adidas Ultraboost Laceless

adidas Ultraboost Laceless

1456
0
Compartir
adidas Ultraboost Laceless review

adidas lanza la primera actualización de colores de Ultraboost Laceless, una zapatilla polivalente para hombres y mujeres de pisada neutra. A pesar de venir cargada de calidad y tecnología, en realidad destaca más por lo que no tiene: cordones. Y es que adidas Ultraboost Laceless incorpora un corte superior en el que este elemento ha desaparecido gracias al tejido Primeknit y una solución tecnológica en forma de ajuste compresivo: SockFit.

Ultraboost Laceless fue presentada hace apenas unos meses sorprendiendo por su estética, muy urbana, pero que engaña, pues la ausencia de cordones no es óbice para que sea toda una pata negra dentro del segmento de la carrera a pie. De hecho está diseñada a partir del Sistema ARAMIS de análisis óptico del movimiento de los atletas al correr. ARAMIS utiliza una serie de cámaras y sensores que, tridimensionalmente, analizan tanto la zapatilla como al atleta mientras corre, registrando cada movimiento, incluso el de la piel. Con todos los datos analizados, adidas ha desarrollado varios de sus modelos de gama alta, Ultraboost Laceless entre ellos.

Otros modelos de la familia Ultraboost serían la propia Ultraboost, y su versión equivalente para corredores y corredoras con exceso de pronación: Ultraboost ST. También existe un acabado All Terrain o ATR, para perderse por cualquier terreno o para todo lo contrario: no salir de ambientes urbanos o de la carretera: Ultraboost Uncaged.

Material Boost™ en la mediasuela, suela elástica durable y el comentado anteriormente upper realizado en PrimeKnit y SockFit definen las principales soluciones técnicas en una zapatilla para entrenamientos de todo tipo. El peso de Ultraboost Laceless va a quedar contenido en los 304gr en el acabado de hombre mientras que el de mujer lo va a hacer en 234gr. Vamos a ver más detalles de esta zapa.

MEDIASUELA

La mediasuela de Ultraboost Laceless destaca por estar fabricada con Boost™. Quienes ya acumulan algún año en esto del correr, probablemente ya sabrán qué es, pero para aquellos y aquellas que no les suene hay que decir que es un material que principalmente proporciona amortiguación en la pisada. Pero además Boost™ es un producto que permite un retorno de parte de la energía desatada por el impacto que se produce en cada zancada.

Al correr existe un momento en que ninguno de los dos pies toca el suelo. A ese instante se le llama fase de vuelo y termina en el momento de tocar el firme. De ahí deriva un impacto y es importante amortiguar bien ese hecho. Pero como esto del correr no se queda ahí, adidas, en colaboración con la empresa química BASF, desarrolló el compuesto Boost™ que además permite recuperar parte de la energía liberada con ese golpe y aprovecharla en forma de rebote. Otras propiedades no muy comentadas de Boost™ es que es muy, pero que muy resistente (alguna vez he explicado que he intentado dañarlo con un hierro y ni le he hecho marca), tiene mucha memoria elástica (es decir, es muy durable) y además es capaz de mantener sus propiedades intactas en un rango muy abierto de temperaturas (incluso muy bajas).

La primera zapatilla de adidas en incorporar Boost™ en la mediasuela fue adidas Energy Boost, en lo que supuso un punto de inflexión para la marca alemana. Después otras veteranas le siguieron como adidas Supernova, adidas Supernova ST (heredera de adidas Supernova Sequence 9) o las más competitivas, como adidas Adizero Adios o adidas Adizero Boston, por poner más ejemplos del impacto de Boost™. Y nuevas creaciones, con un perfil más minimalista como adidas Pureboost.

Para que la rotación del tobillo sea la adecuada, adidas Ultraboost Laceless utiliza Torsion System® que consiste básicamente en dos piezas rígidas bajo la zona media del pie y que guiarían la pisada a partir de que el pie impacta contra el suelo. En las fotos del modelo analizado se ve con claridad una de ellas: cilíndrica en color naranja. La otra está adosada a ella, pero al ser plana y del mismo color blanco del Boost es prácticamente inapreciable en las fotos, pero es quien realmente más trabaja en el soporte.

La altura de la mediasuela desde el suelo hasta el pie es de 29mm en la zona del talón y de 19mm en la zona del metatarso. La diferencia de alturas, la caída o drop, es de 10mm. Estos valores son los mismos en Ultraboost Laceless de hombre y de mujer.

SUELA

La suela de adidas Ultrabosst Laceless sigue el mismo patrón que en toda la familia Ultraboost: está fabricada bajo el control de Continental™, otro fabricante alemán, esta vez de neumáticos y busca ser durable. El material con el que está fabricada es del tipo Stretchweb, que es bastante elástico y flexible, por lo que facilita que la zapatilla se amolde al terreno. A nivel de diseño hay que destacar que las zonas que no están en contacto con el suelo han sufrido un vaciado de material. Esto es así debido a que al no ser esencial, es prescindible, y por tanto se gana en ligereza y en flexibilidad.

Los tacos son redondos, de tamaño medio y poca profundidad. Son perfectos para superficie dura como el asfalto. Hay que tener en cuenta que si se utiliza en superficies como la tierra, adidas Ultraboost Laceless va a traccionar bien, pero la tierra es mucho más abrasiva que el asfalto y, por tanto, la suela va a durar menos.

UPPER

El upper o corte superior de adidas Ultraboost Laceless es el que se lleva la palma en este modelo. Le da personalidad a la zapa e incluso el nombre.

adidas ha construido una zapatilla sin cordones ni ningún otro elemento manipulable (como el cierre BOA que ya hemos visto en New Balance FuelCore Sonic o en otra marca y modelo como ASICS Gel Fujirado). Lo que consigue adidas es construir un collar reforzado y compresivo justo en la zona medial del pie. Una vez que lo has introducido, éste queda cogido por la propia malla reforzada y ajustada a su forma. A este collar, adidas lo denomina SockFit.

adidas, como comentaba en la introducción, se sirve de ARAMIS para detectar dónde ha de disponer dicho collar reforzado para ser efectivo. SockFit apenas cede, por lo que para introducir el pie, toda la parte del tobillo es elástica y se abre cuando cogemos la zapatilla con las manos y estiramos para colocárnosla.

El resto de la malla es Primeknit, un tejido muy cómodo, ligero y transpirable. Otra particularidad de PrimeKnit es que es muy elástico, por lo que quien tenga problemas con los dedos, incluso juanetes, van a agradecer esta característica. La zona del dedo gordo tiene la malla más tupida para resistir los envites de este apéndice. Aquellos a los que siempre se les rompen las zapatillas por culpa del dedo gordo lo van a agradecer. En la puntera, por el interior, existe un refuerzo sintético de apenas 1cm resiguiendo todo el contorno de los dedos para hacer más resistente esta parte de adidas Ultraboost Laceless.

La lengüeta como tal no existe. En su lugar, adidas utiliza algo parecido, pero para ofrecerlo de tirador mientras se introduce el pie, si fuera necesario. La plantilla interior es normal tirando a delgada, cosa que no es problema, teniendo en cuenta la base 100% Boost™ que tiene directamente debajo.

Para finalizar con el upper de adidas Ultraboost Laceless, comentar que aún quedan dos soluciones técnicas más, estas en el tobillo. La primera es un material acolchado a ambos lados que ha de quedar justo por debajo del maléolo medial y del maléolo lateral para dar empaque al ajuste en esta zona. La segunda es el contrafuerte (o FitCounter en la nomenclatura de adidas) que se sitúa también en ambos laterales para estabilizar el tobillo, especialmente en el momento de impactar contra el suelo. A diferencia del diseño habitual en las zapatillas de correr, la parte central de este contrafuerte queda abierta para dar cancha al talón de Aquiles (muy agradecido por quienes suelen padecer dolor en esta zona).

TEST/SENSACIONES

La comodidad es la palabra que mejor define tener esta adidas Ultraboost Laceless puesta. Ahora bien, antes has de haber metido los pies en ella, aunques más fácil de lo que pueda parecer. Otras zapas tipo botín son más rígidas del upper y realmente cuesta que entren. Aquí, en cambio, la malla elástica ayuda a que, una vez introducido el pie hacia adelante todo lo que puedas, cojas de los bordes del talón, tires para arriba y… ¡ya está!

Pero a veces lo que ganas por un lado lo pierdes por otro. Y a los viejunos como yo, que de siempre nos ha gustado (o nos hemos acostumbrado, que también) ir bien ceñidos y cerrados, quizás no les guste esa sensación de ir demasiado suelto. En realidad la zapatilla no se mueve del pie (el collar del mediopie constriñe que no veas), pero es una sensación extraña. De tanta comodidad, de tanta libertad, parece que no lleves zapatillas de correr. Ahora bien, yo no tengo un pie voluminoso o ancho, y noto el collar central muy ceñido, haciendo su trabajo, pero ceñido. No tengo claro si con un pie más ancho, o incluso mucho más ancho, las sensaciones serían las mismas.

Eso a nivel de upper. Bueno, no es todo: Intentad que nadie os pise por detrás porque, sí o sí, se os va a salir la zapatilla del talón. De acuerdo que no nos pasa habitualmente, pero con adidas Ultraboost Laceless, mejor que no nos pisen el talón, porque nos obligará a parar a remeter el pie de nuevo.

Otra cosa que he notado con esta zapatilla es que la sujeción es buena en línea recta o en curva moderada, pero en giros cerrados, o bruscos, la sensación es que ya no es tan buena como con unas zapatillas con lazada convencional. Hablo de sensaciones, porque en realidad no ha pasado nada.

A nivel de amortiguación, una gozada. El material Boost, al que me acostumbré prontito, trabaja de lujo, tanto amortiguando como devolviéndote a la siguiente zancada. La suela va muy bien, pero al conocerla de otros test, durante la prueba sólo la he llevado por superficies duras como el asfalto o la acera, el lugar natural para el elástico material Stretchweb de Continental™. Pero no porque por tierra vaya mal, sino porque con la buena amortiguación que ya lleva Ultraboost Laceless, y los tacos pequeños y poco profundos… ¿para qué castigarlos por la tierra?

CONCLUSIÓN

adidas Ultraboost Laceless es una zapatilla para pisada neutra o plantillera a la que hay que englobar entre las zapatillas de entrenamiento diario, pero que es utilizable en diversos entornos. Es recomendable para acumular kilómetros a cualquier ritmo, pero sin renunciar a pretender ir rápido cuando se le exija. Sin cordones, es extremadamente cómoda al envolver al pie de manera compresiva gracias al refuerzo SockFit. La amortiguación y reactividad están aseguradas gracias al material Boost™ de la mediasuela. Bajo ella, una suela Stretchweb, flexible y resistente, va a proporcionar agarre y durabilidad.

Corredores y corredoras de todo tipo de perfiles van a poder utilizarlas en muy diversos ámbitos de entrenamiento, especialmente en los rodajes, incluso en alguna competición en ritmos medios o moderados. En la prueba se ajusta bien al pie, aunque queda la duda de si seguirá siendo así con pies muy voluminosos. El peso en el acabado masculino es de 304 gr mientras que en femenino lo es de 234gr. El drop de la mediasuela queda en 10mm. Una muy buena opción para acumular entrenamientos de manera cómoda.

El precio de adidas Ultraboost Laceless es de 199,95€.

Además adidas lanza un acabado poco habitual, en negro absoluto, como edición limitada: adidas Ultraboost Laceless LTD. Es decir, que incluso el Boost(TM) está tintado de negro, cuando lo habitual es verlo siempre en su color primario: el blanco.

Puntuación
Calidad/Precio
6.5
Diseño/materiales/durabilidad
8
Amortiguación
9
Grip
8
Estabilidad
7.5
Ligereza
8
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad