El tridente culé de la medular revolucionó el partido de España

El tridente culé de la medular revolucionó el partido de España

Los jugadores celebran en el túnel de vestuarios la victoria frente a Portugal  | @SEFutbol

Junto a Nico Williams, la entrada de Busquets, Pedri y Gavi en la segunda parte cambiaron la cara de la Roja

El centro del campo, que había jugado demasiado plano, ganó en ritmo y agresividad

Luis Enrique sorprendió dejando a su centro del campo titular en el banquillo en la 'final' que enfrenaba a Portugal y España. Optó por dar descanso a Busquets, Pedri y Gavi y jugaron de inicio, en su lugar, Koke, Rodri y Carlos Soler.

La selección española sufrió durante casi los noventa minutos para atravesar la muralla portuguesa. Mantuvo la posición y la posesión, pero pecó de ser demasiada plana. Movió el balón, pero los pases eran mayormente horizontales. Apenas se generó peligro y al centro del campo, que no carburaba, le faltaba ritmo.

CAMBIOS ACERTADOS

Tras hacer un diagnóstico del equipo en el descanso y ya tras la reanudación, Luis Enrique dio con la tecla con los cambios. Busquets entró por Guillamón nada más empezar la segunda parte y Rodri se movió a la posición de central; Gavi, Pedri y Yeremi Pino sustituyeron a Koke, Sarabia y Soler en el 60’. Y el técnico dio entrada a Nico Wiliams, por Ferran Torres, a veinte minutos para el final. 

Con el permiso del joven delantero del Athletic, que cambió la cara de la Roja y dio la asistencia a Morata en el gol de la victoria, los tres jugadores del FC Barcelona revolucionaron el partido desde la medular. 

EQUILIBRIO, CONTROL Y GARRA

Busquets aportó equilibrio y encontró los espacios donde atacar y empezar a generar peligro. Pedri, que fue de los mejores del partido, organizó desde la pausa y mantuvo el control y el orden del juego con y sin balón. Y Gavi añadió la agresividad y la presión alta que tanto había echado en falta la selección española durante la primera parte.

TRIDENTE EN CATAR

El de ayer fue el gran test de la Roja antes del Mundial. Luis Enrique dice que no tiene clara la lista de jugadores que se llevará a Catar, que su idea va cambiando constantemente. Lo que sí debe tener claro el asturiano es que no hay mejor tridente para el centro del campo de España que el favorito de Xavi Hernández en el Barça: el formado por Busquets, Pedri y Gavi.