Sport.es Menú

La Fiscalía recurre la absolución de Xabi Alonso y pide que se repita el juicio

El exfutbolista del Real Madrid y el Bayern Múnich fue acusado de delitos contra Hacienda por eludir unos cinco millones de euros en sus impuestos

Alonso defendió que "siempre" pagó lo que le tocaba, alegando que su asesor fiscal le planteó crear una sociedad para la cesión de derechos de imagen al ser "una práctica habitual"

Xabi Alonso, exjugador del Real Madrid y del Bayern Múnich
Xabi Alonso, exjugador del Real Madrid y del Bayern Múnich | AFP

La Fiscalía recurrió la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que absuelve al exfutbolista del Real Madrid y del Bayern Múnich y actual entrenador del filial de la Real Sociedad de San Sebastián, Xabi Alonso, de delitos contra Hacienda por eludir unos cinco millones de euros en sus impuestos y pide que se repita el juicio.

SPORT.es

El Ministerio Público solicitó dos años y medio de prisión para Xabi Alonso, que fue absuelto, al igual que los otros dos acusados, sus asesores Iván Zaldúa e Ignasi Maestre, informa la Fiscalía.

La Audiencia Provincial de Madrid absolvió el pasado 26 de octubre al exfutbolista Xabi Alonso de tres delitos contra la Hacienda Pública relativos a los ejercicios de 2010, 2011 y 2012 por los que le acusaba la Fiscalía de Madrid de no tributar bajo la supuesta apariencia de una cesión de explotación de derechos de imagen a una sociedad.

"RACIONALIDAD JURÍDICA"

En el recurso, el Ministerio Público impugna igualmente la absolución de sus asesores Iván Zaldúa e Ignasi Maestre. Argumenta de forma contundente que la valoración que la Audiencia de Madrid hizo de las pruebas fue "incorrecta", así como que su resolución adolece de "racionalidad jurídica".

En la sentencia absolutoria, los magistrados se mostraron en contra de la postura de la Fiscalía al determinar que resultó "ajustado" al régimen fiscal y que los hechos no constituyeron delito. El fiscal rebajó en el juicio la solicitud de pena de cinco años a dos años y medio por haber pagado tres millones de euros.

El primer motivo del recurso subraya que "varios elementos de prueba valorados en la sentencia no fueron sometidos a contradicción en la vista oral", mientras que el segundo señala que "la valoración de las pruebas que hizo el tribunal plasmada en la sentencia es incorrecta".

"CONTRADICCIÓN E INMEDIACIÓN"

Para el fiscal, la sentencia impugnada centra el objeto de análisis, a los efectos de determinar si el acusado había cometido los delitos contra la Hacienda, en la realidad del contrato de cesión de derechos de imagen a la entidad Kardzali de fecha 1 de agosto de 2009, entendiendo que "únicamente podría imputarse la comisión de los delitos si tal contrato no respondiese a la realidad por tratarse de una simulación absoluta como defienden las acusaciones".

Recuerda, por ejemplo, que la sentencia habla de una forma "inhabitual" de comportarse por parte de los acusados aunque a la hora de motivar su absolución los magistrados aluden a una convicción construida sobre las declaraciones prestadas en fase de diligencias de investigación de terceras personas "que no fueron sometidas a contradicción ni inmediación".

Subraya que "no alcanza a comprender" la razón por la cual los magistrados diseccionan las declaraciones prestadas en diligencias de investigación "descartando, en cambio, parte de las actuaciones practicadas en el juicio oral".

FALTA DE RACIONALIDAD JURÍDICA

El recurso, además, señala que la resolución impugnada adolece tanto de "insuficiencia como de falta de racionalidad jurídica en la motivación fáctica".

La Fiscalía precisa que sus discrepancias con los magistrados no son "valorativas", sino que el núcleo de tales discrepancias la sitúa "en la falta de racionalidad de la motivación fáctica con base en las pruebas practicadas en el juicio oral y la coherencia entre ellas".

De ahí que insista en su escrito en que los elementos probatorios se determinen de forma "lógica" y "razonable" porque los hechos que se juzgan tienen la entidad "suficiente" para que el Ministerio Fiscal interese una sentencia de "mayor" altura habida cuenta de que Alonso dejó de tributar todas las cantidades derivadas de la explotación de su derechos de imagen que ascendían a más de 5 millones de euros.

A modo de conclusión el recurso hace hincapié en que a raíz de las pruebas practicadas ha quedado acreditado que Kardzali es una estructura destinada "exclusivamente" a eludir el pago de las obligaciones tributarias de Xabi Alonso y que, por tanto, la cesión de sus derechos a la misma "solo puede calificarse de simulación absoluta".

De hecho, según recoge el recurso fiscal, la Fiscalía entiende que Kardzali se dedicaba "únicamente" a emitir facturas "y por ello era un instrumento de ingresos y pagos".

Dado que la sentencia concluye que varias empresas pagaron al acusado por medio de la sociedad Kardzali por la explotación de sus derechos de imagen, el representante del Ministerio Público se pregunta, "¿por qué se concluye que abonaron al acusado si había cedido la explotación de los derechos de imagen a una sociedad?". Esta circunstancia llama la atención de la Fiscalía y confirma que la entidad constituía "un instrumento de ingresos y pagos".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil