El enésimo penalti no pitado al Real Madrid

Un día más en la oficina: Cakir no vio penalti cuando Marcelo cortó con la mano un centro

Lewandowski también pudo ser objeto de penalti nada más arrancar el partido

El árbitro no pitó manos a Marcelo | Beinsports

Es la historia de siempre. Nunca pasa nada. El Real Madrid volvió a echar mano de su jugador número doce para irse con un resultado mejor del merecido al descanso. Y no, no se trata de la afición, sino del colegiado. En este caso, el turco Cakir.

Se había llegado ya a los últimos segundos del primer tiempo cuando Kimmich llegaba por la banda derecha del ataque bávaro. El autor del gol del Bayern centró al área y el balón fue interceptado con el brazo izquierdo de Marcelo. Sin esconderse, a cara descubierta, con toda la intención. Pero Cakir se hizo el sueco, pese a haber nacido a muchos kilómetros de ese país para dar córner.

Un nuevo episodio más en la longeva historia de regalos concedidos por el estamento arbitral al Real Madrid. De hecho, Lewandowski pudo ser también víctima de un penalti nada más arrancar el encuentro. Este no tan claro como el de Marcelo, pero ante la duda no hay duda. Como tampoco la hubo con el mismo protagonista en la ida, cuando Carvajal hizo un 'Benatia' ante el polaco, pero tampoco el balón llegó ni siquiera a rozar el punto de penalti. Así, así, así gana el Madrid.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil