger el área irritada. Esta ampolla nunca debe pincharse, en primer lugar, porque su cometido es acelerar el proceso de cura y, en segundo lugar, porque aumenta el riesgo de que la herida se infecte.

Cómo tratar una ampolla

Si se tiene una ampolla, lo que hay que conseguir es minimizar la fricción y la presión en el área afectada. Se debe evitar el calzado que la produjo y utilizar uno cómodo que no roce en la herida. Los apósitos específicos para ampollas las protegen y, además, aceleran el proceso de curación.

En estos casos, lo primero que hay que hacer es curar la herida, limpiarla correctamente y aplicar un apósito especial para ampollas y rozaduras. En mi experiencia, recomiendo la marca Salvelox, ya que he probado varias marcas y estos son los que mejor funcionan, siendo los que ofrecen unos resultados más positivos, tanto para el deportista profesional como para el amateur.

Los apósitos para ampollas Salvelox protegen este tipo de heridas para que los usuarios puedan seguir con su día a día, con toda normalidad, sin sufrir dolor. La función que ejercen es la de una segunda capa de piel que protege la ampolla del agua, las bacterias y la suciedad, además de la presión que pueda ejercer cualquier tipo de calzado.

Estos apósitos han sido elaborados con un material hidrocoloide, que permite que la piel transpire al tiempo que crea un entorno óptimo parafavorecer la curación. Incluso se puede usar de forma preventiva, antes de que la bolsa aparezca, especialmente aquellas personas que la sufren habitualmente en determinadas circunstancias como en el estreno de unas zapatillas deportivas.

El apósito para ampollas se debe dejar hasta que se desprenda solo. Puede permanecer adherido durante varios días, el tiempo varía de una persona a otra. En caso de ser necesario, cuando el apósito se despegue, se limpia de nuevo la herida y se coloca un nuevo apósito. El proceso se repetirá hasta que la rozadura se haya curado completamente.

En caso de necesitar retirar la venda antes de que se desprenda solo, se debe estirar lentamente en la dirección de la piel, nunca hacia arriba, ya que, en esta dirección, podría causar daño sobre la hinchazón en caso de no estar totalmente curada.

Atarse bien las zapatillas

New Balance 880v7 review completa

Por último, esta es una recomendación básica a la hora de correr para evitar lesiones, pero también rozaduras, ya que estas se producen por fricción por no tener el zapato correctamente ajustado. Un calzado mal atado da lugar a un mayor rozamiento y hay más probabilidades de que aparezcan ampollas. Por tanto, atarse bien las zapatillas es esencial en cualquier entreno, y especialmente cuando se trata de zapatillas nuevas y se quieren evitar posibles molestias.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad