Benzema y poco más

Benzema y poco más

El francés hizo el único tanto de un partido en el que el Real Madrid jugó mal

El empate habría sido el resultado más justo, pero al Rayo le faltó pólvora

Victoria sin brillo, sin control del juego ni del resultado, pero victoria y tres puntos más para el Real Madrid, que sigue cómodamente intalado en lo más alto de la tabla, casi sin oposición. Los blancos necesitaron un chispazo de Benzema y poco más para ganar en Vallecas ante un Rayo intenso y vistoso, pero inoperante arriba. Todo lo contrario que el equipo de Ancelotti.

FICHA TÉCNICA
LaLiga Santander

RAY

0 ________________ 1

RMA

ALINEACIONES

Rayo Vallecano

Luca Zidane, Balliu, Mario Suárez, Alejandro Catena, Francisco García, Comesaña, Valentín (Path Ciss, 65'), Bebe (Isi, 72'), Óscar Trejo (Nteka, 85'), Álvaro García (Sylla, 85') y Sergi Guardiola (Falcao, 72').

Real Madrid

Courtois, Carvajal, Eder Militao, Nacho, Mendy, Casemiro (Fede Valverde, 60'), Modric (Ceballos, 87'), Kroos, Asensio (Rodrygo, 80'), Vinícius (Camavinga, 87') y Benzema.

GOL

0-1, Benzema (83').

ÁRBITRO

Díaz de Mera (colegio castellano-manchego). T.A: Óscar Valentín (43'), Óscar Trejo (57'), Balliu (65'), Bebe (72'), Catena (79')/Casemiro (58'), Mendy (63'), Ceballos (95').

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la jornada 26 de LaLiga Santander disputado en el Estadio de Vallecas ante 9.952 espectadores.

El césped de Vallecas no estaba para demasiadas fiestas y el Real Madrid lo notó con el balón. Fue un primero tiempo en el que los blancos salieron a sentenciar rápido, sin masticar el partido, pero el Rayo obligó a los de Ancelotti a coger tenedor y cuchillo y cortar la carne en pequeñas porciones. Cada balón dividido era una batalla y el metro cuadrado de césped iba carísimo. Y eso que Asensio, el más peligroso en la primera mitad de la primera mitad, arrancó vigoroso. Carvajal, cuando no había pasado ni un minuto, se la puso en el área y Luca Zidane tuvo que salir para evitar el gol con el pecho. A los 19' lo volvió probar con su rosca clásica y Luca envió a córner con la punta de los dedos. En la segunda mitad de la primera mitad fue Benzema el más activo delante. Vinicius dormitaba por su banda, como si la cosa no fuera con él, en una actitud preocupante para el Madrid.

El Rayo igualó pronto en el centro del campo y movía el balón con criterio y velocidad. Eso sí, perdiendo fluidez cuanto más se acercaban a Courtois. Bebe lo probaba desde la derecha y Guardiola fue quien más peligro llevó. Lo probó desde prácticamente la línea central, de cabeza superando a Militao y a Nacho y siendo un dolor de cabeza constante para la defensa madridista. Como pasaba en el otro área, sin acierto.

Solo Casemiro, que hizo un tres en uno de irregularidades en la jugada, marcó. El tanto fue anulado por fuera de juego, pero es que, además, el brasileño había hecho falta y controlado con la mano. Tres motivos para anular un tanto que no subió gracias al VAR porque Díaz de Mera no dudó en señalar el punto central. Al descanso tras un buen primer tiempo, intenso, entrenido y vistoso, pero sin goles.

Benzema rompe la igualdad

El ratito en el vestuario sirvió para cargar pilas y Ancelotti debió pedirle un pasito delante más a sus jugadores, que salieron en busca de un gol rápido que rompiera el partido. El Rayo no se dejó sorprender y respondía robando y saliendo a la contra. Lo probaba Bebe y Guardiola, pero fue Mario Suárez quien tuvo la mejor ocasión hasta ese momento rematando de cabeza un córner que Courtois tuvo que enviar, de nuevo, a la esquina. El Madrid sufría y Ancelotti ordenó la entrada de Valverde por Casemiro. Pasaban los minutos, nada cambiaba y el partido se hacía cada vez más difícil de masticar. Precisamente Fede fue quien habilitó a Modric, que la envió al palo. La jugaba fue anulada por fuera de juego. Fogonazos, peligro aislado y nada de continuidad. El juego del Real Madrid aburre a las ovejas.

Iraola metió oxígeno con la entrada de Falcao, que tuvo la mejor ocasión del Rayo. Se giró en el área, disparó y Courtois paró con la pierna. A Álvaro, en el rebote, se le hizo de noche. Todo lo contrato que a Benzema, que decidió el partido agarrando un balón en la frontal, contruyó una pared con Vinicius y marcó a puerta vacía.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil