Luis Suárez y su futuro en vilo

Suárez también llora

OPINIÓN

Pere Mas

@peremas

“Estás llorando... ¿qué pasa?” gritó un aficionado anónimo en el momento en que Luis Suárez abandonaba por última vez las instalaciones del Barça puesto que, a falta de confirmación oficial del club, se va al Atlético de Madrid a cambio de una misteriosa compensación económica. Las lágrimas, ese gran tabú entre los hombres fueron las protagonistas de una marcha no deseada del club de sus sueños.

Sorprendentemente, la canallesca no se recreó en la cuestión lacrimal y las televisiones lo abordaron con naturalidad evitando el choteo machista. Así las cosas, Luis se va enfadado del Barça y, como contó Javier Matallanas en “El Larguero” estuvo dispuesto a montar una rueda de prensa junto a Messi para “poner en evidencia la gestión de Bartomeu si no aceptaban sus condiciones para marchar al Atleti”. Al final el agua volvió su cauce y habrá despedida oficial y telemática este jueves “con Messi, jugadores, una exhibición de trofeos y Bartomeu” avisaba Josep Soldado en La Sexta.

El cruce de miradas puede ser antológico. ¿Pero qué esconde la cabezonería de Koeman? Evidentemente, la cuestión económica pero más cosas. Como bien decían Josep Pedrerol “Messi se queda solo, sin amigos, ya no es el líder del vestuario, el líder es ahora Koeman” o Lluís Flaquer (SER) en Cuatro “es una despedida necesaria, el vestuario respira porque se ha roto una jerarquia”. Tocado y hundido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil