Richarlison, el anti-Neymar candidato a estrella del Mundial

Richarlison, el anti-Neymar candidato a estrella del Mundial

Joaquim Piera
Richarlison marca el que puede ser el gol del Mundial | SPORT TV

El ‘Pombo’ (‘paloma’, en castellano) la rompió en su debut con la ‘9’ de Brasil y salvó la cara a una ‘Canarinha’ ramplona, por culpa del planteamiento de Tite, que jugó demasiados minutos con el freno de de mano puesto, más pendiente de achicar que de crear. Ganó la ‘verdeamarela’ a Serbia 2-0 con un doblete de Richarlison, que fue la estrella del partido y que presenta su candidatura para crack del torneo.

El delantero del Tottenham es, sin duda, el futbolista más querido de esta Seleçao en su país. Es el anti-Neymar. Un tipo de 25 años, sencillo, auténtico, que transmite la imagen de ser un zoquete, pero, que, en realidad tiene más contenido que todo el vestuario brasileño junto.

El ex del Fluminense y el Everton es capaz de decir hace unos días que se ve retirado en una isla llena de mujeres para seguir los pasos de Ronaldinho, pero, que, en realidad, deja a su novia modelo (aquel tipo de mujeres que tanto gusta a Neymar) porque lo descentraba a las puertas del Mundial.

Richarlison marcó el que puede acabar siendo el gol de la Copa del Mundo, con un espléndido y acrobático remate que selló el 2-0. Su objetivo único es ganar el ‘Hexa’, pero, individualmente puede conseguir algo inédito: ser el primer futbolista que es artillero en unos Juegos Olímpicos (en Tokio ganó el oro al lado de Dani Alves) y en un Mundial.

Richarlison abrió el marcador tras una gran jugada de Neymar | SPORT TV

Fuera de los terrenos de juego, seguirá siendo el ‘menino’ extrovertido, que le gusta la samba, pero cuando le ponen un micrófono delante es el único brasileño que se ha mostrado a favor del movimiento LGTBI en una rueda de prensa en Doha. Y también el que tuvo agallas para frenar la locura de Jair Bolsonaro (ahora depuesto por el triunfo de Lula da Silva) y recoger fondos para la investigación del coronavirus en Brasil en el peor momento de la pandemia.

Richarlison es candidato a estrella global, llevando la bandera contra el racismo, la homofobia y la defensa de un mundo sostenible y que respeta el medio ambiente. Y, además, reforzando su discurso moderno con golazos decisivos. Hizo dos en su debut y suma nueve en los últimos siete partidos de Brasil.