Inicio Brooks Brooks Ghost 14

Brooks Ghost 14

Brooks Ghost 14

La nueva Brooks Ghost 14 ya está aquí. Una de las zapatillas de entrenamiento diario preferidas por los corredores llega renovando su parte más importante: la mediasuela. Ahora, con un 100% de material DNA LOFT, es aún más suave en el uso que sus predecesoras.

Otra parte que llega renovada es el upper. A nadie se le escapa que el ajuste se está convirtiendo en una característica más importante que nunca, en todas las marcas y en todos los modelos. Siendo así, una zapatilla de gama alta como es esta Ghost 14 y por supuesto de las mejores de la marca americana, no podía pasar sin retocarlo. Lo veremos con las nuevas inserciones 3D Fit Print y cómo influyen en la estructura de la zapa.

Ahora Brooks presenta algunos modelos con diferente acabado dependiendo de si son para corredores y corredoras con pisada neutra o si son para los que necesitan estabilidad. Es el caso de Glycerin y Glycerin GTS o Launch y Launch GTS, por ejemplo. En cambio, con Ghost, su “compañera” a parecido nivel, pero para pisada sobrepronadora sería Brooks Adrenaline GTS.

Cualquier corredor o corredora que haya buscado suavidad y comodidad de uso la habrá tenido entre sus opciones si es que no la usa ya. La amortiguación en Ghost 14 es el pilar donde se sustenta un modelo que abandona el poco BioMoGo de la mediasuela que había en Ghost 13 para fiar toda la amortiguación en otro de sus compuestos estrella: DNA LOFT (que ahora veremos qué hay bajo esas crípticas letras).

Los retoques en Ghost 14 hacen que nuevamente se reduzca un poco el peso. Ahora es de 281gr en el acabado de hombre y de 255gr en el de mujer. Es decir, respecto a la entrega anterior, baja 7gr en el caso masculino y 4gr en el femenino. Puede parecer poco, pero quien lleva tiempo en esto sabe lo difícil que es rascar cada gramo, no sólo sin perder características sino además haberlas potenciado. Pero vamos con los detalles

Análisis técnico Brooks Ghost 14

Mediasuela


La mediasuela de Brooks Ghost 14 presenta cambios importantes respecto a la versión anterior. No porque cambie a nivel estructural (eso sí, pasa de un drop de 11.5mm a 12mm, que, aunque poco, es destacable que haya modificación), sino más bien a nivel de material.

En la anterior versión eran dos los compuestos utilizados: DNA LOFT y BioMoGo DNA. Ahora se pierde el segundo y el 100% de la mediasuela está construida con DNA LOFT. La mayoría de marcas suelen utilizar sistemas de amortiguación auxiliares (o principales, según el prisma de quien las mira). Hablo de GEL, cámaras de aire, Wave… Marcas como Brooks trabajan más con la geometría y los materiales para lograr llegar a la particularidad de cada modelo.

Precisamente con la geometría de la mediasuela es como los de Seattle han buscado mejorar la transición de la pisada. Suavidad en la amortiguación y transición fluida ya van dando pistas de que la comodidad de uso al correr con ellas es un objetivo a lograr por parte de la firma americana. No llega a los niveles de Glycerin, como amortiguación máxima, pero ahí está, bien cerquita.

Un elemento en Ghost 14 que trabaja en pos de esa comodidad de uso es Segmented Crash Pad. Eso de “Crash” puede asustar, pero es que hace referencia a la construcción en la parte externa del talón, la que recibe el primer impacto contra el asfalto en la mayoría de corredores y corredoras. La idea es que esta parte (se podría decir pieza, ya que, si se observa desde el exterior, y más si se hace desde la suela, se aprecia claramente como es una especia de “isla” separada del resto de la mediasuela y suela).

Bien, la importante función de Segmented Crash Pad es la de gestionar ese primer y fuerte impacto contra el suelo, deformándose de manera progresiva y frenando la velocidad de caída (que no la de carrera) haciendo que el inicio de la transición de la pisada no venga de un golpe seco contra el suelo… Suave, suave, para comenzar a bascular el pie hacia adelante buscando la salida hacia la siguiente zancada.

DNA LOFT. Menudo nombre, pero es sencillo: uno es el tipo de material utilizado y el segundo es el acabado concreto de ese mismo material. Así, hay que decir que DNA es un tipo de polímero con propiedades no-newtonianas y que aplicadas a la carrera a pie logran que la amortiguación responda de manera dinámica a cómo corre cada atleta. Es decir, respondiendo de manera diferente si va más lento o si va más rápido, por ejemplo.

Hace ya unos años, en “El Hormiguero” (un Talk Show de televisión donde, entre otros, se realizaban por entonces experimentos de divulgación científica), mostraron las propiedades de este tipo de material. El presentador, Pablo Motos, y Flipi, uno de sus colaboradores, pasaban corriendo sobre una cuba de líquido no-newtoniano y no se hundían. En cambio, al detenerse se precipitaban dentro del líquido sin remedio. La imagen divertida pretendía demostrar que, a mayor presión (impacto, como el generado al correr), mayor resistencia ofrecía el líquido…

Volviendo a la media suela de Brooks Ghost 14, la aplicación práctica es la de que, a ritmos más tranquilos, el material DNA es más blando y suave proporcionando una amortiguación cómoda. En cambio, si el corredor o corredora decide aumentar el ritmo, a mayor impacto (por la velocidad) el material va reaccionando volviéndose más firme y reactivo. Sin duda es una manera dinámica de adaptarse, no sólo a cada corredor, sino también a los diferentes ritmos de uno mismo en días diferentes, entrenos diferentes…

¿Y LOFT? Pues es una variante de DNA donde se aumenta la suavidad a nivel de compresión del material. Lo logran adicionándole aire en el proceso de producción. El tacto que devuelve es más suave, cosa que pega con una zapatilla con clara vocación de utilizarla en entrenamientos basados en rodajes e incluso en carreras, si son de media o larga distancia y se quiere ir cómodo durante todos los kilómetros. Que tampoco hay que relacionarlo con no poder ir rápido ya que DNA LOFT es un material hasta un 43% más reactivo que un compuesto estándar.

Suela


La suela de Brooks Ghost 14 mantiene parte del diseño que tan buen rendimiento le ha dado hasta ahora. Al girar la zapatilla destaca el talón en herradura y una gran superficie de goma sólida bajo los metatarsos.

La parte del talón, al tener esa forma en herradura, va a favorecer la entrada para cualquier tipo de pisada. Si se observa bien, aunque tenga esa forma redondeada se ven claramente dos bloques o islas de tacos. La más importante es la que resigue todo el borde exterior: es la parte de la suela de Segmented Crash Pad explicado en el apartado anterior. Pensando en contacto con el suelo, el taqueado de esta parte es el más resistente, para resistir a la abrasión y, por tanto, al desgaste. Una vez que ya se ha realizado el apoyo, entra en contacto la otra punta de la herradura, que da estabilidad cuando el pie bascula hacia la cara interior.

El vaciado que se da en el centro del talón tiene que ver con el ahorro de peso, pero también con que aquí comienza la franja longitudinal (del talón a la puntera) que va a ayudar a guiar la pisada durante la transición, hasta despegar el pie. Hablando de franjas, en la zona de los metatarsos se ven bastantes franjas transversales, con forma ondulada, que van a ayudar a que la zapatilla sea más flexible. La goma sólida es lo que tiene, es muy resistente al desgaste, pero poco flexible, por eso hay que hacer esos, más que cortes, franjas, de varios milímetros, para que la zapatilla flexe por allí, y sólo por allí.

Bajo los metas lo que vemos es una suela dividida en dos partes. La cara exterior tiene un taqueado con formas más o menos regulares, cuadradas, que van a ayudar a estabilizar desde la suela. En cambio, en el centro y la cara interior, donde más presión se hace al correr, el material es más rugoso buscando un mayor agarre que ayude en la impulsión.

Por delante, en la puntera, la goma sólida ayuda a ese último impulso antes del despegue y que además no se desgaste esa zona.

Toda la suela está fabricada con caucho, pero es diferente dependiendo de la zona. Así, donde se da un desgaste máximo, como por ejemplo en el talón, la goma es bastante sólida para que resista y sea duradera. En cambio, en zonas donde la adherencia es básica a la hora de correr, como por ejemplo bajo los metatarsos, aquí a la goma se le adiciona aire (se le llama Blown Rubber en inglés), para bajar la densidad, que la goma sea más blanda y por tanto, más adherente en superficies duras como el asfalto. Claro que dura algo menos, pero el beneficio merece la pena.

Upper


El upper de Brooks Ghost 14 tiene unas líneas bastante suaves en cuanto a diseño, pero esconden toda una suerte de recursos que la hacen interesante, empezando 3D Fit Print, la tecnología que se encarga de reforzar la sujeción del pie. Pero vayamos por partes…

La malla está construida de una sola pieza. Es bastante suave al tacto, tanto por fuera, como especialmente por dentro, donde un fino forro protege al pie con suavidad. Esta malla está hiperventilada gracias a una multitud de agujeros de varios tamaños repartidos por toda ella. Los agujeros son más numerosos y grandes justo en la zona de los dedos, donde la transpirabilidad es más necesaria.

La malla es ligera y transpirable. El problema viene que ambas cosas penalizan en la sujeción. Para paliarlo, Brooks ha diseñado para esta Ghost 14 una malla mucho más tupida en ambos laterales y además la ha reforzado con unas inserciones de poliuretano termoplástico (TPU). La manera en cómo están diseñadas estas inserciones y como están distribuidas por el upper es la tecnología 3D Fit Print mencionada antes.

Si se observa la zapa, se aprecia que aparecen en el mediopie, tanto por la cara interior como la exterior y van aumentando en número a medida que se acercan al tobillo, a la par que se hacen más grandes en tamaño y ganan en profundidad. Este estira y afloja entre flexibilidad del material y sujeción es el trabajo que ha de cubrir 3D Fit Print, dando esa estructura que se va a mover junto al pie.

Los cordones son planos y bastante anchos. Están pasados por seis ojales dejando un séptimo libre para quien quiera cerrar más a la altura del tobillo. También están pasados por una tira de la lengüeta para que ésta no se mueva de su sitio al correr. La lengüeta es muy suave y acolchada, para sujetar y hacerlo de manera cómoda.

El talón está estructurado. No es visible porque está dentro del upper, pero a todo alrededor del tobillo existe una estructura rígida que va a ayudar a estabilizarlo en el momento de impactar contra el suelo al correr. Como quiera que la comodidad de uso es importante en Ghost 14, toda la cazoleta está forrada con una espuma acolchada para que el tobillo quede bien sujeto y que además no sufra el rigor de esa pieza, presente en la inmensa mayoría de zapatillas de entrenamiento diario.

Si nos quedamos en el interior de la cazoleta, podríamos sacar la plantilla  (e introducir una nuestra, personalizada, si es el caso). La plantilla que viene con Ghost 14 es gruesa y de espuma. Es muy confortable. Pero la gracia no es esa, que también… La plantilla interior está fabricada con material BioMoGo, un tipo de espuma con una característica curiosa: tiene el mismo uso que cualquier otra plantilla, pero si acabara en un vertedero (y sólo en ese caso) su descomposición allí sería unas 50 veces más rápida que la una plantilla convencional.

Resumen y Precio Brooks Ghost 14

Brooks Ghost 14 es una zapatilla de entrenamiento diario ideal para corredores y corredoras que buscan un modelo de amortiguación suave que no prescinda por ello de una buena reactividad. Además de ser una zapatilla flexible y duradera, es un modelo fiable gracias a más de una década de evolución entre las mejores en su segmento. Su evolución como zapa Premium le hace incorporar los últimos materiales, como por ejemplo DNA LOFT en una mediasuela con drop de 12mm.

Combina dos tipos de caucho en la suela: uno más duro en la zona del talón, para ser muy resistente y duradero y otro en la zona delantera para favorecer la adherencia y, de rebote, la impulsión. Por arriba una malla muy ventilada se combina con la tecnología 3D Fit Print (unas inserciones en TPU) para encargarse de la sujeción.

Es una zapatilla de entrenamiento, pero si se quiere también se puede utilizar en carreras de media y larga distancia, siempre que no se cuente para ello con unas zapatillas mixtas o directamente unas de competición. En cualquier caso, los ritmos no deberían ser muy exigentes y se situarían en torno a los 4’15” el mil y de ahí para arriba, ya que para ir más rápido existen otras soluciones, ya incluso dentro de la propia Brooks, como son Levitate o Ricochet, por ejemplo.

Sería una opción ideal si quien las utilice fuera un corredor o corredora de peso medio, o medio-alto, ya que para peso alto o muy alto quizás sería mejor opción utilizar Brooks Glycerin, eso sin salir de la marca americana. Precisamente hablando de peso…, el suyo es de 281gr en hombre y 255gr en mujeres.

El precio oficial de Brooks Ghost 14 es de 140€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad